Michael wears coat and blazer (worn throughout) Giorgio Armani. T-shirt and jewelry (worn throughout) model's own. Sunglasses (worn throughout) vintage from General Eyewear.

michael pitt habla sobre 'ghost in the shell' y desafiar las normas

Michael Pitt se siente como una reimaginación de Kurt Cobain y River Phoenix. De estrella de rock a actor, ha sobresalido al interpretar a chicos perdidos. Su nuevo papel en ‘Ghost in the Shell’ —la adaptación a la pantalla grande de la muy popular...

|
30 Marzo 2017, 7:45pm

Michael wears coat and blazer (worn throughout) Giorgio Armani. T-shirt and jewelry (worn throughout) model's own. Sunglasses (worn throughout) vintage from General Eyewear.

El CV de Michael Pitt parece la lista más moderna de lo que tienes que ver en Netflix. Durante su carrera de casi 20 años, el actor de 35 años ha trabajado con lo mejor del cine independiente desde Bernardo Bertolucci, a Gus Vant Sant y Michael Haneke. Ha actuado en el musical de estrellas de rock transgénero, Hedwig and the Angry Inch, y ha tomado el papel protagónico en la serie de televisión de drama, Boardwalk Empire. Y, para llenar el vacío en nuestro escenario de streaming de ensueño, también puedes verlo en el drama adolescente Dawson's Creek.

Michael hizo su debut en la pantalla chica en 1999, como un personaje secundario en la serie adolescente de TV definitiva de su época, Dawson's Creek. Interpretó a Henry Parker, un jugador de futbol de primer año enamorado de Jen Lindley, interpretada por Michelle Williams. Con sus profundos ojos azules y su cara de bebé, era fácil para Michael evolucionar a un galán regular, pero su estilo de vida real siempre fue más como My So Called Life que Dawson's Creek. Pasó los últimos años de su adolescencia en Nueva York, sumergido en la cultura del downtown y sus looks de chico malo, su pelo rubio descuidado y la estética grunge le permitió —después de Dawson's— fácilmente colarse de las revistas de adolescentes a las páginas de la moda. Ha sido fotografiado por Hedi Slimane, y ha modelado para Yves Saint Laurent y Prada. Durante este tiempo, también comenzó una relación a largo plazo con la supermodelo Jamie Bochert, quien exquisitamente canalizó los encantos hobo de Patti Smith. Los dos parecían estar muy cómodos instalándose en el Chelsea Hotel juntos.

El propio estatus alt pin-up de los noventa de Michael fue reforzado por sus elecciones en pantalla. Ha interpretado al auto destructivo Kurt Cobain en Last Days, un filme que lo llevó a empezar su propia banda a instancias del asesor de música de la película, Thurston Moore de Sonic Youth. La banda post grunge, llamada Pagoda, firmó con la disquera de Moore. Entre estrella de rock y actor, Michael se siente como una reimaginación de Kurt Cobain y River Phoenix y sobresalió al interpretar chicos perdidos. Prefirió irse por un modo de adolescente en Bully de Larry Clark o adoptar a la ostentosa estrella de rock gótica en Hedwig para estar en películas más populares y con mayor presupuesto. Pero pedirle a Michael Pitt que escoja su filme favorito de todos los que ha hecho deja al actor perplejo. "Esa es una pregunta tan difícil porque he visto distintos personajes en distintas etapas de mi vida", dice. "Trato de navegar en mi carrera lo más que puedo, agarrar cosas que son más interesantes para mí y que con suerte a mis fans les gustará verlas. También escoger papeles que desafíen la norma".

Michael's own late 90s alt pin up status was bolstered by his on screen choices. He's played a self destructing Kurt Cobain in Last Days, a film that led him to start his own band at the behest of the movie's music adviser, Sonic Youth's Thurston Moore. The post grunge band, called Pagoda, went on to sign to Moore's record label. Between rock star and actor, Michael felt like a contemporary reimagining of Kurt Cobain and River Phoenix and he excelled at playing lost boys. He preferred to go into off-grid teen mode in Larry Clark's Bully or to embrace the weird pomp and goth rock star in Hedwig to signing on for more big time, big budget movies. But to ask Michael Pitt to pick a favourite of his films leaves the actor stumped. "That's such a difficult question because I've been different characters at different stages of my life," he says. "I try as much as I can to navigate a career, to pick things that are most interesting to me and hopefully that my fans would like to see me do. To also pick roles that challenge the norm."

