de stans a vans: explorando la cultura del footwear en el museo de brooklyn

Platicamos con la curadora de la nueva exhibición, The Rise of Sneaker Culture, sobre cómo la política económica global y el género, han dado forma a éste tipo de calzado.

|
14 julio 2015, 4:15pm

Ya sea que los hayas comprado en una tienda skate o hayas tenido que despilfarrar 10 mil pesos en eBay, hay una gran posibilidad de que traigas un par de tenis puestos ahorita. A pesar de esto, no necesitas ser un experto para ver la diferencia entre un par de Keds o unos de Kanye West. Eso es exactamente lo que The Rise of Sneaker Culture (una nueva exposición itinerante que debuta hoy en el Brooklyn Museum), explora. Antes de luchar con toda la multitud para poder ver los Adidas originales de Run DMC, platicamos con su curadora Elizabeth Semmelhack, para aprender más sobre la vasta historia sociocultural de los tenis.

Converse Rubber Shoe Company. All Star/Non Skid, 1917. Archivos de Converse. (Foto Cortesía American Federation of Arts) 

Háblanos sobre el origen de los sneakers.
Muchos de nosotros pensamos que los tenis, históricamente, no han tenido mucha importancia en términos de estatus. Los tenis más antiguos fueron recibidos primero por una creciente clase media que se vestía para expresar un nuevo privilegio: tiempo para jugar. Uno de los hilos conductores de la exhibición es la innovación tecnológica, que ha dirigido la historia de los tenis. Hoy el hule es un material común para nosotros, pero en el siglo 19 era algo difícil de encontrar; por eso, aunque los tenis más antiguos ahora nos parezcan bastante sencillos, eran tecnológicamente muy avanzados y ya eran un símbolo que denotaba estatus.

Gebrüdder Dassler Schuhfabrik. Modell Waitzer, 1936. adidas AG. (Foto adidas AG / studio waldeck. Cortesía American Federation of Arts) 

¿Cuándo se dio el punto de su popularización?
Como mucha de la clase trabajadora de Nueva York se empezó a aglomerar dentro de espacios habitables urbanos, lejos del aire limpio y sin posibilidad de ejercitarse, Central Park y Prospect Park se crearon -que aunado a las prácticas de cultivo por medio de explotación colonial que llenaron el mercado de hule- hicieron que los tenis se volvieran más económicos y llegaran a un mayor número de población. A pesar de que la Primera Guerra Mundial trajo gran devastación, la ciencia ayudó a salvar a muchas personas, pero hizo que el período de entre guerras se enfocara en mejorar la condición física. Esto era apoyado por la industria de Hollywood y los medios, pero también con conceptos perturbadores de superioridad racial; los nazis por ejemplo, que motivaban a los ciudadanos a ejercitarse como un servicio a la nación. Así que conforme el ejercicio se volvió un fuerte estandarte político y los avances en la producción de calzado aumentaron, los tenis se volvieron un producto democrático y llegaron al guardarropa de millones de personas.

Sobre cómo los Stan Smith se convirtieron en los tenis favoritos de la moda

Nike. Waffle Trainer, 1974. Northampton Museums and Art Gallery, Northampton, Reino Unido. (Foto Ron Wood. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum) 

¿Cuándo y por qué los tenis se empezaron a volver más extravagantes?
Después de la Segunda Guerra Mundial, los tenis eran tan baratos que se volvieron el calzado de los niños. La conexión entre los tenis y el estatus desapareció hasta los setenta, cuando el co-fundador de Nike, Bill Bowerman, trajo la idea de correr a los Estados Unidos y las nuevas generaciones acogieron la idea del ejercicio, no como un servicio sino para la mejora personal, lo que les llevó a buscar una gama elegante, de tenis con tecnología avanzada. Nike inteligentemente, combinó su tecnología de punta ultra ligera con colores brillantes que llamaron tanto la atención, que empezaron a aparecer en lugares de moda como Studio 54. Así la idea de moda casual con un lyfestyle atlético se volvió importante en los setenta.

Nike x Supreme. Dunk High Pro SB, 2003. Colección de Sheraz Amin. (Foto Ron Wood. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum) 

Eso pasó dentro de un grupo de personas, pero al mismo tiempo, los nuevos eventos deportivos televisados entraban a millones de hogares y necesitaban llamar la atención. Los movimientos del streetball que se hacían en áreas urbanas como Nueva York, resultaban perfectos para el campo profesional. Estrellas del basketball como Kareem Abdul Jabbar consiguieron tener su propio modelo de calzado y los chicos en barrios urbanos comenzaron a usarlos. Esta tendencia simultánea dio inicio a todo un movimiento en los ochenta, cuando Michael Jordan firmó con Nike y Run DMC con Adidas, logrando una difusión efectiva del estilo urbano a una gran audiencia. 

