Publicidad

más allá de vetements: conoce a la nueva ola de la moda de georgia

Mientras todos los ojos están en Demna Gvasalia, un cambio importante está sucediendo en su natal Georgia. Aquí están los talentos del diseño que debes conocer.

por Anastasiia Fedorova
|
10 Octubre 2016, 5:58pm

Tatuna Nikolaishvili

Cuando el fotógrafo Grigor Devejiev estaba pensando en lugares para fotografiar un editorial mostrando a los diseñadores georgianos emergentes, su ojo se posó en las locaciones más mundanas y sin complicaciones: un paso subterráneo y un mercado de ropa barata, un restaurante de comida georgiana y un camión de papas. Usando botas altas amarillas, un arete en la nariz y una margarita, un voluminoso slip dress con cortes profundos o un look llamativo totalmente plateado, sus modelos recibieron miradas perplejas por parte de los transeúntes. Devejiev expuso la energía del cambio: el cambio en los códigos visuales de la moda y del movimiento de la cultura joven emergente en Georgia.

Después de 70 años bajo el régimen soviético, Georgia recuperó su independencia en 1991, seguida por una década turbulenta que tuvo una guerra civil y una crisis económica. Nacidos en el nuevo país independiente, muchos de los jóvenes creativos de la escena de Tiflis de hoy en día comparten recuerdos de esa época. El diseñador George Keburia incorporó estampados de pistolas negras en su colección más reciente, una referencia directa a las consecuencias sociales y económicas de la guerra, sin embargo, las armas están yuxtapuestas con colores arco iris, volantes, y la palabra 'Gay' con brillos en playeras y suéteres. Estas piezas son una reacción a los sentimientos homofóbicos de la Georgia conservadora. También están canalizando la nueva energía optimista.

Más de i-D: Conoce a la mente maestra de la moda: George Keburia

Tamuna Ingorokva

Keburia, de 25 años, ha manejado su marca desde 2010. Juguetonas, elegantes y atrevidas, sus creaciones son populares entre los nuevos chicos de la cuadra. "Cuando era un adolescente, la gente de mi edad solía vestirse muy simple, probablemente por los estándares de vida de la Georgia de los noventa", recuerda. "Hoy en día, conozco a muchos chicos con estilo, siempre se juntan en las calles de Tiflis como una pandilla. Se ven libres, independientes y llenos de potencial; realmente lo puedes notar en su estilo. Me encanta cómo se ven y cómo actúan en público. Se visten de manera kitsch, trashy y elegante a la vez".

Más de i-D: El fotógrafo Chus Anton captura la belleza y el optimismo de la juventud

Otro joven prodigio en la escena es Gola Damian. A los 24, ha estado trabajando en su marca por cinco años, pero puede indicar su inicio cuando él tenía tan sólo 16 años. La ropa de Keburia evoca la elegancia performativa de los setenta y principio de los ochenta, colores brillantes y telas sedosas empatadas con elementos del sportswear contemporáneo y acabado con botas al tobillo al estilo Bowie. "Siempre trato de tomar formas clásicas de prendas y añadirles detalles deportivos para crear algo nuevo, y amo crear kitsch", dice. "Creo que el estilo de la juventud georgiana realmente cambió en los últimos tres años: se hizo más underground y valiente, la gente experimenta más".

Tamuna Ingorokva

Keburia y Damian empezaron en la moda en circunstancias que podrían parecer extraordinarias: unas cuantas temporadas en sus marcas, aún están en sus veinte, mientras en Reino Unido, Europa y Estados Unidos les toma mucho más tiempo a los diseñadores de moda pasar por educación, pasantías y establecerse en la industria. Con la industria de la moda georgiana aún en sus primeros años, una nueva cosecha de marcas jóvenes está emergiendo —la única cuestión es cuántos de ellos se las arreglarán para sobrevivir. "Es fácil convertirte en un diseñador de moda en Georgia", dice sin expresión Damian. "Pero es muy difícil desarrollarse".

Tatuna Nikolaishvili, quien empezó su marca en 2010 a la edad de 23, concuerda. "Triunfar en la moda georgiana no es difícil. La parte más difícil es mantenerlo", dice. "Los georgianos adoran la moda, y para muchos de ellos se ha convertido en un estilo de vida. Pero tener buen gusto no es suficiente para convertirse en un diseñador. Eso requiere mucho trabajo duro y dedicación". Los diseños de Nikolaishvili son más cohibidos, gráficos, se enfocan en el sentimiento y movimiento de la prenda tanto como en la imagen. "Algunos de los diseños requieren valor para usarlos. La feminidad es integral en cada diseño pero algunas de mis creaciones son piezas de arte, no para todos".

