Adwoa wears T-shirt Saint Laurent. Hat The Leather Man. Earrings (worn throughout) Repossi and model's own. 

inez van lamsweerde analiza el poder de la lente femenina

'¡Siempre me proyecto en la chica que estoy fotografiando!'. Ahora que Inez van Lamsweerde fue la encargada de captar a Adwoa Aboah para nuestro 'The Female Gaze Issue', aprovechamos para hablar con la pionera de la fotografía acerca de sus treinta...

|
22 Agosto 2016, 7:10pm

Adwoa wears T-shirt Saint Laurent. Hat The Leather Man. Earrings (worn throughout) Repossi and model's own. 

Chamarra y camisa Balenciaga. Falda Junior Gaultier de Resurrection Vintage. Bandana y guantes del estilista. Pin y llavero (usado en la falda) Supreme.

Chamarra y falda Ronald van der Kamp. Guantes del estilista. Botas Balenciaga. 

Chamarra Junior Gaultier de Resurrection Vintage.

Chamarra y camiseta Saint Laurent. Sombrero The Leather Man. Lentes de sol y bandana del estilista. 

Chamarra y falda Anthony Vaccarello. Camiseta Saint Laurent. Sombrero The Leather Man. Lentes (en la camiseta) del estilista. Botas Balenciaga. 

Inez Van Lamsweerde es uno de los espíritus más vanguardistas de la fotografía de moda; la creadora de una nueva estética que combina el romance y glamour clásico de los años setenta con el osado nuevo mundo de la manipulación digital de los años noventa. Subvirtiendo la cómoda opulencia y sexualidad obvia de los años setenta, al conferirle un surrealismo que sólo fue posible a través de la manipulación digital de los noventa. Esto significó una nueva dirección para un mundo de la moda fascinado por el valor real y documental del grunge y el aspecto chic de los heroinómanos.

La madre de Inés era una periodista de la moda, por lo que ella creció entre las páginas de Vogue, recibiendo su educación visual a través de las imágenes de Guy Bourdin y Helmut Newton, cuya influencia es evidente en su trabajo. Su madre la llevaba a los desfiles de moda de París, donde ella dibujaba los diseños que veía en las pasarelas. Fue esto lo que inicialmente hizo que Inez quisiera convertirse en diseñadora. Pero después de inscribirse en una escuela de moda en Ámsterdam, pronto decidió cambiar y estudiar fotografía, y conoció a Vinoodh (su socio creativo desde hace casi 30 años) cuando él le encargó crear las imágenes de prensa para su colección debut de ropa.

Fue amor a primera vista, y la pareja comenzó a trabajar junta como coautores de sus fotografías. Juntos se convirtieron en dos de los más exitosos creadores de imágenes de moda; elaborando campañas y editoriales para los más renombrados y para los talentos más brillantes, con los rostros más bellos.

Inez fue una de las primeras en experimentar con la manipulación de imágenes por computadora, y sin duda fue una de las primeras en impulsar el uso de la nueva tecnología dentro de un medio artístico nuevo y audaz. Ella es famosa por haber retocado los pezones y vaginas de una serie de desnudos, en Thank You Thighmaster; una exploración de la superficie, el artificio, la moda y la autosuperación, que exuda una sexualidad neutra e incómoda. Temas que Inez retomará una y otra vez.

Inez comenzó a trabajar inicialmente para The Face. Su serie, For Your Pleasure, era una rebelión contra la estética grunge y esquelética de la época. Fue descaradamente futurista y glamourosa, pero había un elemento inesperado en las imágenes -los modelos y los escenarios no tenían relación alguna, fueron manipulados digitalmente- que trascendía al lujo.

Poco después, conforme el trabajo comenzó a llegarles, Inez y Vinoodh se mudaron a Nueva York. Fue en la Gran Manzana donde se convirtieron en dos de los fotógrafos de moda más buscados. Han trabajado con casi todo el mundo; por supuesto han colaborado con i-D, pero también con Vogue, POP, Harper's Bazaar, Fantastic Man y Purple, entre muchos más. Juntos se han embarcado en colaboraciones a largo plazo con artistas como Björk y Lady Gaga, y recientemente Rihanna, Kanye West y Paul McCartney. Todas las casas de modas como Saint Laurent, Dior, Givenchy, Balenciaga, Yohji Yamamoto, Louis Vuitton y Helmut Lang han recurrido al talento de Inez para la creación de la imagen de sus marcas.

