Publicidad

sobre el porqué nunca eres muy viejo para ser modelo

En el mundo de hoy lleno de comida rápida, moda rápida, y arreglos rápidos para cualquier minúsculo signo de envejecimiento, la esperanza de vida de la carrera de una modelo es más corta que nunca. Pero sin importar esta desbordante fuente de la...

por Emily Manning
|
19 Noviembre 2014, 12:50am

Kristen wears dress Gareth Pugh. Crown Givenchy by Riccardo Tisci. Bracelets model's own.

En un icónico documento de la época del heroin-chic, la escritora Jennifer Egan y la fotógrafa Nan Goldin perfilaron a la nueva modelo de 16 años Jaime 'James' King para la revista del New York Times en 1996. Egan escribió: "En el mundo de la moda las modelos siempre son chicas. Encontrar a una chica es descubrir a una adolescente con potencial. La ruta de la carrera de una modelo requiere que comience a muy temprana edad, y la belleza preternatural de las chicas muy jóvenes (junto con su ingenuidad muy de jovencita) las hace de una especie aparte. Inclusive la cara de una de 21 no se ve tan fresca, y he tenido modelos en sus veintes que admiten ser unos cuantos años más grandes de lo que dicen, me cuentan que tan difícil fue ajustarse a los cambios metabólicos."

En el mundo de hoy lleno de comida rápida, moda rápida, y arreglos rápidos para el más minúsculo signo de envejecimiento, los sentimientos de Egan aún suenan verdaderos. La carrera de una modelo es mucho más corta que cuando James estaba caminando para John Galliano; agencias y revistas constantemente apetecen una afluencia de perfectas caras de porcelana para que la industria de la moda siga floreciendo con frescura y diversión. A pesar de este clima de novedad, muchas modelos de 40 años y más están regresando a la pasarela, firmando campañas de lujo, y agraciando incontables portadas de revistas temporada tras temporada. Entonces nos preguntamos: ¿puedes ser muy viejo para ser modelo? Aquí va una pista: ¡no!

En el número de The Define Yourself de 2010 de i-D, una Lily McMenamy de 16 años entrevisto a su madre, la legendaria modelo Kristen, acerca de madurar en la industria. Después de ser rechazada por todas las agencias (y que Eileen Ford le dijera que considerara la cirugía plástica) las cejas rasuradas de Kristen y corte picado la hicieron la heroína andrógina grunge anti-moda. Veinticinco años después, la industria sigue deleitándose con la belleza poco convencional de Kristen; a los 49 años, el icono protagoniza las campañas de Saint Laurent y Balenciaga. "Me gustaría que la gente dejara de estar tan obsesionada con quedar viéndose joven," aconsejó a Lily. "Es casi como un pecado envejecer estos días, y dios, ¡que trabajo tan duro! Lo que quiero saber es, ¿cuándo está permitido envejecer? Eventualmente tienes que sucumbir a eso. No digo que no tengo miedo de volverme vieja, pero al menos le daré una oportunidad."

No solo es McMenamy la que está aceptando envejecer mientras consigue trabajos de lujo. Kate Moss marcó su cuarto de siglo en la industria con una campaña para una fragancia de Burberry y una portada para Playboy. Mientras que en el mando de Louis Vuitton, Marc Jacobs frecuentemente se apoyaba de modelos más establecidas para la imagen de su campaña, incluyendo a Isabeli Fontana de 31 años, Gisele Bundchen de 34 años, y Caroline de Maigret de 39 años. Pero ninguna campaña reciente ha juntado a nuestras caras favoritas como lo hizo Moschino en los anuncios de otoño/invierno 2014. Mientras que Jeremy Scott ha revitalizado la antigua casa a través de caminos pop accesibles al mercado masivo con referencias establecidas como McDonald's y Barbie, Moschino sabiamente se enfoco a este mercado joven y fresco con un repertorio de super estrellas, ninguna de las cuales tiene menos de 30. Con Carolyn Murphy (40), Karen Elson (35), Raquel Zimmermann (31), Saskia de Brauw (33), Stella Tennant (43), y Linda Evangelista (49), Moschino usó su músculo de alta moda para juntar los nuevos looks con veteranas favoritas. Treinta años después, el dream team de Evangelista-Meisel sigue teniendo el poder de transformar los Arcos Dorados en couture.

Pero estas modelos más grandes no solo están consiguiendo impresos, también han reclamado de vuelta la pasarela. Esta temporada pasada solamente, vió a modelos establecidas cruzando las pasarelas como si nunca se hubieran ido. El icono de 44 años de edad, Naomi Campbell trajo de regreso un poco de esa magia de Mugler de 1998 y caminó en las pasarelas de Diane von Furstenberg y Pucci de primavera/verano 2015. De Maigret llevó una pancarta de protesta en el "Boulevard Chanel" alentada por el rally feminista de Karl Lagerfeld. Las de cuarenta como Esther de Jong y Amber Valetta desfilaron para Lanvin de primavera/verano de 2015, a lado de teens de hoy como Natalie Westling y Binx Walton. A sus 83 años, Carmen dell'Orefice es la inevitable reina modelo más antigua trabajando en la industria.

El cobijo de la moda hacia modelos más grandes es importante porque trae consigo un significado que va más allá de la industria misma. Pone el ejemplo para la cultura en general: la belleza no tiene una fecha de caducidad. La belleza ciertamente puede ser piel suave, mirada chispeante, y sonrisas merecedoras de una cartelera, pero ciertamente eso no es todo. Cuando seguimos celebrando a estas mujeres a los 40, 50, 60, y todas las arrugas que vienen después, estamos definiendo lo que significa ser hermosa. Estamos abriendo posibilidades para que la gente se sienta hermosa. Como McMenamy dijo: "Bueno, sigo modelando a los 46, ahí se demuestra que no hay un punto donde la belleza o el coolness se acabe. Puedes seguir teniendo ambos pasando los cuarenta. ¡Quiero ser una jubilada chingona!"

Credits


Texto Emily Manning
Fotografía Josh Olins