casting: vanesa capitaine y gerardo carrillo en LA

La fotógrafa Vanesa Capitaine y el estilista Gerardo Carrillo salen a las calles de Los Ángeles en búsqueda de los nuevos talentos que están definiendo el modelaje en el presente.

por i-D Team
|
16 Noviembre 2016, 4:30am

Natalie21 años, Los Ángeles, California.

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Crecí siendo hija única, en un poblado cerca de la playa. Cuando cumplí diecisiete años me mudé a San Francisco y realmente sentí que ahí podía ser yo misma por completo. Fue una de esas situaciones en que sólo pude encontrarme a mí misma en esa ciudad.
¿A qué te dedicas además de modelar? Hago música. Produzco, escribo y canto. Es una de las únicas maneras en que siento que me puedo expresar. Es hermoso porque la música es un lenguaje universal, por lo tanto, no hay fronteras y las palabras no te limitan. También disfruto hablar aleatoriamente con personas mayores en busca de sabiduría, leer libros de desarrollo personal, dibujar y hacer actividades al aire libre como ir de excursión.
¿En qué sentido te consideras una figura desafiante de lo que se considera bello y lo que no? Creo que soy una figura desafiante de lo que se considera "hermoso" en la industria, porque para los estándares de la "Alta Costura" no soy lo bastante delgada y no soy extremadamente alta. Creo que a través de mí la gente ve que no todo se trata de cumplir con los estándares de los demás. Si tienes una apariencia y un estilo geniales, simplemente eres genial.
¿Dónde creciste y cuál fue tu experiencia? Crecí en una de las ciudades costeras de Los Ángeles. Dos palabras: burgués y despreocupado. Siempre vi a los otros niños siendo consentidos por sus padres, y no me malinterpreten, no hay nada malo en eso, pero yo siempre sentí la necesidad de ser independiente y única. Sin embargo, debo decir que al volver al lugar donde crecí me di cuenta de que realmente uno no puede apreciar un lugar hasta que se ha ido y puede volver después con una nueva perspectiva.
¿Cómo mantienes el control de tu trabajo como modelo? Honestamente, yo hago el estilismo y la dirección creativa de la mayoría de mis sesiones fotográficas. Creo que tener el control como modelo es una de las cosas más importantes que uno pueda lograr. Tenemos una voz, y no puedo hablar por todos, pero soy mucho más que sólo un rostro.
¿Crees que ahora los castings son más diversos? Creo, honestamente, que por fin están empezando a despertar. Nadie que compre esa ropa se ve como las modelos de las pasarelas, así que solo es un ideal. El cambio masivo de mentalidad debió haber ocurrido ya hace mucho tiempo, pues las mujeres no tenían porqué crecer pensando que esa era "la apariencia" que necesitaban tener para poder convertirse en "modelos". Aunque es por eso que estoy aquí, así que también es una bendición.

Azizi Donnelli
20 años, Sydney, Australia.

