la mirada más importante es la propia: mujeres sobre su sexualidad

Todos somos sexuales. La sexualidad femenina no debe ser determinada desde los parámetros de la sociedad, sino desde la mujer misma. María Fernanda Molins le pregunta a varias chicas cómo se autodenominan como seres sexuales y las retrata de la manera...

por María Fernanda Molins
|
28 Agosto 2016, 9:20pm

"Solía pensar en mi sexualidad como una cosa, convirtiéndola en un show. Pero he aprendido a encontrar la felicidad -la felicidad sensual- en mis relaciones sexuales, una felicidad basada en mi propio placer". Ashley

"Ha sido largo el camino para lograr aceptar quien soy y cuanto soy un ser sexual, pero también he logrado tener la libertad de experimentar tanto como he querido con mi sexualidad. Pienso que prefiero mostrar mi sexualidad de frente y de forma sutil y más allá de cómo me vea, ser sexual es algo que está conmigo todos los días, todo el tiempo. Mi libido no descansa". Thania

"Como mujeres, nuestros cuerpos son usados como temas de conversación. Es tan común y aceptable para los demás decirnos lo que piensan sobre nuestro look, como si fuéramos responsables de esos sentimientos. Prefiero tener el control de la conversación -o mejor aún, asustar a la gente básica antes de que empiecen- por medio de mi amor hacia las prendas que están bien afuera de la narrativa heterocéntrica de la 'niña buena'". Cat

"Es muy gratificante cuando al fin te reconoces como un ser sexual, y no en la manera mujer-sexo-objeto sino como mujer-presente-protagonista-creadora de su propia sexualidad; esto te permite la autonomía sobre lo que realmente deseas y te da placer sin culpas ni vergüenza". Daniela

"Nuestros cuerpos están muy reprimidos, explorarlos de cualquier manera es un paso muy grande. No es fácil romper con las ideas que limitan el cuerpo, lo que yo hago es moverme y arrastrarme por el piso". Samantha

Más de i-D: 
Las mujeres y el perreo

"Sexual es todo. Todos los animales son sexuales / los humanos son animales intelectuales. Por lo tanto, soy y me siento un animal sexual intelectual. Mi sex appeal es más evidente en mis ideas, he seducido más al explicar una idea que al mostrar mi piel. Y mira que muestro mucho la piel. Pero eso puede no decir nada. Mi sexualidad no habita en la vestimenta en realidad. Mi vestimenta es una expresión que puede referir diferentes conceptos o imágenes que me inspiran, pero eso es otra cosa, vestimenta es un juego aparte aunque puede ser catalizador sexual, cierto. Mi sexualidad habita en mi mente antes de comunicarse por mi cuerpo. Alguna vez mi amante me ha dicho que soy como un hombre en mi lógica. Creo que mantener la heteroflexibilidad mental hace que todos seamos solo criaturas sexuales intelectuales y eso es muy sexy {.} ". Masumi

Un sitio de consejos para disfrutar el sexo femenino

El a-z de la imagen corporal en 2015

Tagged:
mexico
Sexo
sexualidad
Feminismo
Cultură
maria fernanda molins
The Female Gaze Issue