se desata controversia por las trenzas de una empleada de zara

Después de los comentarios ofensivos en los medios acerca de las rastas de Zendaya en los Oscar, las políticas del pelo llega a las tiendas.

por i-D Staff
|
11 Abril 2016, 6:26pm

Desde que Amandla Stenberg regañó a Kylie Jenner por sus cornrows hasta cuando Giuliana Rancic describió las rastas de Zendaya en el Oscar como probablemente apestando a "patchuli y marihuana", recientemente ha habido mucha discusión alrededor de la política del pelo de los negros en los medios. La frontera difusa entre apropiación y apreciación cuando nos referimos a tomar prestados los tropos de la cultura africana, es algo que aún estamos intentando comprender, pero el racismo descarado es algo que todos debemos poder identificar a leguas. 

Según los reportes, cuando Cree Ballah, parte del staff de Zara, llegó a trabajar a Toronto recientemente con trenzas en la cabeza, atadas en una cola de caballo, se convirtió en blanco de la discriminación racial. Después de ver su pelo, dos de los gerentes de la tienda supuestamente le pidieron que se quitara la cola de caballo, argumentando que no era adecuado para el "look limpio y profesional" al que la marca aspira. Como lo reporta CBS News, Ballah se sintió humillada y metió una queja con recursos humanos: "Mi tipo de pelo está ligado a mi raza", dijo Ballah, que se identifica como bi-racial. "Así que yo sentí que fue discriminación directa a mi etnicidad en cuanto a lo que viene de la mano de ella. Mi tipo de pelo está fuera de mi control, y lo intento controlar lo más que yo pueda, lo cual no estuvo a la altura del estándar de Zara".   

Respondiendo a sus comentarios, Zara emitió una declaración por escrito que decía que había "afrontado directamente a la trabajadora sobre el asunto y que respetaba la privacidad de esas discusiones", y añadieron que eran una marca diversa y multicultural que no tolera ninguna forma de discriminación. 

Más de i-D:

Grecas: 3 estilos

Chavosos en la favela: el ritual del estilo

Tagged:
raza
PELO
Discriminación
zara