u.s. girls nos habla de abstracción musical, cultura club y feminismo

Con motivo de su próxima actuación en el Primavera Sound, hablamos con la artista americana Meghan Remy para que nos cuente sus planes más recientes, su opinión sobre la situación política en Estados Unidos y el último trabajo de Beyoncé.

por Sergio del Amo
|
12 Mayo 2016, 11:10am

Portada de 'Half Free'

Desde que emergiera en 2007, Meghan Remy no ha dejado de sorprendernos. Desde el noise de sus inicios, la estadounidense ha ido abrazando poco a poco un sonido más pop. Su último trabajo, Half Free, ha supuesto su estreno bajo el amparo del sello 4AD. 

Hemos charlado con ella sobre su nuevo trabajo, sus planes a corto plazo y su crítica visión de la política estadounidense. Además, dentro de poco se dejará caer el 4 de junio en la última edición del Primavera Sound.

Tu último disco fue lanzado en septiembre y ha recibido muy buenas críticas. ¿Te lo esperabas?
No estoy segura de cómo ha sido recibido porque tampoco he estado leyendo todas las críticas que se han hecho de él, pero sí que pienso que ha sido bien acogido y me encanta. Tanto mis amigos como yo hemos trabajado duro para que saliera un buen disco.

Lee: Little Simz lucha por su identidad en una escena dominada por hombres
Lee: Conoce a Bibi Bourelly, la creadora de 'Bitch Better Have My Money'

¿En estos momentos estás centrada en la gira o ya estás trabajando en nuevos temas?
Ya estoy preparando el nuevo disco. 

¿Qué puedes avanzar de esas futuras canciones?
Sonoramente serán diferentes. He estado estos dos últimos días en el estudio grabando unas demos. Va a tener un rollo más "disco cocainómano" con música club de los noventa. Las letras serán más abstractas, huyendo del típico 'tú y yo'. Imagino que lo acabaré en verano; la idea es lanzarlo a principios del año que viene. No he querido tomar unas vacaciones entre disco y disco porque me veo con fuerzas.

Tu último disco ha sido publicado por el prestigioso sello 4AD. ¿Cómo diste con ellos?
Les envié un mail con algunas demos de Half Free. Hace años ya me dieron el contacto de una persona que trabaja en la discográfica, pero hasta ahora nunca me había atrevido a decirles nada. Al buscar un sello para este disco pensé en escribirles para ver qué pasaba. Fue así de fácil.

¿Te beneficia en realidad formar parte de un sello como ese? ¿Qué diferencias ha habido respecto a las otras discográficas en las que has estado?
Es todo un reto. Su apoyo es básico, pero aún más el hecho de que con 4AD puedes llegar a un mayor número de público. Tienen gente tan increíble como Scott Walker y, además, me han dado total libertad creativa para hacer lo que quisiera. Han confiado mucho en mí y les estoy completamente agradecida porque respetan mucho a sus artistas y no piensan en la música como si fuera solo un negocio.

¿Hay muchos personajes de ficción en las letras de tu álbum?
Escribo desde distintos puntos de vista, pero en realidad soy Meghan en la gran mayoría de las canciones. Cuando me preguntan eso pienso más en personajes como los que creaba David Bowie, pero en mi caso me gusta aprovecharme de diversas perspectivas para contar como soy en realidad.

¿Qué tipo de película sería Half Time?
Una película muy oscura. Tendría sexo, violencia y también humor negro.

Desde que empezaste tu productividad ha sido incesante. ¿Cómo crees que has evolucionado como artista desde los tiempos de Gravel Days?
Lo más importante que me ha pasado ha sido abrirme a las colaboraciones, no encerrarme en mi misma porque es algo muy egocéntrico y puede llegar a ser erróneo. 

Tienes que estar abierto a todo y a todos, replantearte las cosas siempre. Los hombres aparentemente tienen una mayor seguridad al decir "así es como lo hago yo", y en nuestro caso nos puede costar más mostrar esa seguridad. Yo no toco la guitarra ni me siento en un piano para crear unos acordes. Soy consciente de mis limitaciones y con cada disco intento trabajar con otra gente porque siempre aprendo cosas y me replanteo a mí misma.

Te mudaste a Canadá hace cinco años. ¿Echas de menos Estados Unidos?
Oh, no. Y más teniendo en cuenta cómo están las cosas últimamente.

Eso mismo te quería apuntar. En Europa no entendemos qué está pasando con Donald Trump…
El país va a ser castigado por ello. No puedes actuar de esa manera ante el mundo y hacer como que las cosas van bien. Estamos teniendo lo que nos merecemos. El hecho de que se plantee la idea de que Trump pueda ser el presidente de los Estados Unidos es inaceptable. La gente debería decir que no. 

Debería haber un boicot a toda esta situación, pero nadie está haciendo absolutamente nada. Me produce mucha vergüenza, es como si volviéramos a los tiempos de George Bush. Es necesaria una revolución, pero no creo que vaya a pasar. Y Hillary Clinton no es tampoco la solución porque está vinculada con las grandes empresas. Tienes dos diablos a quién votar.  Por el hecho de que sea mujer no tenemos porque votar a Hillary ni tiene que ser defendida por las feministas: no es una mujer porque, en realidad, actúa como un hombre.

¿Qué piensas del Lemonade de Beyoncé?
Es capitalismo enmascarado de feminismo. Si hiciera algo realmente feminista hablaría en realidad de quiénes somos. No considero que puedas ser feminista y tan capitalista al mismo tiempo. Son dos cosas que no deberían ir de la mano. Me gusta que hable sinceramente de sus sentimientos, pero no que te intente vender de paso su nueva marca de ropa. Para mí, no es arte.

Dentro de muy poco actuarás en Barcelona y en Madrid. ¿Qué podemos esperar de tu nuevo directo?
Tendré una corista y un invitado especial que subirá al escenario conmigo. No te puedo decir quién será porque quiero que sea una sorpresa.

En Madrid compartirás escenario con Animal Collective. ¿Qué crees que tenéis en común?
Son unos chicos que aman la música y que no tienen miedo a experimentar y ser considerados unos freaks por el público. Así que en ese sentido nuestra audiencia es parecida.

primaverasound.com

Recomendados


Texto Sergio del Amo

Tagged:
US Girls
Estados Unidos
sonar festival
meghan remy