escucha a kikagaku moyo, los representantes de la psicodelia en japón

Por su gira y su nuevo álbum, ‘House In The Tall Grass’, hablamos con la muy hábil, muy linda banda sobre la inexistente cultura de las drogas en Japón, los altibajos de la escena musical en Tokio, y que tan seguido se cortan el cabello.

|
14 Junio 2016, 9:30pm

En los sesenta y setenta, la psicodelia era grande en Japón. Adoptando el sonido y estilo de bandas occidentales, los grupos japoneses tenían la idea correcta, pero no tenían el equipo. Llegamos al día de hoy y con un sonido que abarca elementos del rock de los setenta, folk, krautrock, y música clásica de India, Kikagaku Moyo ("patrones geométricos" en japonés) son la hábil banda de cinco miembros haciendo música que tiene la intención de liberar la mente y el cuerpo. Llegaron a Londres por su más reciente gira, y i-D se sentó y comió manzanas con el frontman Tomo Katsurada y el baterista Go Kurosawa...

¡Hola Kikagaku Moyol! Están actualmente de gira, ¿qué países han tenido la mejor reacción a su música?
G: Estados Unidos es una locura. La gente está muy emocionada y borracha y no están realmente oyendo.
T: Cuando tocamos en Japón es totalmente lo opuesto.
G: En Japón se supone que no debes hablar cuando alguien está tocando. Así que es bueno que consigamos que la gente nos escuche, pero al mismo tiempo nos ponemos más nerviosos.
T: Si, juzgan mucho. La gente se para ahí mandando tweets acerca de si es bueno o no.
G: Pero en Europa es diferente... Inglaterra es muy divertido para tocar. Tal vez por la cultura del rock'n'roll.

Más de i-D: Road trip de Tijuana a Coachella con Mint Field

¿Cómo es la escena de la psicodelia en Tokio hoy en día?
G: Es muy pequeña.
T: Sí, de hecho no hay muchas bandas psicodélicas en este momento ... nosotros y tal vez personas mayores como Acid Mothers Temple. Pero supongo que bandas jóvenes, está Minami Deutsch.

Ellos están en su disquera, GURUGURUBRAIN, ¿no? De algún modo, ¿ustedes están curando la escena por su cuenta, firmando con las personas que les gustan y manteniéndolo vivo?
T: ¡Sí! También estamos viendo a bandas de otros países asiáticos -hay muchos tesoros escondidos y cosas realmente grandiosas. 

Cuéntenos más de su disquera.
G: Bueno, nos enfocamos en la escena de la música asiática. Para nosotros y otras bandas asiáticas es visto como exitoso el firmar con una disquera de Estados Unidos o Europa, porque son el mercado principal, pero pensamos que era tiempo de hacer algo por nuestra cuenta.
T: Y como hemos tocado como una banda y hemos estado de gira en Estados Unidos y Europa, y conocimos a muchas personas y distribuimos por todo el mundo, realmente estamos tratando de hacerlo más fácil para que otros hagan lo mismo.

Dentro de la psicodelia, ¿notan alguna diferencia en el estilo dependiendo de la ciudad de la que viene?
G: Sí, incluso entre Tokio y Osaka. Las bandas tienden a ser más locas y extremas en Osaka. Tokio es más reservado.

¿A qué creen que se deba eso?
G: Osaka tiene, como, más espíritu y orgullo. Es la segunda ciudad más grande, entonces son como, '¡Jódete Tokio!'.
T: Así que hicieron un estilo diferente para destacar.
G: Ellos piensan que las personas en Tokio son muy modernas y siempre están tratando de ser cool. Sí, Osaka tiene una muy buena escena musical.

Es interesante que mientras ha habido una gran escena psicodélica en Japón, realmente nunca ha habido una cultura de las drogas que típicamente irían de la mano.
G: Sí, no mucho comparado a Europa o Estados Unidos. Pienso que es como, crecimos escuchando música de Estados Unidos y Reino Unido desde que éramos niños y sabemos acerca de la cultura psicodélica de los sesenta y el movimiento hippie. Japón también tuvo eso en los sesenta, pero no tanto la ideología, solo el estilo. Obviamente tuvieron la Guerra de Vietnam y esas cosas, que nosotros no tuvimos, pero hoy en día es casi como si imagináramos que hemos visto a esas bandas y que usamos drogas. Pero no lo hacemos, entonces es como, ¿qué deberíamos hacer? Tendemos a ser muy extremos con nuestra música porque no sabemos como, el límite... no sabemos cómo tocaríamos si estuviéramos en ácido.
T: Sí, usamos nuestra imaginación.
G: Nos gusta cómo las bandas de rock psicodélico de los sesenta usan instrumentos diferentes; están abiertos a mezclar diferentes géneros e incluso palabras habladas de vez en cuando, combinando estilos más pesados y folk... eran tan libres.

Ustedes empezaron el Tokyo Psych Festival hace unos años, ¿no?
G: Sí, básicamente cuando regresamos de Estados Unidos empezamos una banda y nos dimos cuenta que no estaba sucediendo nada donde pudiéramos participar, entonces empezamos a armar nuestros propios eventos y tratamos de descubrir bandas similares. Pero las personas que venían a nuestros shows eran extranjeros o gente mayor; no muchos jóvenes japoneses estaban interesados, entonces ahora tenemos un escenario en el Liverpool Psych Fest en su lugar. 