En un número dedicado a las mujeres talentosas que están detrás de la lente, tenía sentido que recurriéramos a una de las principales fotógrafas de moda para captar el espíritu de nuestra estrella de portada Adwoa. "Siempre me aseguraré de que luzca inteligente, fuerte, heroica, sorprendente y mostrando toda su belleza, incluso si la imagen muestra su fragilidad", nos dice Inez, con relación a lo que aporta como mujer a la fotografía. Platicamos con la fotógrafa para saber más...

¿Cuál es tu recuerdo más antiguo del mundo de la moda?
Mi madre era una periodista de la moda, así que siendo una niña de tres años, iba con ella a las pasarelas y me sentaba a dibujar a su lado tal como ella. Crecí con la Vogue francesa en la casa, la cual era mi punto de referencia para todo. Las fotos de Guy Bourdin y Helmut Newton me enseñaron sobre estilo, elegancia, actitud, composición, color, fuerza, surrealismo y vitalidad.

¿Cómo te involucraste en la fotografía?
Empecé estudiando diseño de moda, pero me cambié a fotografía en la escuela de arte cuando me di cuenta de que todas las ideas que tenía sobre la moda se basa en una imagen. Desde mi primer día en la escuela de arte cada asignación recibía el tratamiento de una fotografía de moda. Lo que resultó muy natural para mí, debido a mi educación, ya que había estado en contacto con la moda y las imágenes de moda desde el momento en que pude caminar. En mi primer año en la escuela de arte empecé a trabajar para Vinoodh, quien acababa de hacer su primera colección para su marca, Lawina, y me pidió que creara sus imágenes de prensa.

¿Cuando conociste por primera vez a Vinoodh pensaste que tendrían una relación tan larga y fructífera tanto en lo personal como en lo creativo?
Nos enamoramos de inmediato y encajamos muy bien a nivel creativo, cada uno sorprendía al otro constantemente con su trabajo. Ambos estábamos involucrados sentimentalmente con otras personas en ese momento, pero empezamos a trabajar juntos y, básicamente, ya nunca nos detuvimos. Pasaron unos seis años antes de que realmente nos hiciéramos pareja.

¿A qué crees que se deba que sea una relación tan fértil?
Los dos somos muy, muy apasionados -en relación con nuestro trabajo, nuestro hijo y nuestra vida juntos.

¿Hay algo que extrañes de esos primeros días?
Podíamos tomarnos más tiempo en cada imagen que hacíamos. Teníamos más tiempo para desarrollar ideas y probar diferentes formas de fotografiar algo cuando hacíamos nuestros editoriales y campañas, porque estábamos trabajando en menos cosas.

¿Cómo surgen los conceptos de sus imágenes?
Llegan en mi cerebro en el momento en que estoy tranquila.

¿Qué consejo le darías a tu versión más joven?
La relación que tienes con la gente con la que te encanta trabajar es lo más importante.

¿Quién te influyó cuando estabas empezando?
Guy Bourdin, Helmut Newton, Richard Avedon, Irving Penn, Deborah Turberville, Sarah Moon, Rainer Werner Fassbinder, Luchino Visconti, CNN, los anuncios de cigarros Newport, Pablo Picasso, Jeff Wall, Jeffrey Deitch...

¿Qué tuvo mayor impacto en ti al estar buscando tu estética?
El uso de la computadora para alterar las imágenes originales y desafiar la idea del tiempo en una fotografía.

¿Hay alguna imagen que hayas hecho, cuando estaba empezando, en la que sintieras que todo hacía clic?
Sí, es de 1994 para The Face, dos chicas en bicicleta y, al fondo, un cohete despegando.

¿Qué dirías que es lo que define una imagen de Inez?
Vitalidad y fragilidad emocional, surrealismo y verdad, heroísmo y vulnerabilidad. Básicamente el dualismo.

¿Crees que ser una mujer fotógrafa de moda tiene un impacto en tu estilo?
Sí, siempre me proyecto en la chica a la que estoy fotografiando, y pienso: '¿me gustaría verme así?, ¿me comportaría así si llevara eso puesto?'. Hay una gran confianza entre nosotras, pues siempre me aseguraré de que luzca inteligente, fuerte, heroica, sorprendente y mostrando toda su belleza, incluso si la imagen muestra su fragilidad.