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Desde que tenía 17 años ya estaba involucrada en el modelaje, pero solo medio tiempo, pues mis padres querían que me concentrara en la escuela. Cuando terminé la preparatoria, mis padres me dijeron que ya podía hacer lo que quisiera, que era mi decisión. En este punto, tenía tres trabajos para ahorrar el dinero suficiente y poder ir a los Estados Unidos a firmar con alguna agencia. Una vez que firmé con una agencia, me preparé para el siguiente reto, que era conseguir una visa estadounidense; así que pasé tres meses trabajando y haciéndome de un portafolio en la India antes de poder regresar a casa en Australia y empezar el largo proceso de obtener mi visa estadounidense de trabajo, lo cual me llevó casi un año, pero ha valido cada segundo. También tengo tres medios hermanos y dos hermanastras, por lo que la familia es muy importante para mí y aunque vengo de una familia grande y complicada, ellos han desempeñado un papel muy importante para que yo esté donde estoy ahora.
Estuvimos buscando modelos que desafiaran el estándar de belleza que los medios de comunicación nos presentan. ¿En qué sentido te consideras una figura desafiante de lo que se considera bello y lo que no? Personalmente, no creo que haya una forma específica de definir la belleza, porque realmente ¿qué es la belleza? Hay belleza en cada uno de nosotros y depende de cada quien el poder ver esa belleza de la gente en muchos niveles distintos. Aunque, yo diría que las razones por las que me considero una figura desafiante de la belleza no tienen sólo que ver con mi apariencia exterior, sino con mi confianza, mi buena energía y la forma en que me desenvuelvo.
¿No necesitas estar en control como modelo? Siempre necesitas estar en control, no sólo como modelo, sino también en cualquier aspecto de tu vida. Es tu vida y tus decisiones, nadie más puede tomarlas por ti. Como modelo tienes agentes que te guían y te ayudan mucho, pero aún así debes pensar como una mujer de negocios con respecto a muchas cosas, y creo que eso es algo que mucha gente no ve.
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Creo que con el paso del tiempo nuestra apreciación por la belleza seguirá creciendo, en la misma medida en que la diversidad de lo que es considerado como bello está en constante cambio y crecimiento. Nuestras mentes se abren y nos volvemos más creativos y tolerantes en lo referente a lo que es hermoso.
¿Qué se siente representar, literalmente, un modelo para ciertos nichos que se encontraban vagamente representados en años anteriores? ¡Se siente increíble! Una modelo con mi estatura y mi aspecto diferente muy difícilmente lograba firmar con una agencia hace tres años, pero ahora siento que tengo una oportunidad real y estoy muy feliz de que las modelos puedan tener carreras exitosas y dejar su huella en la industria, sin tener que medir 1.80m de alto y tener cuerpo de pasarela.

Sheyla Natali
18 años,
LA, California.

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Nací en California y me crié en una ciudad a dos horas de la Ciudad de México, una vez que cumplí catorce años me mudé a Las Vegas y comencé el bachillerato. Estando en el segundo año me pidieron que modelara y desde entonces lo he estado haciendo, fue hasta el tercer año cuando me di cuenta de que era una carrera a la que me quería dedicar. Así que al graduarme de la preparatoria me mudé a LA y firmé con la agencia Ford, haciendo mi sueño realidad finalmente.
Estuvimos buscando modelos que desafiaran el estándar de belleza que los medios de comunicación nos presentan. ¿En qué sentido te 
¿Dónde creciste y cuál fue tu experiencia? Me crié en un pueblo que estaba a dos horas de la Ciudad de México. Me encantó, me enseñó a ser independiente y muy responsable, y hasta este día me ha ayudado en todos los sentidos con mi trabajo diario y en cómo me presento ante los demás.
¿No necesitas estar en control como modelo? En el modelaje, con el fin de obtener buenos resultados durante las sesiones fotográficas, a menudo tengo que dejarme fluir con las circunstancias y no pensar demasiado, o antes de la sesión busco la inspiración que estamos logrando y empiezo a crear mis propias poses a partir de lo que he visto.
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Creo que es genial que las marcas de moda se estén volviendo más diversas en términos de raza, color Y nacionalidad, porque hay muchas personas hermosas en el mundo que ahora también tienen la oportunidad de alcanzar el éxito y ser vistas.

Esmeralda
Texas

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Soy una chica de un pequeño poblado en Texas que logró escapar y ver el gran mundo.
¿Qué haces aparte de modelar? Normalmente exploro los alrededores de la ciudad en que me encuentro y ¡veo qué cosas divertidas están ocurriendo ahí!
¿Dónde creciste y cuál fue tu experiencia? Me crié al estilo mexicano, con padres trabajadores y valores tradicionales que son difíciles de romper ¡Qué bueno que los estoy rompiendo ahora!
¿Qué es lo mejor y lo peor de ser joven en el 2016? Lo mejor sería que la tecnología hace que todo sea más fácil; lo más difícil sería que hay muchas cosas por hacer y no hay suficiente tiempo.
¿Cuál es tu relación con Los Ángeles? LA me ofrece un poco de mi cultura estadounidense y un poco de mi cultura mexicana. Puedo comer unos tacos mexicanos tradicionales un día y al otro día puedo ir por unas hamburguesas.
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Me imagino que habrá mucha confianza en el futuro, que cualquiera se podrá ver como quiera verse y se sentirán bien consigo mismo. Creo que habrá más libertad para expresarse.