¿Crees que el interés esté creciendo mientras pasa el tiempo?
T: Sí, está empezando, solo un poco.
G: Las tendencias musicales siempre llegan después a Japón... entonces cuando en Europa la música psicodélica ya no sea tan popular, vendrá a Tokio y la gente tendrá que venir y tocar en un show ahí.

¿Qué piensan otras escenas musicales en Tokio de ustedes?
G: Porque no hicimos muchos shows en Japón, algunas personas piensan que somos de otro país. Fue muy natural para nosotros el irnos al extranjero y hacer gira porque en Tokio tienes que pagar para tocar.

¿Tienen que pagar para tocar en shows?
T: Sí, el sistema de promoción en Tokio es totalmente diferente al de cualquier otro sitio. No hay ningún promotor contratando bandas pequeñas.
G: Simplemente no está sucediendo. Pero el lado bueno de esto es que si pagas, puedes tocar lo que quieras, donde quieras.
T: Tal vez esa es la razón por la que tenemos muy buena música experimental. Porque, generalmente, sería muy difícil para los promotores montar show para bandas extremas.

Más de i-D: Backstage con Kevin Parker de Tame Impala

¿A dónde recomendarían ir en Tokio para experimentar música psicodélica en vivo?
G: Hay un estudio de ensayo muy cool llamado DOM en Koenji, que está alejado un poco del centro y de donde vivimos. Es muy barato, como cinco u ocho dólares, lo cual es realmente accesible.
T: Por lo general, los shows en Tokio, incluso los shows locales, las bandas que no conoces, cuestan como 25 dólares. Es muy caro, por lo que realmente nadie va, ¡solamente amigos!
G: Hay muchas personas que nunca van a los conciertos.

Es una cultura muy distinta a la de Londres. ¿Cuáles dirían que son sus mayores influencias hoy en día?
T: Películas. Me gustan mucho las películas. Siempre las veo con nuestro bajista.

¿Qué tipo de películas?
T: Cine B y ciencia ficción mala. Recientemente me cansé de ver cine de arte experimental de los sesenta. Lo empecé a encontrar algo aburrido y después empecé a ver muchas películas de fantasía de los ochenta; son muy experimentales. Todo pasa sin una explicación, el vestuario está hecho a mano, y están llenos de criaturas extrañas y esas cosas. Como The NeverEnding Story... cosas típicas que conoces. Las películas de fantasía mala son muy buenas.

Si tu discografía fuera la banda sonora de una película, ¿a cuál película crees que le quedaría mejor?
T: Algo de Sergei Parajanov. Él hacía películas en los sesenta y setenta con vestuarios hermosos e historias basadas en la gente que vivía en Kazajistán y Rusia. Son situadas en áreas de bosques realmente hermosos y hay muchas cosas tipo rituales.

La próxima vez que estés aburrido, deberías re-doblar sus películas con tu música. Cuéntenos acerca de sus vocales. ¿Qué lenguaje es?
G: Bueno, no es japonés. Solo cantamos sonidos.
T: Sí, realmente no queremos mucho significado en nuestras canciones.
G: Depende del oyente. A veces tiene significado, pero depende de lo que está pasando cuando estoy cantando.

¿Entonces el significado cambia?
G: Exactamente. Para cada show, cada canción, tengo una visión diferente en mi cabeza cada que toco.

House in The Tall Grass parece ser más calmado que sus lanzamientos anteriores.
T: Bueno, queríamos tener ese tipo de sonido porque el último álbum que hicimos, Forest of Lost Children, era más brillante y esta vez queríamos hacer música como si el oyente estuviera escuchándola de lejos. Teníamos esta imagen de una casa aislada en la nieve; viendo a la casa desde perspectivas diferentes, con la nieve que estaba entre la música y tú absorbiendo todos los sonidos. 

En un mundo ideal, ¿qué quieres que tu audiencia sienta y piense?
T: Solo queremos que pasen un buen rato... o incluso tal vez que duerman mientras tocamos.

Eso resultaría en unos sueños muy especiales.
T: Durmiendo o solo imaginando cosas. Realmente es un gran placer si podemos inspirar a alguien para crear algo. A veces, las personas nos mandan imágenes o dibujos, lo cual es muy bueno para nosotros. Nos encanta la retroalimentación en ambos sentidos -el intercambio de energía. 

¿Cuál es el último sueño que recuerdes haber tenido?
G: Nuestro citarista nos acaba de compartir uno que tuvo hace unos días. Él estaba en una bicicleta y de repente empezó a volar.
T: Como E.T.
G: Sí, e iba hacia la Luna, se acercó y se acercó hasta que entró en la Luna y descubrió que era la yema de un huevo. Y después se despertó.

Asombroso. Por último, ¿cada cuánto se cortan el cabello?
T: Una vez al año. Mi cabello es tan grueso y en el verano hace tanto calor que tengo que cortarlo un poco para recibir más aire. Pero en el invierno será como una bufanda, es muy caliente. ¡Así es como sobrevivimos!

Más de i-D: Los shows en vivo que cambiaron la vida de Tame Impala

Credits


Texto Francesca Dunn
Fotografía Lily Rose Thomas