¿Es diferente para ti fotografiar hombres que mujeres?
Todo se trata de desear que la otra mujer se vea impresionante o que el hombre se vea atractivo. Mi gusto es muy importante en el proceso de lograr una imagen, y me encanta construir las imágenes tomando a la mujer como punto de partida y que la ropa resalte el carácter que ella muestra. Vinoodh lo ve con amor y comprensión en cuanto a la ropa, pero también lo motiva el deseo.

La fotografía de moda tradicionalmente está dominada por los hombres, ¿a qué crees que se debe esto?
Solía ser vista como algo técnico y se pensaba que las mujeres no tenían habilidades técnicas. Luego, por supuesto, estaban esas magníficas mujeres a las que fotografiaban, y el juego del deseo que viene con eso.

¿Alguna vez has sentido que ser una mujer fotógrafa de moda ha tenido algún efecto adverso en tu carrera?
Bueno, al principio la gente no creía que pudiera desarrollar el aspecto técnico o llevar el equipo pesado. Pero entonces, personas como Annie Leibovitz y Cindy Sherman ya habían labrado parte del camino.

¿Qué consejo le darías a las jóvenes fotógrafas que apenas empiezan?
Estudia tanto como te sea posible y encuentra tu propio lenguaje visual, sin tener que estar en un entorno comercial.

¿Qué perspectiva única crees que pueden aportar las mujeres a la fotografía de moda?
Narrativa personal.

Recientemente ha habido un aumento en la cantidad de jóvenes mujeres fotógrafas, ¿a qué crees que se debe?
Creo que el mundo necesita ver la realidad a través de una perspectiva delicada.

¿Cómo puede seguir abriéndose paso una generación más joven de fotógrafas y que sus voces sean escuchadas?
Haciendo un trabajo increíble e ignorando a cualquier persona que las juzgue por su apariencia.

¿Qué te mantiene interesada en la producción de imágenes, la moda, el arte y la fotografía en general?
¡Las personas a las que fotografiamos!

¿Cómo describirías la relación entre la moda y el arte en tu fotografía?
Son uno sólo y el mismo.

¿Cuál ha sido el mayor cambio en la industria desde que empezaste?
El digital. En todos los sentidos de la palabra.

¿Te gustan las redes sociales e Instagram como plataformas o estéticas?
Me encantan. Hago trabajos para comunicar ideas e inspirar, ahora con Instagram tienes una línea directa a tu público, crea independencia.

¿Qué hace que una imagen sea exitosa?
Emoción.

Aparte de la fotografía, también has incursionado en el ámbito de las joyas y las fragancias, ¿qué crees que les has aportado?
Hemos visto tantos elementos de diseño en todos estos años de trabajo con las personas más talentosas y aprendimos mucho, pero nos faltaba tener una aproximación personal a las joyas y las fragancias; así que decidimos cerrar esa brecha.

Aparte de la fotografía, ¿qué más te gustaría hacer en el aspecto creativo?
Estamos interesados en el diseño de muebles, pero también en abrir un restaurante o en diseñar un hotel. Tenemos muchas ideas para la vida. ¡También hacer películas!

¿Cuál dirías que son tus imágenes más icónicas?
Las fotografías de Me Kissing Vinoodh.

Únete a la conversación mientras exploramos lo que significa ser una mujer hoy en día en nuestro The Female Gaze Issue.

Credits


Fotografía Inez Van Lamsweerde 
Director de Moda Alastair McKimm 
Dirección Creativa Vinoodh Matadin
Peinado Ward de The Wall Group usando Living Proof. Maquillaje Kabuki usando M.A.C Cosmetics. Técnico de Uñas Michelle Saunders de Forward Artists usando Essie.
Director de Iluminación Jodokus Driessen. Manager de Estudio Marc Kroop. Coordinador de Estudio Tucker Birbilis. Asistente de Fotografía Joe Hume. Técnico Digital Brian Anderson. Asistente de Estilismo Lauren Davis, Sydney Rose Thomas. Asistente de Maquillaje Jenny Clemens. Producción Stephanie Bargas y Eva Harte de VLM Productions, Gabe Hill y Suzy Kang de GE Projects. Modelo Adwoa Aboah @ Tess Management y The Lions.