Elias
21 años, Los Ángeles, California. 

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Soy un chico de Los Ángeles con mucho potencial. Crecí en un barrio rudo sólo con mi mamá, mi hermana y mi hermano. Éramos muy pobres, pero nunca nos faltó la comida gracias a que tengo una familia maravillosa. Definitivamente superamos las adversidades.
¿Qué haces aparte de modelar? Soy aficionado a muchas cosas. Me encantan los deportes, estando en el estudio con mis amigos aprendo, me encanta aprender cosas nuevas; así que siempre estoy trabajando en mis proyectos . ¡También amo el arte!
Estuvimos buscando modelos que desafiaran el estándar de belleza que los medios de comunicación nos presentan. ¿En qué sentido te consideras una figura desafiante de lo que se considera bello y lo que no? No todos pensarán que alguien es bello, sólo si tienes seguridad en ti mismo la gente podrá verlo. Pienso esto porque así es conmigo. Me gusta comportarme como si fuera la personas más cool del mundo. Aunque no en el sentido de creerme superior a nadie. Es sólo que me encanta que en lo que me he convertido inspira a muchos.
¿Dónde creciste y cuál fue tu experiencia? Crecí en un vecindario hostil, donde la mayoría de la gente a una edad temprana se involucra en cosas malas y toma el camino equivocado. En un momento de mi vida no sabía hacia dónde me dirigía, hasta que me acerqué a una persona especial que elevó mi espíritu y vio todo el potencial en mí. Crecer ahí me hizo ser quien soy. Trabajo para conseguir todo lo que tengo. Eso te hace apreciar cada pequeña cosa de tu vida.
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Los tiempos están cambiando y las diferentes modas están evolucionando. Es hermoso porque ahora vemos a toda esta gente que antes jamás hubiera podido estar aquí, debido a todas las normas que hay en este mundo. Las cosas cambiaron muy rápido. Recuerdo cuando fui a Nueva York por primera vez para la Semana de la Moda masculina, yo era completamente diferente a los otros chicos, era una locura.
¿Cuál es tu relación con Los Ángeles? Nací y crecí en Los Ángeles, esta es mi ciudad. Por siempre. Esta ciudad me hizo quien soy hoy en día. Todo el apoyo que recibo aquí es increíble, no hay nada como LA. La ciudad me da todo lo que necesito. ¡El apoyo, el impulso, la energía, el amor!
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Me imagino que en el futuro la apreciación y la masificación de la diversidad seguirán creciendo. A la gente le encanta ver variedad. Eso le añade más a la historia, ¡es realmente hermoso!

Braina
26 años, Caguas, Puerto Rico.

