la nueva generación de actrices mexicanas

Más allá de predecir el futuro, te decimos cuál es el presente de la actuación en México. Mujeres seguras de sí mismas que toman las desiciones de su trabajo a partir de una visión de empoderamiento femenino y consciencia social. ¡Prepárate para un sin...

|
10 Marzo 2017, 3:40am

María Evoli

¿Qué haces y por qué lo haces? Soy actriz y me hace feliz hacer proyectos en los que creo con gente en la que creo. Lo hago para ser feliz.
¿Cómo comenzaste tu carrera? Estudié letras hispánicas y luego actuación. Mi primer gran oportunidad fue Tenemos la carne.
¿Cómo es ser mujer en tu industria? Es muy chido porque he conocido a mujeres increíbles. A veces no es tan padre porque te quieren encasillar. El punto es no pelearse con ser mujer; usarlo a tu favor.
¿Qué es lo más difícil de ser actriz? La verdad soy cien por ciento feliz cuando estoy actuando, así que lo más difícil es cuando estoy entre proyecto y proyecto porque ese cien por ciento de felicidad se va. Supongo que el rechazo es también de lo más difícil. Que no quedaste para ese personaje que querías mucho, que no das el perfil, que se postergo el proyecto, que quieren a alguien más famosa que tú...
¿Cuál consideras tu gran oportunidad? Mi oportunidad más grande fue quedarme con el personaje de Fauna en Tenemos la carne. Gracias a eso empecé mi carrera, y hasta este momento ha sido de los retos de actuación más difíciles que he tenido.

Más de i-D: Las jóvenes actrices dando forma al futuro de Hollywood, parte uno

¿En qué estas trabajando por el momento? Ahorita estoy co-produciendo una película con un amigo mío que vive en LA. Ya casi empezamos el rodaje.
¿Qué te emociona más del futuro? Me emociona no saber qué va a pasar.
Dinos algo que nadie más sepa sobre ti: Que nadie, nadie sepa está difícil, pero soy adicta a comprar ropa de paca. ADICTA.
¿Cómo puedes cambiar a México y el mundo a partir de tu trabajo? Haciendo proyectos con amor con gente a la que quiero. Creo que solo el amor puede cambiar las cosas.

Nicolasa Ortiz Monasterio

¿Qué haces y por qué lo haces? Actúo y dibujo. Por naturaleza todos los niños dibujan y juegan con situaciones imaginarias (actuar es básicamente eso). Yo nací en un entorno donde el teatro y las artes visuales son vocación, papá fotógrafo y mamá teatrera, entonces decidí muy campántemente dedicarme a lo que más me gustaba hacer desde chica: actuar, dibujar y hacerle teatro a los adultos. Nunca me di cuenta en lo que me estaba metiendo...
¿Cómo comenzaste tu carrera? A los 11 años hice El Diván de Valentina, del canal 11. Una experiencia padrísima, gran programa. Aunque odié que los otros niños me pidieran autógrafos, no entendía, para mí todo seguía siendo un juego.
¿Cómo es ser mujer en tu industria? Mi opinión se ha formado a grandes rasgos, por el punto de vista de Laura Almela- la mejor actriz de México- y mi muro de noticias en Facebook tapizado de videos de Meryl Streep, Emma Watson o la actriz con el discurso feminista en turno. Nuestra sociedad tiene una escala de valores muy retorcida y me parece que a las mujeres son valoradas y categorizadas demasiado por su belleza física, y más en industrias como la mía.

Más de i-D: Las jóvenes actrices dando forma al futuro de Hollywood parte dos

¿Qué es lo más difícil de ser actriz? Conseguir estabilidad en todos los sentidos. Bueno.... supongo que eso es lo más difícil de ser persona. La vida es una pinshi montaña rusa
¿En qué estas trabajando por el momento? Estoy haciendo una serie de comedia muy chistosa para Blim, se llama Falsos Falsificados.
¿Qué te emociona más del futuro? Intento no pensar en el futuro, me da ansiedad pero pues me emocionan cosas cosas como que todavía hay muchos lugares que conocer, muchos tacos que comer, mucho sexo por tener y muchos errores que cometer. Me emociona pensar que algún día voy a ser vieja, sabia y serena y voy a vivir en el campo.
¿Cómo puedes cambiar a México y el mundo a partir de tu trabajo? Me gustaría hacerle sentir a la gente, aunque sea por un instante, algo así como: si, estás sólo, pero somos muchos juntos estando solos. Para cambiar en serio un país y al mundo entero se necesita la comunidad, no individualidades brillantes.

