nicholas hoult, el máximo chico malo

Hablamos con el actor sobre 'Hyde Park', sobre el humor negro, y sobre qué se siente matar a tus amigos.

por Tish Weinstock
|
06 Noviembre 2015, 10:00pm

Del chico anticuado de cejas difusas en About A Boy a uno de los galanes más candentes de Hollywood, la brillante carrera de actuación de Nicholas Hoult ha ido viento en popa. Pero es su película más reciente, Kill Your Friends, que se estrena en los cines de todo el mundo hoy, la que muestra al actor en su máximo esplendor. Basada en la novela oscura y retorcida de John Niven, Hoult interpeta a Steven Stelfox, el chico malo de Britpop, un grasiento chico A&R que no se detendrá ante nada hasta que consiga lo que quiere, incluso si esto significa gruñir, coger y matar en su camino a la cima.

Y bien, Kill Your Friends, es una película genial. De alguna manera me dieron ganas de salir y consumir muchas drogas y matar gente, bueno, tal vez no lo de las drogas, pero matar sí…
Supongo que ése era el objetivo, permitirle a la gente disfrutar de esa pequeña parte retorcida de su cerebro.

¿Cómo te involucraste con ella?
Estaba sentado en Hyde Park (probablemente la única vez que me he sentado en Hyde Park) y Gregor Cameron se me acercó y me dijo: "Oye tengo un guión", y pensé, este tipo loco tiene un guión, qué pasa; no es que esté loco, solo fue un acercamiento extraño. Lo leí y pensé que era muy interesante, pero sentí que yo era demasiado joven en ese momento y no tenía director y ya estaba trabajando en otra cosa.

¿Qué te hizo sentir demasiado joven?
El personaje se leía mayor de lo que yo era en ese momento. Cuando imaginé el papel, no podía imaginarme interpretándolo. Eso pasa mucho, lees un guión y dices: "Sí, me encanta, pero no soy la persona adecuada para ello". Luego regresaron un año después y Owen Harris se había unido, me gustó mucho su episodio en Black Mirror. Es la mejor narración de esa historia, de la relación I.A./ser humano. Es un tipo muy inteligente y alguien adecuado para esto, ya que podría convertirse fácilmente en un buen amigo. 

¿Qué te atrajo del guión?
La escritura de John Niven. Tiene un gran sentido del absurdo. Crea esos personajes ridículos. Su diálogo es increíble, diciendo lo indecible de una manera muy astuta; observador, pero rápido al mismo tiempo, y siempre adornado con un bonito giro de la frase.

¿Tenías una idea clara de cómo saldría el personaje?
En realidad no. No hay ninguna razón real por la que este personaje sea como es. Está en un entorno de olla a presión, pero no hay nada del tipo: "Esto es lo que le ocurrió cuando era más joven y ahora es un producto de eso". Y no hay momento redentor donde el antihéroe tenga una iluminación y se dé cuenta de sus errores y todos queden muy contentos, lo cual me parece una elección bastante atrevida. Esas cosas suelen quedar diluidas, así que felicitaciones a la gente que lo hizo y que no toma el camino fácil.

¿Disfrutaste interpretar a un imbécil?
Sí, los antihéroes en general son mucho más interesantes. Hubo situaciones en las que no sabía qué estaba motivando al personaje, terminan en estas situaciones y alguien más lo arregla por ellos o les da un nuevo camino en el cual seguir y todo está bien. Como actor, es difícil mostrar cómo funciona todo. Mientras que personajes como Steven son mucho más fascinantes, puesto que puedes profundizar en un lado diferente de su psique y descifrar cosas que no harías de otra manera. 

¿Aprendiste algo acerca de ti al hacerlo? ¿Tal vez que disfrutaste demasiado interpretarlo?
Sí, definitivamente hay algunas cosas que no debería admitir. Siempre aprendes cosas en el trabajo, sobre todo con este personaje que es tan fuerte y no había mucho tiempo para ensayar, así que intenté hacerlo lo mejor posible, porque este personaje sabe exactamente a dónde va. Es por eso que las cosas van en espiral en la película, cuando no tiene control sobre los acontecimientos.

¿Te parecen las películas independientes más liberadoras en términos de aportación creativa?
Sí, sin duda hay menos cocineros, el tiempo es también un gran elemento. En una película independiente simplemente no tienes tanto tiempo, y la gente está allí por las razones correctas, no hay elemento oculto o un segundo razonamiento, es más bien un esfuerzo de equipo, cada quien se une. 

¿Te resulta difícil ser divertido en la película, decir líneas cómicas de otras personas?
Sí, creo que lo puedes ver en personas como Jim Carrey, y algunos de los actores más importantes, hacer comedia es casi imposible. Alguien me dijo hace años que simplemente: "No hay que intentar ser graciosos. Porque nunca funciona". Así que sí, supongo que haces lo que está escrito y ojalá sea gracioso. Esta película es diferente porque el humor es muy retorcido; sabes que a alguien le están apaleando la cabeza porque no sabía que Paul Weller era compositor y cantante.

Has hecho muchos papeles diversos, ¿es intencional o simplemente se despliegan de esta manera?
Sí, trato de hacer cosas diferentes. No quiero hacer la misma cosa una y otra vez; sería aburrido para mí y aburrido de ver para la gente.

En el futuro, ¿dónde ves tu carrera?
En realidad solo quiero seguir haciendo eso, interpretar diferentes roles. Normalmente los papeles se ponen más interesantes a medida que creces, y esperas que tú también mejores. 

@NicholasHoult

Tagged:
hyde park
Cultură
nicholas hoult
entrevistas de cine