10 cosas que larry clark ha hecho por la cultura juvenil

En su cumpleaños número 73, observamos las formas en que Larry Clark explicó por primera vez, y luego moldeó, la cultura adolescente.

|
20 Enero 2016, 12:35am

1. Kids
Bueno, ¡obvio! Claramente Clark nos dio Kids, una película tan controversial en su lanzamiento en 1995 que un crítico la llamó "pornografía límite". Pero la longevidad de la película (recientemente celebrada en una serie de eventos para conmemorar su 20 aniversario) ilustra cómo ha sobrevivido a su narrativa acaparadora de titulares y destrozadora de tabúes con sexo explícito, consumo de drogas y este, skateboarding, para convertirse en una instantánea definitiva de la juventud de los años noventa en proceso de cambio .

Más i-D: El cast de Kids se reúne después de 20 años

2. Influyó en toda una generación de cineastas indirectamente
Mucho antes de todo ese alboroto sobre Kids, Clark era un célebre fotógrafo cuya obra documentó el consumo de drogas y actividad sexual adolescente. Empezó en 1959, fotografiando a sus amigos inyectándose anfetaminas, capturados en su primer libro de 1971, Tulsa. Su obra posteriormente evolucionó para reflejar el efecto que tuvieron los medios de comunicación en la cultura adolescente. No es de extrañar, entonces, descubrir que un director como Gus Van Sant fue influenciado por la fotografía temprana de Clark, en una estética más profundamente sentida en su película de 2003, Elephant.

3. Y a un cineasta directamente
Harmony Korine era un skater de 19 años de edad en el Washington Square Park de Nueva York que vio a Clark tomando fotografías. Hablaron y Clark le pidió a Harmony que creara un guión en torno a sus experiencias. Le tomó a Harmony tres semanas escribir Kids. Desde entonces, Harmony ha pasado a la notoriedad Clarkiana por su obra cinematográfica poco convencional y rutinariamente controversial como Gummo, Trash Humpers y Spring Breakers.

4. También introdujo a una tal Chloë Sevigny al mundo
Harmony conoció a Chloë Sevigny en Washington Square Park en 1993 cuando ella era estudiante de último año en la preparatoria. Se hicieron amigos, lo que la hizo formar parte del cast en Kids, a pesar de que era casi desconocida en ese momento (una presencia en la escena de Nueva York, en 1994 inspiró un artículo en The New Yorker declarándola como "la chica más cool del mundo"). Pero fue la película de Clark la que puso a Sevigny en el mapa como esa chica más cool del mundo, un título que nunca ha abandonado con papeles de su elección en Dogville, American Psycho y Boys Don't Cry, su rol perdurable como musa de la moda y su propio homenaje drag.

Más i-D: La guía para ser un neoyorquino de acuerdo a Chloë Sevigny

5. Nos dio una lección sobre el anti estilo
Kids de Clark sigue siendo parte de la plantilla de la moda después de alrededor de 20 años por su adhesión casual a las marcas como Converse, York, Ralph Lauren; y su absoluto desprecio por las reglas de estilo.

6. La cual American Apparel siguió para crear una power washed tee
Ve la película, y luego compra el look. La ropa, estilo y escritos publicitarios igualmente explícitos de American Apparel vienen desde la ciudad de Larry.

7. Invitó a los skaters a la fiesta
Puedes pensar que los skaters son cool, pero no siempre fue así. La película de Clark le atrajo al skateboardig una mayor atención mientras las marcas globales como Supreme estaban encontrando sus pies. Supreme acababa de abrir su primera tienda en el momento de la filmación de Kids y el primer empleado de la empresa fue Gio Estevez, quien recientemente le dijo a The Guardian: "El skateboarding no [siempre] fue cool. Llegábamos a la fiesta y todos se desanimaban, decían: 'Ugh, ¿quién invitó a los skaters? Maldita sea. Esconde la cerveza'". Llevar la subcultura skate a un público general también puede significar que Larry es responsable de Sk8er Boi, la oda de Avril Lavigne para los chicos en cuatro ruedas desde 2002. No puedes tenerlo todo.

Más i-D: Los videos de skate de los 90 que continúan causando impacto

8. También puede llevarse algo de responsabilidad por Skins
El drama de juventud de los años dos mil de E4 trasladó el consumo de drogas y acción sexual de Manhattan a Bristol. Sorprendentemente, funcionó.

9. También está Bully
Con todo el ruido sobre Kids y Ken Park, otra película famosa de Clark que contó con escenas de autoasfixia erótica y eyaculación de un chico de preparatoria, el resto de la producción del cineasta puede pasar desapercibida. Bully, basada en la historia real de amigos que deciden asesinar a uno de su grupo después de que abusa física y sexualmente de ellos, presenta todos los tropos de shock y sorpresa estándar de Clark, pero también se siente cruda y firme, es quizás su obra más lograda y seria. También proporcionó una idea de la intención de Clark, siendo honesto sobre su tema de una manera que el legendario crítico de cine Roger Ebert califica como "una denuncia del bluff de las películas que se hacen pasar como de asesinato, pero que realmente son de entretenimiento... Clark no es un adulto observador objetivado y externo haciendo un especial de después de escuela, sino un artista que ha dado un salto en este paisaje mental adolescente".

10. Será recordado como uno de los documentalistas más agudos de la vida adolescente
Clark, en una entrevista con The Guardian, dijo que el mejor elogio que ha recibido fue de un chico que dijo sobre Kids: "Ésa no fue para nada como una película. Eso fue como la vida".

Más i-D: los documentales que triunfaron en el 2015

Credits


Texto Colin Crummy