coach otoño/invierno 2017: transparencias y smashing pumpkins

Stuart Vevers vistió a una pandilla de tomboys con chamarras acolchadas extra grandes, florales de praderas, y telas a cuadros.

por Alice Newell-Hanson
|
16 Febrero 2017, 6:58pm

1979 de Smashing Pumpkins formó el soundtrack entero del show de otoño de Coach el día de ayer. El icónico himno sobre madurar de los noventa conjuró un estado anímico de la nostalgia suburbana adolescente, trayendo inmediatamente a la mente sus visuales que definían la era —de los chicos con Dr. Martens jugando en los campos y haciendo vueltas con el freno de mano en el carro de sus padres.

El set polvoriento asemejaba a las carreteras secas por el sol del video. La pasarela estaba llena de matorrales y estepicursores, preparando el escenario para el viaje por carretera en curso de Stuart Vevers por la cultura estadounidense. El diseñador se mantuvo fiel a su estrategia clave de mezclar los códigos de estilo del campo y de la ciudad, pero esta vez había una línea de bajo de hip-hop, decían las notas del show. Específicamente, el diseñador había estado explorando los primeros días neoyorquinos del género.

Más de i-D: La más nueva etapa de la reinvención de Coach: Una colaboración con Rodarte

Chamarras gigantes acolchadas en rosas desérticos, gorras con borregas alargadas, y botas que se veían como una combinación de unas botas de hule y unos tenis con punta de concha, mezclados con los acentos estadounidenses de la ciudad al aire libre.

Anclando todo estaban los florales con volantes y los vestidos parchados de cachemira que ahora son una insignia de la marca, los cuales también venían en un patrón a cuadros marrón suave esta temporada (el estampado se veía como los pixeles de una imagen ampliada, más moderno que casero). Y claro que había bastantes de las opciones favoritas de outerwear de Vevers: chamarras estilo bomber (con parches lanosos o mangas de seda con patrones) y chamarras con borrega (el número morado de dos tonos era un ganador). Drapeados desde la parte trasera de esas chamarras, forros largos de borrega se veían más como pieles que como cuellos, temperando la lindura nutrida por el maíz con la locura desenfrenada adolescente.

Más de i-D: Celebrando 75 años de Coach

Ve toda nuestra cobertura de la Semana de la Moda en Nueva York

Credits


Texto Alice Newell-Hanson
Fotografía cortesía de Coach

Tagged:
NYFW
New York Fashion Week
coach
stuart vevers
otoño 2017