Ximena Romo

¿Qué haces y por qué lo haces? Soy Actriz y lo hago porque es parte de mi ser, me prende como pocas cosas en el mundo y lo quiero hacer por el resto de mi vida. También lo soy porque la vida me ha dejado hacerlo; desde que tengo 5 años he estado parada en los escenarios y hasta la fecha no lo he tenido que dejar y he podido vivir de eso, así que por donde la veas, soy actriz.
¿Cómo comenzaste tu carrera? A los 5 años era bailarina pero mis papás creyeron que también me vendría bien el teatro. Como era tan chica y me resultaba tan natural y placentero, nunca me lo cuestioné y seguí actuando y bailando en cursos y en la escuela. Un día, cuando estaba en la prepa, unos chicos fueron a mi escuela y le pidieron a mis amigos si podían ir a hacer un casting. Por diversión fuimos todos juntos y un mes después me habló el director, Gerardo Naranjo, para ver si podía hacer un papel pequeño en su ópera prima, Voy a explotar. De ahí fue como una bolita que empezó a rodar sola; alguien que trabajó conmigo me recomendó con otro director (Beto Hinojosa), que luego me puso en su película Oveja Negra, y así sucesivamente, dándome a conocer en el medio y poco a poco abriéndome paso en la industria. En medio de todo eso estudié la carrera de actuación y hasta hice una maestría en Londres; todo poco a poco y a su tiempo.
¿Cómo es ser mujer en tu industria? Ser mujer en esta industria significa tener que capacitarte mucho, estar aprendiendo constantemente y tener claro lo que te gusta y lo que no. Siempre hay que romper barreras porque ahí es donde se encuentra el arte de lo que hacemos, si nos quedamos en cómo nos vemos y lo que opinan de nosotros, entonces el trabajo se oprime y se opaca. Es cierto que es muy importante cómo nos vemos pero si buscamos ir más allá y buscamos nuestra propia voz, entonces creo que se puede encontrar una verdadera satisfacción del trabajo y de cómo éste influye en los demás.
¿Qué es lo más difícil de ser actriz? Que al final, a menos de que te vuelvas productora o directora, tu carrera no está tan en tus manos. No siempre vas a tener los personajes que quieres, se pueden pasar por muchos periodos de desempleo y no siempre vas a ganar lo que quisieras. Muchas otras personas van a tener más injerencia en lo que pasa en tu carrera de lo que te imaginas, desde los papeles que haces hasta el nivel de apreciación de un público. Claro que siempre puedes tener como brújula tu propio sentido de ti misma, de qué te gusta y qué no, lo cual siempre te llevará a buen puerto. Esta carrera está cargada de suerte y azar, lo cual crea mucha incertidumbre, así que es importante saber lidiar con eso, de otra forma te puede destruir.

Más de i-D: 35 actores que estuvieron en i-D antes de ser muy famosos

¿Cuál consideras tu gran oportunidad? Oveja Negra dirigida por Humberto Hinojosa. Era la segunda película que hacía pero fue mi primer personaje importante y fue una experiencia increíble. Era la ópera prima de Beto y para los cuatro actores principales era nuestra primera oportunidad importante en el cine, así que nos volvimos muy unidos ya que fue como entrar en un mundo totalmente nuevo, de la mano de varios que están en la misma posición que tú. Nos tocó ir al festival de cine de Guadalajara, donde nos dieron el premio del público lo cual fue fenomenal. A partir de ésta película conocí a mucha gente, entre ellos a mi actual manager que hasta la fecha me ha ayudado muchísimo, así que por eso le tengo mucho cariño y creo que esa fue mi gran oportunidad.
¿En qué estás trabajando por el momento? Acabo de terminar de grabar una película dirigida por Fer Rovzar y Mark Alazraki, que son unos genios. Es una comedia negra puesta en los años 40 sobre cuatro hermanos que deben pasar por una serie de retos donde comprueben quién es el más macho y por ende el único heredero de la fortuna de su padre. Yo hago el papel de Rosa, una chica que trabaja en la hacienda de los hermanos, que termina enamorándose de uno de ellos. Me encantó hacerlo porque los directores nos dieron rienda suelta para hacer lo que quisiéramos y estando rodeada de actores tan increíbles y generosos creo que va a salir una película increíble.
¿Qué te emociona más del futuro? Últimamente me doy cuenta que no sé nada acerca del futuro y que nada viene de tratar de adivinarlo. Lo que quiero es que me sorprenda y que no me preocupe por ello.
Dinos algo que nadie más sepa sobre ti. Colecciono postales.
¿Cómo puedes cambiar a México y el mundo a partir de tu trabajo? Mi trabajo está en conocer el comportamiento humano, en hacer preguntas y descubrir nuevas cosas, y al mismo tiempo se trata de concentrar a un grupo de gente para que se siente por unos momentos y que sean todos parte de un mismo acontecimiento. Con eso en mente, no sé si pueda cambiar a México y al mundo con mi trabajo, pero sí puedo intentar hacer que se expandan horizontes; puedo hacer que vean cosas que no habían visto o que se hagan preguntas que no se habían preguntado o simplemente que se unan con otras y más cosas.. eso debe cambiar algo, ¿no?

