la polemica del pezón

Desde 1992 las mujeres tienen permiso de pasearse por las calles de Nueva York con sus pechos al aire. Pero si se te escape un pezón en Facebook, te borran tu perfil completo. De la misma manera, exponer tus chichis en Instagram significa que no podrás...

|
ago. 22 2014, 8:55pm

Nick Dorey

La semana pasada Scout Willis llegó a los encabezados del periódico por pasearse topless en Nueva York, después subió una foto de sí misma en Twitter (el único sitio que acepta chichis). Venía acompañado del título "legal en NYC, pero no en Instagram" y lo que "@Instagram no te deja ver" es que la desnudez pública de Willis no se trataba de tomarse la mejor selfie, o un truco publicitario para su banda, ni siquiera de dejarlas respirar; se trataba de usar su cuerpo como una herramienta para atraer consciencia a la nueva tendencia de la censura femenina, o en otras palabras el miedo a las chichis malévolas en medios sociales.

Más que nada, fue su reacción después de haber tenido su cuenta de Instagram eliminada por oficiales de la aplicación por lo que llaman "instancias de abuso". La realidad es que solo era una foto de Willis en un top transparentoso y otra de una chamarra que ella hizo que incluía una foto de chichis expuestas - ni siquiera eran chichis de verdad, sino una foto de una foto… Y no es la primera celebridad a la que le ha ocurrido esto; también han censurado a Rihanna y a Grace Coddington.

Comprobando lo mal portada que Riri es realmente, la belleza del caribe subió una foto de ella misma tomada por la revista francesa Lui, donde se encuentra recargada en una silla con sus pechos al aire. Su cuenta fue borrada poco después, provocó que Rihanna se enojara mucho y a la creación del hashtag #bringbackbadgirlriri. 

Tomando un paso más allá en la enorme batalla en contra de los pechos, Instagram borró temporalmente la cuenta de Grace Coddington el mes pasado, después de que la pelirroja favorita de la moda subió una caricatura de sí misma, también recargada en una silla con sus pechos al aire (Rihanna, mucho ojo). Claro, no importa si son negras o blancas, viejas o jóvenes, reales o hechas a mano, cuando se trata de los medios sociales, las chichis no son lo de hoy. A menos de que, obviamente, los pezones no se vean. Tapa tus pezones con emoticones (flores, signos de paz, la cara de Mark Zuckerberg); o simplemente elimínalos por completo, y estas listo.

De acuerdo con las reglas y regulaciones de Facebook, las imágenes de bebes siendo amamantados están permitidas. Pero, si el bebe no tiene su boca adherida a los pechos de su madre, si no hay contacto de boca a pezón, dios mediante que haya una sola señal de empoderamiento sexual hacia la mujer, la fotografía tan ofensiva será borrada, y la cuenta de la persona será suspendida hasta próximo aviso. Lo cual es bastante raro si consideramos la cantidad de fotos sensuales con niñas escotadas cubriendo nuestro feed, fotos que pertenecen más a una cabina de teléfono que a Facebook.

Hay fotos de mujeres que se han hecho mastectomías, posteadas para crear consciencia del cáncer de mama y para apoyar a las sobrevivientes. Mientras estoy completamente de acuerdo con esto, me parece raro que las fotos de estas mujeres tienen la libertad de ser visualizadas, mientras las que no tienen "cicatrices del cáncer", y no "están afectadas por cirugía" (usando las propias palabras de Instagram), no. Hace algunas semanas una persona muy cercana a mi fue diagnosticada con cáncer de mama, lo que significa que algo increíblemente mortal esta habitando el cuerpo de una de mis amigas más antiguas - el hecho de que ella se tenga que esperar a que le destrocen el cuerpo para que ella pueda subir fotos topless a Instagram o a Facebook me parece una locura. Después de años de ganar puntos con los derechos de la mujer, siguen controlando los cuerpos de las mujeres, conteniéndolos y usándolos conforme lo que la sociedad considera aceptable. Es hora de hacer algo al respecto.

Topless Pulp es un grupo de mujeres en Nueva York que se juntan de vez en cuando en un parque para una lectura topless. Es como un club de lectura pero con chichis. Si visitan la gran manzana, búsquenlas. Como alternativa, empiecen su equivalente. También hay una campaña llamada Free The Nipple (el domingo 20 hombres y mujeres topless tomaron el parque en Washington Square como protesta de la censura de los pezones en 37 estados Estadounidenses), un hashtag llamado free the nipple (Scout Willis, Rihanna, Caitlin Stacy y Miley Cyrus son fans) y pronto terminarán (en cuanto Facebook deje de cerrar la página) una película llamada Free The Nipple. Dirigida por Lisa Esco, basada en la historia real, Free The Nipple sigue a una manada de mujeres descamisadas que se apoderan de las calles de Nueva York, peleando por la despenalización del pezón femenino. Checa su página, firma una petición, corre la voz, y si no es por tí, entonces hazlo por tus madres, hermanas, hijas y nietas, comienza a liberar el pezón de las mujeres. Las censuras se están haciendo viejas. 

Credits


Texto Tish Weinstock
Fotografía Nick Dorey
Estilismo Jack Borkett
Modelo Alys Hale