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Mudarme a Los Ángeles cambió mucho la manera en la que veo al mundo y a mí misma, pero antes de eso el momento más decisivo fue cuando decidí mudarme aquí y tomar cualquier riesgo, dejando de lado mi constante miedo a la incertidumbre de no saber si alcanzaré mis sueños. Yo diría que ese fue un momento clave en mi vida.
¿Qué haces aparte de modelar? Principalmente soy fotógrafa, pero también me gusta jugar con todos y cada uno de los diferentes medios artísticos; desde la pintura, la ilustración y la poesía hasta el diseño y la costura.
Estuvimos buscando modelos que desafiaran el estándar de belleza que los medios de comunicación nos presentan. ¿En qué sentido te consideras una figura desafiante de lo que se considera bello y lo que no? En el aspecto exterior; soy de estatura baja, morena, tengo el cabello decolorado y casi rapado por completo, soy puertorriqueña y, sin embargo, no encajo en el estereotipo de como se supone que debería verme. En el aspecto cultural; creo que el panorama está cambiando de manera positiva. Es agradable ser modelo y poder expresar tus opiniones, involucrarte en los asuntos de actualidad y poder ser tú misma. Este cambio en la industria ha logrado que la gente ya no esté tan interesada como antes en la belleza tradicional únicamente. La personalidad de la gente tiene un efecto directo en lo atractiva que nos resulta. Cuando prestamos más atención a la personalidad, la belleza tradicional queda en segundo plano. Este aspecto está presente en el actual movimiento de inclusión y exploración de la interminable diversidad que existe a nuestro alrededor. La gente hermosa con personalidades aún más hermosas están empezando a beneficiarse y tener éxito, tal como debe ser, sin importar su color de piel, raza, talla, estatura, orientación sexual, aspecto físico poco convencional, etc. En lo personal, me gusta pensar que es mi personalidad lo que me hace ser más desafiante hacia la belleza tradicional, y no alguno de mis rasgos físicos.
¿Dónde creciste y cómo fue tu experiencia al haber crecido en ese contexto? Crecí en Caguas, Puerto Rico. Crecí con mis padres y mi hermana mayor. Tuve una buena niñez y aprendí mucho de mis padres. Fue criada como católica y asistí a una escuela privada católica, donde me enseñaron mucha disciplina, y estoy agradecida con mis padres por todos los sacrificios que hicieron para que mi hermana y yo fuéramos a una escuela privada aun cuando no teníamos mucho dinero. Mis padres me enseñaron a ser humilde y a aceptar a los demás, a estar abierta a ideas nuevas; además cultivaron y estimularon bastante mi lado creativo. También me enseñaron a ser muy independiente, nunca me ayudaban con la tarea a menos de que fuera absolutamente necesario; me forzaban a solucionar los problemas por mí misma para que no dependiera de otros cuando yo podía hacer las cosas; me enseñaron a intentar las cosas una y otra vez hasta hacer mi mejor esfuerzo. Mi papá me regalo un cuento que se llama The Go-Getter (en español "El jarrón azul"), su moraleja es que siempre hagas todo lo necesario para conseguir lo que deseas; si quieres alcanzar un sueño, no tomes un no por respuesta. Aun cuando creas que algo no existe, si te esfuerzas lo suficiente podrías encontralo.
¿No necesitas estar en control como modelo? Necesitas tener control absoluto de ti mismo. Si me siento incómoda en una situación por la razón que sea, lo diré esperando que respeten mi sentir. El modelaje es un trabajo y en todos los trabajos cada quien tienes su función, su lugar y algún objetivo que debe cumplir. Si eres modelo, ése es tu trabajo; hacer lo que te piden que hagas. La persona que tiene el control es el director creativo o el fotógrafo, y eso hay que respetarlo. En ocasiones pueden pedirte que hagas un aporte, que des ideas o que vayas más allá de lo que implica tu trabajo, para mí eso es algo muy agradable porque puedo contribuir al aspecto creativo. Es genial que tantos diseñadores y marcas estén haciendo colaboraciones con las modelos, dándoles la oportunidad de demostrar que pueden hacer más que sólo pararse ahí y verse bonitas.