Sofía Espinosa

¿Qué haces y por qué lo haces? Soy actriz, productora e intento escribir. Me gusta contar historias, tener la posibilidad de vivir varias vidas interpretando personajes cercanos o distantes a mí. Me gusta ponerme en los zapatos del otro, tratar de entender por qué hacen lo que hacen, cómo reaccionarían a ciertas circunstancias que quizá yo nunca voy a vivir más que en la ficción. A producir empecé porque no me gusta esperar a que llegue alguien a ofrecerme el papel de mi vida, creo que puede resultar muy frustrante…. prefiero en esos momentos de ocio inventar o buscar las historias que me interesan para llevarlas a cabo.
¿Cómo comenzaste tu carrera? Empecé muy chica a tomar talleres de actuación, como a los 13 años. Desde entonces, me encantaba jugar a la ficción. Y creo que tuve suerte, pues una directora de cine a la que admiro muchísimo, Maryse Sistach, me encontró en un taller de actuación y me invitó a participar en su película La niña en la piedra. Me maravillé con el cine y a la par de estudiar hice varias películas, algunas obras de teatro, y me empecé a involucrar en proyectos además de como actriz como productora y guionista .
¿Cómo es ser mujer en tu industria? Yo disfruto mucho ser mujer en lo que hago. Creo que gran parte de la industria sigue siendo muy machista y hay que batallar por tener el mismo trato y derechos que algunos hombres; sin embargo, cada vez veo más mujeres directoras, productoras, guionistas, y actrices que hacen un trabajo estupendo y se han ganado un lugar muy importante en el cine. Creo que hay que ser responsables en el tipo de historias que queremos contar, siguen habiendo muchas películas que ponen a la mujer a representar un estereotipo muy burdo, y si bien eso está cambiando, tenemos que ser más conscientes de lo que como mujeres queremos decir en nuestras historias.
¿Qué es lo más difícil de ser actriz? Para mí, el que te encasillen en personajes y te inviten a hacer papeles en los que te repites es algo que me frustra un poco, es por esto que creo que es fundamental aprender a generar proyectos y encontrar los personajes que quiero interpretar. Creo que como actor siempre estás expuesto al rechazo, y es fácil caer en eso, en valerte por lo que dicen los demás; pero hay que cultivar esa confianza y a veces no tomárselo tan en serio. Creo que hay proyectos que son para ti y otros que quizá no. También hay que tener la humildad de aceptar eso, aunque a veces cueste.

Más de i-D: Sofía Espinosa sobre Gloria Trevi y el conejo con prisa

¿En qué estas trabajando por el momento? Tengo una compañía de teatro que se llama CONEJO CON PRISA. Estamos ahora preparando nuestro segundo montaje Cómo aprendí a manejar, obra que presentaremos en la sala CCB del Centro Cultural del Bosque a partir del 15 de mayo. Y en junio estreno Tras el ensayo una obra de Bergman que me encanta. Además estoy por estrenar varias películas, Bruma, de Max Zunino, una película muy enloquecida que filmamos en Berlín con técnicas de improvisación; La gran promesa, de Jorge Ramírez Suarez y Los crímenes de mar del norte, de José Buil.
¿Qué te emociona más del futuro? Me emociona que vean mi trabajo y seguir participando en proyectos que me apasionen, con gente que me inspire. Me encanta viajar y filmar viajando. Lo probé ya y quisiera repetirlo muchas veces.
¿Cómo puedes cambiar a México y el mundo a partir de tu trabajo? Creo que siendo mas consciente de las historias que quiero contar, el discurso, tener claro el porqué quiero formar parte de este proyecto. El cine, el teatro y el arte en general son herramientas muy poderosas para dar un mensaje, para invitar a la gente a reflexionar y ponerse en los zapatos del otro. Quizá de esta manera logremos un cambio.

Credits


Fotografía Napoleón Habeica
Estilismo Paola Quintero
Maquillaje Adrían González
Asistente de Estilismo Fernanda Zalvidea