Publicidad

¿qué puede aprender la moda masiva de las críticas a la colección sin género de zara?

Después de las diversas reacciones a la propuesta sin género de Zara, platicamos con comunidades trans y drag para preguntar cómo estas marcas podrían navegar a un futuro de género neutro.

por Jake Hall
|
18 Marzo 2016, 5:35pm

La historia del gigante de la moda masiva Zara, está envuelta de controversia. De acusaciones por plagio a ese desafortunado top de pijama 'nazi'. Y ahora, a pesar de supuestamente intenciones positivas, el lanzamiento de su reciente rango de prendas sin género dio lugar a amplias críticas en línea. Considerando la actitud progresiva de la moda hacia el género, inicialmente pareció una maniobra bien merecida por parte de la industria para abolir la ropa de género -sin embargo viéndola de cerca, la colección estaba compuesta de algunas piezas unisex ya existentes a las que se les puso un nuevo título. Esto no fue una revolución, era una nueva estrategia de marca.

A partir de una serie de básicos asequibles (todos debajo de las 30 libras), la oferta sin género no fue mucho más allá de una selección de camisetas amplias y un par de shorts de jersey. Esencialmente, esto ya eran las prendas básicas del armario de las masas, más allá de la identidad de género. Todo el rango parecía una estafa de marketing para lucrar con las actuales políticas de género; esto era unisex disfrazado de una nueva etiqueta aparentemente progresista, y el Internet se dio cuenta. Por ejemplo este comentario de Facebook en la cobertura inicial de i-D escrito por la usuaria Courtney Jones; "Quieren decir que es ropa masculina pero para chicas, pero, llamémosles de género neutro para que se sientan mejor. De género neutro mi trasero". El concepto tenía potencial pero la ejecución se quedó corta.

Más de i-D: Zara sigilosamente se une al movimiento de género neutral

Así que, ¿qué específicamente salió mal? Lo primero y podría decirse que lo más importante fue un problema de inconsistencia -aunque a la colección se le denominó como 'sin género', la descripción de cada ítem usaba el término 'unisex', que está fuera de uso y refiere a binarios biológicos de lo masculino y femenino. Hablamos con la modelo Farideh Arbanian, que se encuentra estudiando un módulo llamado 'Quitando el género a la moda' como parte de una maestría en la prestigiosa universidad Parsons de Nueva York, para que nos dijera la diferencia. "Para mí, unisex se refiere a una pieza de ropa que está diseñada para ajustar y favoreces tanto el cuerpo masculino como el femenino. 'Sin género' en cambio, es mucho más difícil y ambicioso, ya que sugiere la eliminación de cualquier rastro de lo masculino o lo femenino en la prenda". En segunda, las inconsistencias de publicidad señalan una falta de dirección, lo que significa que el potencial progresivo de esta nueva dirección se perdió en aquellos detrás de este rango.

Si la colección hacía algo, era destacar la necesidad de continuar presentando normas de género en este sector de mercado; el panorama mainstream, la alta moda y sus connotaciones de género siguen siendo evidenciadas por estereotipos sociales. Considera la presencia de la androginia femenina en el mainstream -Chanel hizo uno de los primeros indicios al vestir a la mujer en pantalones (que en ese momento eran masculinos), después YSL fue más lejos con el icónico Le Smoking. Cuando una mujer juega con la sastrería masculina se está 'vistiendo empoderadamente' -el término por sí mismo revela el arquetipo de masculinidad aspiracional que permanece. A los hombres se les dicen que actúen masculinos y aunque estos son pequeños factores, subrayan las razones por las que la mujer masculina es mucho más aceptada que el hombre femenino -lo cual es claramente la razón por la que el rango de la colección de Zara consiste enteramente en básicos que ya existen en el clóset de un hombre.