¿Puedes separar tu vida personal de tu trabajo y viceversa? A veces. A veces no. El modelaje es una pequeña parte de quien soy, pero no sólo soy una modelo, por lo que tengo una vida aparte de mi trabajo como modelo. La fotografía está intrínsecamente ligada a quien soy como persona. No puedo separar a Braina la artista de Braina la chica que se sienta a juagar en casa con sus gatos, y no creo que eso sea algo malo. Muchas de las ideas que se me ocurren para mi trabajo se derivan directamente de mi vida personal, de las emociones y las experiencias que me han afectado de manera positiva o negativa, y que me han llevado a ser la persona que soy; para mí quien soy como persona es lo más importante que puedo tener para alcanzar el éxito en cualquier trabajo que desempeñe.
¿Has percibido el enorme cambio de mentalidad que ha habido en las grandes marcas y las casas de Alta Costura acerca de la diversidad en sus castings y lo inclusivas que se están volviendo? ¿Qué piensas de esto? Como dije antes, la personalidad es lo más importante. Cada vez más gente se da cuenta de cuán real es eso, y a eso se debe gran parte del cambio. Somos una generación muy afortunada; actualmente somos parte de un movimiento revolucionariamente histórico de aceptación, tolerancia e inclusión. La moda es una parte muy importante de la vida de todas las personas, ya sea que lo sepan o no; le ofrece a muchísima gente algo que admirar, moldea la mentalidad y afecta la autoestima de nuestra juventud. ¿Por qué no empezar por la moda? ¿Por qué no diseminar ideas positivas y empoderar a la gente en todas partes? No sólo estoy a favor de eso, sino que considero que es vital. Algunas compañías pueden estarlo haciendo sólo como una estrategia de marketing; sin embargo, están transmitiendo un mensaje poderoso. Yo digo que está bien que dejemos que todos se sumen a esta movimiento; entre más, mejor.
¿Qué es lo mejor y lo más difícil de ser una persona joven en el año 2016? El Internet puede ser ambas cosas. Tenemos todo al alcance del toque de nuestros dedos; podemos aprender cualquier cosa que queramos, hablar con personas al otro lado del mundo, tener inagotables fuentes de inspiración. Una herramienta para transmitir cualquier mensaje que sea importante para ti. Además a unido a mucha gente. Pero, al mismo tiempo, ignoramos todos esos recursos inagotables para hacer banalidades, para llenar nuestro tiempo libre con entretenimiento estúpido, y nos conectamos con las personas al otro lado del mundo, pero no con las personas que están junto a nosotros en un café o en la casa de al lado. Considero que la parte difícil de ser joven en esta época es la gran presión que ejercen sobre nosotros los objetivos personales, las revistas, la televisión, etc. Para que alcancemos un éxito extremo lo más jóvenes posible. Veo a mucha gente que está trabajando sin descanso, sin disfrutar su vida porque siente que tiene una fecha limite para alcanzar el éxito, todo debe ser antes de los treinta años según las revistas. Al hacer eso, pierdes muchas oportunidades de ganar experiencias de vida, lo cual es muy importante. Muchas de las personas a las que admiramos, que influyen en quienes somos, no obtuvieron el éxito sino hasta después de los cuarenta años. Bukowski publicó su primera novela a los cincuenta y un años, William Burroughs tenía cuarenta y seis cuando salió Naked Lunch, Clockwork Orange salió cuando Anthony Burgess tenía cuarenta y cinco, Erick Satie no tuvo éxito alguno sino hasta los cuarenta y seis años, y muchos más como Vera Wang que empezó a diseñar a los cuarenta, Donald Fisher -fundador de GAP- que tenía cuarenta cuando abrió su primer atienda, Henry Ford que tenía cuarenta y cinco cuando lanzó el Model T, y las lista sigue. No estoy diciendo que hay que desperdiciar el tiempo, pero ¿por qué tenemos tanta prisa por ser empresarios exitosos antes de los treinta años, cuando tenemos tanto tiempo para experimentar, crecer y ser capaces de crear a partir de ello?
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Solo puedo tener la esperanza de que las cosas continúen por el camino actual y que cada vez esa diversidad sea mayor. Espero que se filtre a toda la sociedad en general y que se convierta en la norma.