Conoce los nuevos Raf Simons x adidas

adidas x Run-DMC. 25th Anniversary Superstar, 2011. Cortesía de Run-DMC, colección de Erik Blam. (Foto Ron Wood. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum)

Mucho del calzado de la exposición viene de colecciones privadas como la de Daryl de Run DMC. ¿Qué joyitas inesperadas podemos encontrar?
Aunque millones de tenis han sido creados, creo que cada uno de los 150 a la vista es muy importante dentro de la historia de la cultura de los sneakers. Algunos se han vuelto comunes, pero la gente no se da cuenta que no siempre fue así. El Stan Smith es un ejemplo muy claro, el modelo comenzó como el Hele, un famoso tenista francés. Cuando Adidas quizo llegar al mercado americano, buscaron a un atleta que sirviera de imagen para el producto y firmaron con Stan Smith. Por un tiempo muy corto Adidas producía el Hele Stan Smith, con el nombre de ambos atletas, yo tengo uno de esos raros modelos.

Pierre Hardy. Poworama, 2011. Colección del Bata Shoe Museum, Toronto; Regalo de Pierre Hardy. (Foto Ron Wood. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum) 

También tenemos el Converse All Star original de 1917, un par de 1860, unos Air Force One original, un par de Air Jordans 1-23, así como modelos de Christian Louboutin y de Pierre Hardy. Traté de asegurarme que cada uno fuese importante para que los sneakerheads digan: "¡que chingón que los tienen todos!".

Just Do It! Cómo la innovación deportiva guía la industria moda

Nike x Tom Sachs. NikeCraft Lunar Underboot Aeroply Experimentation Research Boot Prototype, 2008-12. Colección del artista. (Foto Cortesía American Federation of Arts) 

Las colaboraciones con artistas parecen ser muy populares actualmente, ¿por qué piensas que sea así?
Toda la idea de las colaboraciones despega a principios de los dos miles. Es cuando tenemos las primeras colaboraciones de Jeremy Scott y Yohji Yamamoto con Adidas, pero a medida que la década avanza, artistas visuales hacen producción de edición limitada. Una de las cosas que siempre he apreciado sobre el trabajo de Tom Sachs es que explora la fetichizacion del branding y cuando la producción en masa elimina la producción a mano por completo. Me pareció muy interesante que colaborara con Nike, hizo zapatos que mantienen la marca del artista.  

Dominion Rubber Company. Fleet Foot, circa 1925. Colección del Bata Shoe Museum, Toronto. (Foto Hal Roth. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum) 

Hemos hablado mucho del papel del hombre dándole forma a la cultura del sneaker, pero no mucho acerca de la mujer. ¿Qué papel juega el género en ésta historia?
Yo quise que la exhibición se enfocara a propósito, en los cambios a través de la masculinidad, porque siento que la cultura sneaker no ha aceptado o patrocinado del mismo modo a la mujer. Si esta exhibición se hiciera de aquí a cinco años, me gustaría saber qué cambios han ocurrido, de momento -aunque tengo algunos tenis femeninos en la exhibición- siento que sería engañoso sugerir que a la mujer se le ha permitido participar en una mayor escala, de lo que en verdad ha sido.


adidas. Micropacer, 1984. Colección del Bata Shoe Museum, Toronto; Gift of Phillip Nutt. (Foto Ron Wood. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum) 

¿Qué esperas que la gente se lleve al salir?
Espero que las personas vengan y en verdad aprecien que aunque los tenis son algo común y omnipresente, no son elaborados de la misma manera. Como el tenis es hoy en día tiene una historia excepcional que está unida a conceptos tan variados como la innovación, el estatus, el género, la economía o la apropiación. ¡Es una historia emocionante y compleja, espero que la gente pueda verla!

La exhibición abrió el 10 de julio y termina el 4 de octubre brooklynmuseum.org.

Credits


Texto Emily Manning
Imagen Louis Vuitton x Kanye West. Don, 2009. Colección privada. (Foto Ron Wood. Cortesía American Federation of Arts/Bata Shoe Museum)