Más de i-D: Will Smith aclama a su hijo Jaden por la campaña sin género para Vuitton

Después tenemos que considerar el contexto social. Todos somos parte de una sociedad que poco a poco ha ido reconociendo el hecho de que la identidad de género es amplia, a tal grado que Facebook ha creado un extenso rango de nuevas opciones de género. El aumento de visibilidad de hombres y mujeres trans en los medios masivos es indiscutible; el problema es que las marcas no escuchan sus necesidades o trabajan para resolver sus problemas, en lugar de eso los ensalzan superficialmente bajo un disfraz de actitud progresiva hacia los grupos minoritarios. En vez de eso, la manera de movernos poco a poco hacia un verdadero futuro sin género es celebrar a todos los cuerpos en las campañas; retratando modelos de todas las identidades de género que puedan usar sus plataformas para debatir sobre discriminación y los problemas que siguen enfrentando.

Algo positivo del concepto de Zara es que si se aplicara en las tiendas, sería al menos un primer paso para abrir el espacio de venta de las marcas high street. Rei Kawakubo es un buen ejemplo de cómo hacer bien la venta en piso -su célebre concepto en Dover Street Market se concentra en un espacio de venta abierto que va más allá del modelo tradicional que divide las colecciones por moda masculina o femenina. Esto significa que los consumidores simplemente se acercan a las piezas que les atraen; elimina el elemento forzado de considerar quien lo puede usar. El estilismo de los maniquíes también podría jugar con la manera en la que vemos ciertos espacios -en esencia, el maniquí de venta en una forma de comunicación visual, que debería de hacernos repensar la manera en que vemos o usaríamos piezas tradicionalmente designadas a un género.

Más de i-DJuun.J: sin género y sin límites el diseñador coreano se vuelve global

Entonces el elemento más importante -¡hazlo emocionante! Zara hubiera tenido más campo de acción si hubieran ofrecido algo más que solo básicos aburridos, porque lo que en verdad necesita el público en general, más allá de su identidad de género, es emoción. En palabras de la drag queen China Dethcrash: "Arriésgate, usa colores, usa formas más interesantes, ¡agrega una falda! Todos, independientemente de su género, forma o tamaño, se ven guapos en una falda larga y un par de Doc Martens".

La drag queen de Londres Virgin Xtravaganzah agrega que no es que la moda necesite borrar por completo las siluetas 'femeninas', sino que el público en general necesita actualizar su mentalidad: "Deberíamos de vestir lo que queramos, ya sea de hombre o mujer y sentirnos libres de adoptar lo masculino o lo femenino en nuestros atuendos. Al erradicar rasgos de género de nuestra ropa, es peligrosamente fácil eliminar la esencia de lo que hace a alguien estéticamente placentero. Rodent Decay de Sink The Pink señala que la "neutralización del género es chic, pero no completamente productiva; [este rango] no es suficiente para hacer una declaración."

Es obvio que una revolución sin género no sucederá de la noche a la mañana. Como explica Farideh: "La moda ha sido conocida particularmente por capitalizar en la explotación de los cuerpos exageradamente sexualizados, casi siempre agregando el sexo a la ecuación, porque se vuelve una manera de vender un perfume o accesorios." El género está profundamente arraigado no solo dentro de la sociedad sino a la ropa, haciendo el sistema imposible de erradicar instantáneamente. Sin embargo, usar a Zara como chivo expiatorio sin usar sus errores como base para proponer nuevos cambios es peligroso, ya que podría desalentar a la industria de que hiciera un cambio. ¿Se merece Zara la respuesta que ha recibido? Si su intención era capitalizar con la problemática trans, entonces sí. Pero la compañía se mantiene silente sobre sus intenciones, lo que significa que sus errores deberían ser reducidos a nada más que una nota al pie; algo que ojalá genere un nuevo diálogo positivo sobre cómo la neutralidad de género podría en verdad florecer en la moda de masas.

Credits


Texto Jake Hall

Tagged:
género
zara
Μoda
unisex
sin genero