Publicidad

nadie de berlín es de berlín: captando los rostros de la ciudad

No importa cómo llegaron ahí -ya sea en busca de liberación sexual, de posibilidades creativas o simplemente de buenos raves- los personajes captados por la lente de George Nebieridze personifican una energía que no conoce fronteras.

por Anastasiia Fedorova
|
24 Agosto 2016, 4:50pm

Cathy from Taipei, Taiwan

Berlín tiene un lugar especial en la cultura juvenil: su compleja historia la ha convertido en un punto de gravitación para los creativos en numerosas ocasiones durante el siglo XX. Los cabarets decadentes de la República de Weimar en los años treinta, el agreste atractivo de Berlín Occidental en los años setenta y ochenta, y la tecno revolución de los años noventa contribuyeron a dar forma a la modernidad europea. Hoy, una vez más, Berlín está a la alza: en medio del crecimiento de los movimientos de extrema derecha en todo el mundo, se manifiesta como una capital cosmopolita. Mientras que los políticos, una vez más, hablan de muros y fronteras, Berlín permanece abierta para todos. El fotógrafo George Nebieridze, quien también es un inmigrante en Berlín, documenta el rostro siempre cambiante de la ciudad.

Más de i-D: ¿Y por qué vives en Berlín?

Cathy de Taipei, Taiwán.

Originario de Georgia, Nebieridze se mudo a Berlín hace tres años -y se sintió como en casa casi al instante. "Sucedió muy rápidamente", dice. "Incluso los turistas llaman a este lugar su hogar. Mudarme aquí fue como un logro para mí y al instante me sentí como una parte de Berlín, y Berlín se volvió una parte inseparable de mí".

Como un homenaje a la naturaleza constantemente cambiante de la ciudad, Nebieridze comenzó una serie titulada Nobody's From Berlin in Berlin, una colección de retratos tomados en fiestas, calles, parques y habitaciones alquiladas. "Las fotografías de este proyecto incluyen a ángeles y demonios que conocí durante los últimos tres años aquí. Algunos son amigos cercanos -y algunos están a punto de serlo. Por lo general, nos reunimos en fiestas -bueno, es obvio. Hay varias cosas que me atraen en las personas, a veces me siento como un explorador que colecciona retratos", nos dice.

Más de i-D: Noches salvajes y love parades: una historia del tecno en Berlín

Los modelos de Nebieridze no son nativos de Berlín: al igual que él, llegaron a la ciudad desde distintos lugares remotos del mundo. La geografía de sus lugares de nacimiento abarca continentes: desde Australia hasta los Estados Unidos, Portugal, Taiwán, Rusia y Sudáfrica. "Han pasado casi tres años desde que me mudé a Berlín, y honestamente sólo conozco como a cinco personas originarias de aquí. No es porque sea una persona introvertida, encerrada en mi habitación, o un enemigo de los berlineses. ¡Es porque precisamente así es esta ciudad! Este perturbador nivel de diversidad en las fiestas y en las escenas artística y de la moda da como resultado dinámicas dementes en la vida de la ciudad. Considero esta variedad extremadamente atractiva y hermosa", explica Nebieridze. "Puedo decir una cosas con certeza, y es que estas personas son berlineses reales, son los individuos que crean la escena y le dan forma a la cultura de aquí. Sin eso no hay nada. Berlín sería sólo otra ciudad industrial gris sin carácter sin nosotros".

Catalin de Bucarest, Romania.

Frente a la lente de Nebieridze, todas las diferencias nacionales desaparecen, y cada personaje se vuelve una parte única de la nueva tribu berlinesa. No importa cómo terminaron aquí -ya sea en busca de liberación sexual, de posibilidades creativas o simplemente de buenos raves-, ellos personifican la nueva energía que no conoce fronteras. Al mismo tiempo, los retratos de Nebieridze son más que sólo un manifiesto a favor de la nueva ola de inmigración -tienen una calidad muy íntima y auténtica para ellos, como los pacíficos rincones de la ciudad que uno encuentra por casualidad. "En mis fotos la gente se ve relajada porque nada es planeado", explica Nebieridze. "Les tomo fotos en las situaciones en que se sienten libres. Me toma sólo unos segundos hacer cada toma, así que ni siquiera tienen tiempo de estresarse. La mayoría de ellos posan muy a menudo para grandes campañas y grandes fotógrafos refinados, pero conmigo, parecen mostrar su verdadero ser, de manera más honesta".

Más de i-D: La hermosa juventud queer de Berlín

Steven de Leingarten, Alemania.

"En general me encanta fotografiar a la gente, pero casi nunca separo los retratos así", añade. "Siempre estoy mezclando personas y entornos en mis proyectos, pero esta vez me voy a dedicar a estas criaturas que me inspiran cada día. Cuando pienso en Berlín, pienso en estos ángeles y demonios, no hay museos o monumentos que puedan reemplazarlos". En su conjunto, la serie de Nebieridze es también una documentación fascinante del estilo de la gente cool de Berlín, a la que los jóvenes de todo el mundo admiran y tratan de emular. Una combinación de ropa deportiva, cuero, actitud intrépida y sentido del humor (como el homenaje de imitación DIY a Vetements) está presente en las fotos. "Yo evitaría definir el estilo de Berlín en una sola oración, aunque haya personas que sigan ciertas modas", dice Nebieridze. "El sporty/trash sigue siendo popular, por ejemplo. También hay muchos chicos con un estilo tipo health goth escandinavo; pero la gente que aparece aquí define sus propios cultos y tendencias, que son muy difíciles de ignorar. Además, las grandes tendencias de la moda surgen a partir de los looks de estas personas. Las cosas que veo en los nuevos desfiles de Vetements y Gosha Rubchinskiy están muy vistos aquí y te hacen pensar algo como, esto es tan 2014".

Más de i-D: El diario de Berlín de Gosha Rubchinskiy

Graham de Fresno, EEUU.

Hoy en día todos vemos a Berlín como un ejemplo de una ciudad que es impulsada por la energía creativa que traen los jóvenes de todo el mundo, el lugar del nacimiento del futuro multicultural. ¿Es una idea utópica? Nebieridze está convencido de que hay muchos más retratos por venir. "Sé que aún hay mucho por retratar", dice. "Estas personas son una enorme fuente de inspiración para mí y para muchos otros. Pero otra cosa fascinante acerca de todo esto, es que las personas van y vienen rápidamente. Eso significa que hay un constante fluir. Es alucinante y continúa fluyendo, más y más".

Más de i-D: Mujeres del mundo: Berlín

Ande de Nueva York, EEUU.

Davide de Nápoles, Italia.

George de Tbilsi, Georgia.

Jonathan de Jacksonville, EEUU. Matthew de Brisbane, Australia.

Kewin de París, Francia.

Nicolas de Viena, Austria.

Temulin de Ulaanbaatar, Mongolia.

Karsten de Herne, Alemania. Alexandra de Chisinau, Moldova.

Braulio de Lisboa, Portugal.