Hayley 
20 años, Los Ángeles, California e India.

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Para ser honesta, yo diría que realmente es en este momento cuando estoy experimentando mi independencia y libertad. Me mude a Los Ángeles hace como dos meses para buscar convertirme en modelo. Antes viví en Phoenix por cuatro años, estudié ahí mientras trataba de averiguar qué era lo que me apasionaba. Siempre había sentido un gran gusto por la moda y la fotografía, por lo que pasé mucho en tiempo en Arizona tomando fotografías con mis amigos y trabajando con diferentes creativos. El paisaje de Arizona es inhóspito, pero lleno de vitalidad, lo que lo convierte en el lugar más épico para tomar fotografías. Después de vivir cuatro años en el desierto, ya ansiaba un cambio de escenario, por lo que pensé que era tiempo de buscar un nuevo lugar. Lo cual me trajo a la ciudad de Los Ángeles. Aún todo me parece fresco y nuevo, y yo todavía estoy haciendo mi transición, pero cada día me lleno de inspiración infinita y, además, hay muchas actividades en las cuales involucrarse. Estoy muy agradecida por vivir en un lugar donde pasan tantas cosas todo el tiempo.
Estuvimos buscando modelos que desafiaran el estándar de belleza que los medios de comunicación nos presentan. ¿En qué sentido te consideras una figura desafiante de lo que se considera bello y lo que no? Hubo un tiempo en que me molestaban mucho por mis características físicas (mi nariz prominente y mi color de piel) y pasé mucho tiempo de mi juventud poniendo mucha atención en cómo me veía. Pero conforme soy mayor, realmente empiezo a aceptar mi apariencia y mi cultura; por lo tanto me estoy permitiendo acceder a una parte de mi que considera que soy hermosa y que desafía a quienes piensan lo contrario. Al final de cuentas, creo que todos los seres humanos tenemos mucha belleza en nuestro interior y no deberíamos permitir que las opiniones de otros afecten lo que hacemos o la manera en que nos vemos a nosotros mismos. Todos somos humanos hermosos, y creo que lo más importante es darle amor y respeto a todos, porque todos estamos luchando por descubrir de que se trata la vida.
¿Dónde creciste y cómo fue tu experiencia al haber crecido en ese contexto? Nací y crecí en el Área de la Bahía, una hermosa ciudad colorida llena de tanta vida. Me mude a Dubai cuando tenía seis años. El lugar donde trabajaba mi papá cambió sus oficinas allá y todo la familia de mi mamá vivía allá. Mi mamá creció en la India, y ella realmente me enseñó a abrirme a otras culturas y otras personas, y también me enseñó que cada persona que conoces en la vida tiene algo que enseñarte.
¿Has percibido el enorme cambio de mentalidad que ha habido en las grandes marcas y las casas de Alta Costura acerca de la diversidad en sus castings y lo inclusivas que se están volviendo? ¿Qué piensas de esto? Tal vez no se trata de un enorme cambio de mentalidad. Creo que, sobre todo, la sociedad está aceptando la diversidad como un todo, por lo que es refrescante ver una variedad tan amplia de individuos en los castings de estas grandes marcas.
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Personalmente pienso que así es como debería ser, sin importar nada más.
¿Qué se siente representar, literalmente, un modelo para ciertos nichos que se encontraban vagamente representados en años anteriores? Honestamente, es una sensación maravillosa. Estoy muy agradecida por esta oportunidad y por poder cambiar la perspectiva de las personas que tienen una idea fija de como debe ser todo.

D Mike
28 años, Riverside, California. 

¿Cómo fue tu paso de la niñez a la edad adulta? Yo diría que mi paso de la niñez a la edad adulta fue muy afortunado. Tengo la suerte de ser modelo y de experimentar todas las cosas que la industria ofrece.
¿Qué haces aparte de modelar? Me encanta viajar; me gusta estar con mi familia y mis amigos, y me gusta hacer música. Cuando hago música y escribo canciones divertidas y geniales es el momento en que más me divierto.
¿No necesitas estar en control como modelo? Tener el control como modelo no es algo importante en mi lista. Soy un lienzo en blanco para el cliente/la industria. Pueden vestirme y arreglarme el pelo como quieran, siempre y cuando me sienta cómodo en el set, que es todo lo que importa. La única cosa que puedo controlar es lo mucho que me divierto en el set durante la sesión fotográfica.
¿Qué les aconsejarías a los que están entrando a la industria? A los recién llegados a la industria, les diría que sean personas felices y extrovertidas, que no tengan miedo de seguir el consejo de alguien que ya ha estado en la industria. También es importante que causen una buena impresión. Es muy importante que también estén en excelente forma, que hagan ejercicio y que coman de manera saludable. Será un largo camino.
¿Cómo te imaginas el futuro, tomando en cuenta la apreciación de la belleza y la masificación de la diversidad como un valor común en la industria de la moda? Me imagino el futuro de la industria en desarrollo y siempre cambiando con los movimientos de la cultura pop. No puedo esperar a ver la dirección que tomará la industria a medida que los jóvenes artistas y diseñadores innovadores que están llegando a ella apliquen sus perspectivas e ideas.

Más de i-D: 

Casting: Alexander Neumann y Columbine Smille en NY

El casting de #idkitchen

Casting: 8 modelos mexicanas

Credits


Fotografía Vanesa Capitaine
Estilismo Gerardo Carrillo
Modelos: Azizi, Sheyla, Elias, Esmeralda, Braina, Hayley, Nathalie y D. Myke @ Ford Models
Peinado Jefferson Tangradi, Matthew Luce y Anna Estella.