Más de i-D: Scarlet Johansson habla sobre su papel en Ghost in the Shell

El último papel de Michael, y la razón por la que está hablando con i-D por teléfono desde París donde esta en un descanso de su hogar en Nueva York, representa un cambio y consistencia para el actor. Ghost in the Shell, la adaptación live action a la pantalla grande de la muy popular serie japonesa de manga y anime, es un filme con un presupuesto más pesado que el que Michael solía tener en el reino del cine de arte. Pero eso no es una motivación para él. "Había pocos factores", dice sobre lo que le atrajo del filme. "No era sólo hacer una gran película live action. Me habían pedido hacer ese tipo de películas antes pero realmente no estaba interesado en el contenido".

Ghost in the Shell es protagonizada por Scarlett Johansson como The Major, un híbrido entre cyborg y humana encargada de combatir los elementos delictivos en el submundo digital. Michael está sufriendo por mantener los detalles de su personaje en secreto, pero seguramente es una clave para que The Major desbloquee su misterioso pasado de cómo una niña se convirtió en un cyborg. El filme empalma las preocupaciones del mundo real con el crimen cibernético, la seguridad y el hacking con las cuestiones filosóficas. "Ghost in the Shell es esencialmente la pregunta de ¿qué es el alma? ¿Qué nos hace diferentes de las computadoras? ¿Realmente pueden ser nuestros maestros?", explica Michael.

En la carrera de Michael, el arte siempre ha sido un maestro. Nacido en Nueva Jersey en 1981, se mudó a Nueva York cuando tenía 15 con la intención de triunfar como actor. La escuela, dice, no le sirvió a él. "No era muy bueno en la escuela. No estaba rodeado por cultura en mi vida. Fui a grandes escuelas públicas en Estados Unidos; no era un niño adinerado. Desafortunadamente, en Estados Unidos, muchos de esos niños se caen por las grietas y yo definitivamente fui uno de esos".

En su lugar, la educación de Michael fue en el Downtown de Nueva York, donde compartía un escuadrón en Chinatown de poetas y artistas. Su revelación ocurrió cuando consiguió un papel en un show off Broadway, donde por casualidad fue visto por un agente de casting de California que lo llevó a su limitada aparición de 15 episodios en Dawson's Creek. Pero el tipo de vida forastera que Michael había experimentado como un adolescente eclipsó las brillantes luces de la televisión en horario estelar y el trabajo de Michael inmediatamente lo vio interpretar distintos tipos de rebelde. Se despojó de sus prendas en The Dreamers, de su sanidad como Cobain en Last Days, y de cualquier vestigio de lindura con giros magníficamente desencajados en Bully y el remake estadounidense de Funny Games.

Michael aún tiene la apariencia de un alt pin-up, más recientemente modelando con Winona Ryder —quien parece estar igualmente cómoda como una forastera— para Rag & Bone. Pero ha sido exitoso al dirigir la atención a sus caracterizaciones a menudo controversiales, y siempre irresistibles. Lo hacen, dice, malo en los negocios pero bueno en el trabajo de campo. "Soy un artista", explica. "Eso no significa que si generas mucho dinero no eres un artista. Significa que tienes suerte. Pero no debería ser lo más importante. Sólo perseguir dinero o estratégicamente hacer decisiones que están basadas en el crecimiento de tu paga. No he conducido mi carrera de ese modo. Es por eso que soy un hombre de negocios terrible. Pero soy un artista".

Ve todo lo que hay dentro de nuestro nuevo número: The Family Values Issue.

Credits


Texto Colin Crummy
Fotografía Juergen Teller 
Estilismo Max Clark
Peinado Jon Chapman en Carol Hayes Management.