Atelier Kikala by Lado Bokuchava

Establecido en 2012, Atelier Kikala es uno de los ejemplos de éxito comercial en Georgia. Los elementos gráficos y llamativos de la marca, empatados con el uso innovador de materiales, ha atraído el gusto de Miroslava Duma y Sky Ferreira. También se las arregló para beneficiarse de las conexiones que Georgia aún tiene con otros países postsoviéticos, de donde un gran volumen de órdenes vienen. La Directora Creativa Lado Bokuchava admite que hay beneficios e inconvenientes al trabajar en Georgia. "Es mucho más barato producir aquí que en otros países", dice. "Pero al mismo tiempo, no hay fábricas que produzcan accesorios, como bolsos, y también es difícil trabajar con estampados porque hay escasez de impresoras especiales para textiles. Estos pequeños problemas técnicos realmente limitan el trabajo del diseñador".

Más de i-D: Un diario de Tiflis: documentando la ciudad en la cúspide del cambio

La falta de infraestructura, particularmente en términos de producción, parece ser la preocupación más común para diseñadores emergentes en Georgia. MATÉRIEL usa la herencia de la industria soviética de textiles para llenar el nicho. MATÉRIEL fue creado en 2012 en los cimientos de House of Fashion, uno de los productores de textiles más grandes de la URSS, que se remonta a 1949. "Proveemos a los diseñadores con todo lo que necesitan para crear una colección: facilidades de producción, materias primas, mano de obra", un portavoz de MATÉRIEL comentó. "Podemos satisfacer casi cualquier necesidad que el diseñador podría tener". Las colecciones de MATÉRIEL son vendidas en nueve países, y la compañía está trabajando actualmente con Tiko Paksashvili de 28 años, y su marca Tiko Paksa, con Aleksandre Akhalkatsishvili de 29 años, y Lika Chitaia de 32 años.

Atelier Kikala by Lado Bokuchava

En los últimos dos años, el éxito de Demna Gvasalia en la escena de la moda ha hecho destacar a la escena emergente de la moda georgiana. Aunque Gvasalia dejó el país a una edad temprana con su familia después del inicio de la guerra civil, muchos creativos emergentes buscan conexiones entre su trabajo y lo que ellos tratan de crear en Tiflis. "Demna Gvasalia es una mente georgiana muy especial para nosotros. Nos encanta como piensa y trabaja con telas y la industria de la moda", explican Irakli Rusadze y David Giorgadze de la marca SITUATIONISTS. "Todos tienen que agradecerle por darle a Georgia tal empujón y darle la oportunidad a los diseñadores georgianos de mostrarse". SITUATIONISTS sólo tiene un año de vida y comparte una idea de conexiones culturales internacionales con Vetements: cuando la marca fue creada, David estaba en Berlín, e Irakli vivía en Tiflis. Juntos están tratando de crear un look internacional contemporáneo, inspirado por lo que sus compañeros usan en las calles de Tiflis. "La nueva generación está muy informada, lo cual adoramos, y su estilo es muy libre, muy individual", añaden, explicando lo que atrae al estilo callejero de Tiflis.

George KeburiaGvantsa Janashia

Al mismo tiempo, no todo en la escena de la moda georgiana empezó con Demna Gvasalia. Gvantsa Janashia está entre las pioneras de la industria, y aún en primer plano dando forma a su look con su toma en la feminidad contemporánea reimaginada en un modo clásico andrógino. En la altura de la obsesión de occidente con la música pop en los noventa y las fotografías vintage de Kate Moss, su trabajo nos recuerda que los noventa en Georgia fueron tiempos muchos más oscuros, que sentó las bases para el renacimiento del que estamos siendo testigos ahora. "He estado trabajando en Georgia desde los noventa", recuerda. "Antes éramos más entusiastas y esa era la motivación principal para el futuro de nuestros negocios. Georgia ha experimentado tiempos difíciles y oscuros, por lo que el inicio fue muy duro, la industria de la moda no existía en lo absoluto, los diseñadores no eran capaces de darse cuenta de sus habilidades. Poco a poco nos hemos ido desarrollando y creo que ahora somos una pequeña parte de la industria global de la moda".

Janashia es entusiasta sobre el futuro, debido a los diseñadores y su creciente audiencia. "El gusto de los jóvenes ha cambiado durante los últimos años, tienen sus puntos de vista individuales sobre la moda. Hoy en día conoces a muchos chichos indie, góticos, skaters, punk, al igual que amantes de la elegancia en las calles de Tiflis", añade. "Ellos son los que están haciendo la revolución en la moda georgiana".

Más de i-D: Dentro de la escena skate post-soviética en Georgia

Gola Damian

Irakli Rusadze, Situationist

Materiel by Alexander Akhalkatsishvili

Lela EloshviliAvtandil

Gola Damian

Materiel by Tiko Paksa

Irakli Rusadze 

Tatuna Nikolaishvili

Gvantsa Janashia

Credits


Texto Anastasiia Fedorova
Fotografía y estilismo Grigor Devejiev
Asistente Aka Prodiashvili
Maquillaje Christina Regini, Lucia Devejieva
Modelos Natalie Raizer, Marita Gogodze, Dina Farfalia, Lika Rigvava (IC Models Management)