Publicidad

sobre la desaparición de 'fruits magazine' y el streetstyle japonés

La legendaria revista publica su último número, debido a 'una falta de individuos con estilo para fotografiar', así que ¿dónde deja esto a la moda callejera en Japón?

por Ashley Clarke
|
07 Febrero 2017, 8:39pm

Después de dos décadas documentando el street style de los adolescentes japoneses por 233 impresionantes números, la revista FRUiTS anunció este fin de semana que había imprimido su última copia. Mientras que la muy discutida muerte de los medios impresos fue una causa predecible de su fallecimiento, la razón verdadera del cierre de la revista que su fundador, el editor y director de fotografía Shoichi Aoki dio fue más sorprendente. En una entrevista con el sitio japonés Fashionsnap, dijo simplemente que "ya no hay más chicos cool para fotografiar".

Fundada en 1997, FRUiTS era la publicación definitiva que defendió a la juventud Harajuku con vestimentas coloridas y dispuso de un registro confiable y auténtico de las tendencias emergentes de la calle y las personas que se visten verdaderamente interesante, en contraste con el circo artificioso del street style de los que se pavonean en fashion week. Reconocida por sus legiones de lectores como la revista que los introdujo al valiente y frenético mundo lleno de sacarina de la moda japonesa, FRUiTS será profundamente extrañada por el merecido culto que ha acumulado. Mientras los fans de la revista hicieron uso de las redes sociales para llorar su pérdida, algunos citaron la insistencia de la revista por fotografiar a los mismos chicos una y otra vez como la razón de su fracaso —comentando en un artículo en el sitio de cultura japonesa Spoon Tamago, Alan Yamamoto dijo que FRUiTS se había convertido en un "concurso de popularidad" y que a pesar del cierre de su revista "aún hay mucha moda en las calles [de Tokio] que es increíble". Misha Janette, fundadora de Tokyo Fashion Diaries, llamó a la pérdida de la revista un "golpe de muerte a la ya menguante escena street japonesa", e incitó a que se hiciera más por proteger y nutrir la herencia del estilo del área.

Más de i-D: Straight Up: Esto es Japón + Corea del Sur

El cierre de una publicación como FRUiTS es un trago amargo para muchos de los fans de hace mucho tiempo del street style japonés, pero en muchas maneras su traspaso ya se veía venir desde hace tiempo. Por muy tentador que sea alabar el sello cool singular del Harajuku, es imposible negar que la época dorada del distrito había terminado hace tiempo. Considerado históricamente como un hervidero clandestino del street syle que muchas revistas extranjeras morirían por documentar, el magnetismo del área ha sido entumecido por la sobreexposición y gentrificación que empezó ya hace un tiempo. El paraíso peatonal del Hokoten que proporcionó un crisol de nutrición para la moda Harajuku fue cerrado a finales de los noventa, y aunque los chicos y chicas del área se propagaron por la cuadras cercanas durante las próximas dos décadas, las cosas han cambiado. La realidad en 2017 es que si vienes a Tokio esperando ver tribus de adolescentes en las vestimentas llamativas y el Decora kawaii que hicieron famosa a FRUiTS, seguramente te decepcionarás.

La transformación -muy al estilo del barrio londinense de Camden- de Harajuku en una trampa turística saturada de souvenirs significa que en lugar de los locales que imponían tendencia sobre los que Gwen Stefani cantaba a principio de los dosmil, es más probable que veas a gente blanca vestida en aburridos vestidos de lolita atormentando las calles. Aún hay tiendas extrañas como Dog, y 6%DokiDoki escondidas cerca de Takeshita Street que atienden a los chicos dignos de FRUiTS, pero son pocas y están distanciadas entre sí, y la mayoría de Harajuku ahora se siente decididamente no-japonés. Aunque en parte el área tiene turismo que agradecer por su éxito, esto ha sido fundamentalmente la causa de su sobreexposición.

Más de i-D: Lecciones de originalidad de los club kids de Tokio

Encima de esto, los consumidores japoneses, que han sido conocidos por su preferencia por calidad en lugar de cantidad cuando se trata de prendas, están siendo víctimas del contagio del fast fashion: El peso pesado del high street japonés Uniqlo vio como sus ganancias aumentaban por un gran 45% tan sólo en el último cuarto. Es verdadero que el street fashion de Tokio, que no está en Internet, actualmente tiene una sensibilidad más lo-fi de la que solía tener, y las vestimentas normcore no muestran señales de desaparecer pronto. En la última década, la apariencia de importaciones occidentales monolíticas como Forever 21 y H&M de ropa barata se han hecho mucho más accesibles, por lo que los habitantes de Tokio no están solamente gastando tanto dinero en las marcas locales más caras como antes lo hacían, y el estilo individual están en declive por ello.

A pesar del creciente dominio del high street, y el sentimiento que sugiere la declaración de Aoki, Japón no está enfrentando una apocalipsis de no tener estilo; comparado con la mayoría de las capitales de la moda, Tokio sigue llena de gente con un impecable estilo. En el pasado los chicos desfilaban por Omotesando tratando de que les tomarán una foto, y arreglándoselas para salir en una revista como FRUiTS era considerado un gran honor. Si ese era el caso, ¿entonces dónde están ahora? Estos días, el tiempo pasado en la auto-promoción es mejor invertida en Internet, y las vidas de la próxima generación del Harajuku juegan en Instagram.

Más de i-D: Genderless kei: El renacimiento de la moda de Harajuku

Esto significa que los atuendos auténticos de los dedicados chicos por los que FRUiTS ganó fans al fotografiarlos no giran en una sola área, por lo tanto son mucho más difíciles de encontrar. Muchos de los chicos con estilo que aún trabajan en Harajuku tienen fanbases internacionales en Internet, y tendencias recientes notables como el Genderless kei ganaron tracción, por encima de todo, por su presencia y popularidad en las redes sociales. Mientras este enfoque por hacer relaciones públicas sobre atuendos en Internet presenta dificultades para los fotógrafos del street style buscando a los hombres bien vestidos, también es una forma para los chicos japoneses de promocionar su estilo en un nivel global. En muchas formas, FRUiTS era una muerte predecible, aunque no previsible.

Fuera de las redes sociales independientes, los sitios japoneses principales como DropTokyo Tokyo Fashion aún son exitosos documentando el street style japonés y, aunque no son impresos, aún muestran auténticamente cómo se viste la gente joven ahí. El agujero de la vestimenta que dejó la ausencia de FRUiTS puede que no sea tan grande como sus fans en duelo te harían creer, y mientas su muerte es ciertamente lamentada, es mejor que se lea como una señal del inevitable declive de un área en lugar del presagio de un Japón sin estilo, punto final.

El distrito no es la meca del street style que una vez fue, y tampoco lo necesita ser. Eso podría ser un consuelo helado para los lectores molestos por la pérdida de FRUiTS, pero simplemente necesitan entrar al Internet para ver que los inspiradores japoneses que se visten de esa manera aún existen en manadas, y para bien o para mal, sus plataformas en Internet significan que probablemente alcancen una audiencia más amplia que en cualquier otra revista. Mientras que para FRUiTS, indudablemente permanecerá invicta como la publicación que puso a Harajuku en el mapa de la moda, y proporcionaron una ventana invaluable en el auge más fascinante del street style de la historia.

Más de i-D: ¿Hacia dónde se dirigen las publicaciones de moda?

Credits


Texto Ashley Clarke