mujeres mexicanas en #womensmarch en washington

El pasado 21 de enero las mujeres hicieron historia al manifestarse en contra de las opiniones del ahora Presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Los asistentes a la nombrada Women's March no eran sólo estadounidenses, sin importar su ciudadanía...

por i-D Staff
|
24 Enero 2017, 2:15am

Carla Fernández Tena, 43 años

¿Dónde naciste? En Saltillo, Coahuila.
¿Dónde vives? En la Ciudad de México, en Coyoacán.
¿A qué te dedicas? Soy diseñadora de moda.
¿Por qué estás aquí? Estamos aquí representando a México de cierta forma. Queríamos venir, un grupo de amigas y yo, a marchar por dos temas que son muy importantes para nosotras: la igualdad de género y los temas de inmigración, que son tremendos. Todos conocemos al nuevo Presidente de Estados Unidos y al nuestro, entonces es la primera marcha importante de mujeres que se reúne, no solamente en Estados Unidos porque hay muchos otros países, y no queríamos perder la oportunidad de decir lo que nosotros queremos.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? Vamos a gritar muchas consignas, lo que nos salga. Sí creo que hoy todos somos mexicanos, y que todos somos mujeres porque sí es muy difícil. Todo los días te levantas con la gente tratando de que no crezcas, que no te realices. Yo no quiero que ni mi hija ni mi hijo vivan en un mundo así, y que por lo menos sepan que los educamos de una manera diferente.
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar el nuevo sistema? Todos los días yo me dedico a mi trabajo, mucha gente cree que la moda es un trabajo ñoño y muy frívolo y para nada, justamente por eso lo hacemos. Nosotros trabajamos con comunidades indígenas, yo sí creo que México es un país increíble donde las oportunidades están hechos a mano, con arte, buena vibra y amor. Todos los días trabajamos para que eso jale y que tengamos oportunidades de trabajo en lo que sabemos hacer mejor.

Más de i-D: Carla Fernández, la diseñadora descalza

Carolina Coppel, 39 años

¿Dónde naciste? En Mazatlán, Sinaloa.
¿Dónde vives? En la Ciudad de México desde hace 20 años.
¿A qué te dedicas? Soy productora de proyectos culturales y sociales.
¿Por qué estás aquí? Porque otro mundo es posible para mis hijas.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? "Otro mundo es posible" y "Mine is not for grabbing" ("La mía no es para agarrarse").
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar este nuevo sistema? La reflexión que sientes de venir a Washington es que el privilegio nos encierra igual que el muro que quiere poner Trump. Siento que si no salimos a las calles a conectarnos con la energía de todo lo que está pasando en el mundo para transformarlo, entonces nos quedamos encerrados dentro de nuestros propios privilegios. Quiero salir mucho más a la calle a conectarme con la energía de la demás gente, a transformar el mundo.

Susana García, 37 años

¿Dónde naciste? En la Ciudad de México.
¿Dónde vives? En Washington, D.C.
¿A qué te dedicas? Soy abogada con maestría en políticas públicas, y trabajo en el Banco Interamericano de Desarrollo en cuestiones de acceso a la información, transparencia y rendición de cuentas.
¿Por qué estás aquí? Estoy aquí porque quiero apoyar el movimiento de las mujeres, no tanto por la igualdad sino por la equidad, a veces se confunde. Quiero que se entienda como equidad darle a cada quien lo suyo, somos diferentes y eso debe reconocerse para tener los mismos derechos y obligaciones.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? "Que viva la equidad de género".
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar al nuevo sistema? Apoyar a las mujeres, sobre todo en el ámbito profesional, ayudarlas a llegar y apoyarnos a nosotras mismas. Entender que sólo unidas y apoyándonos vamos a llegar más lejos.

Más de i-D: Carla Fernández y la mujer jaguar

Elena Fortes, 35 años

¿Dónde naciste? En la Ciudad de México.
¿Dónde vives? En la Ciudad de México.
¿A qué te dedicas? Soy productora de video, y ahora estoy haciendo documentales.
¿Por qué estás aquí? Un poco por vocación de heredar más empatía en un mundo que está yendo hacia una dirección terrible.
¿Cuál es la consigna que vas a gritar más alto? "Igualdad y justicia para todos".
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar a este nuevo sistema? Tratar de generar vínculos con la gente, tratar de promover mayor empatía, eso para mí es el documental, identificarse con el prójimo, el entender otras realidades; y relacionarnos más cara a cara porque ahora todo sucede en el mundo virtual y creo que tenemos que hacer esa transición de regreso a las calles y a las plazas.

Más de i-D: Mujeres del mundo: Perú

Ana Victoria García, 33 años

¿Dónde naciste? En la Ciudad de México.
¿Dónde vives? En la Ciudad de México.
¿A qué te dedicas? Fundé una organización que se llama Victoria 147 que apoya al empoderamiento, formación, y capacitación de mujeres emprendedoras.
¿Por qué estás aquí? Estoy aquí para representar a todas las mujeres mexicanas y latinas, ser congruente y tener una postura con lo que hago, que es defender y crecer a las mujeres. No quiero dar un paso atrás, no queremos retroceder, queremos avanzar y estamos aquí para alzar la voz y representar las voces de todas.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? "Arriba nuestros derechos, queremos libertad" y "Juntas podemos más, la victoria para las mujeres".
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para enfrentar este nuevo sistema? Creo que fomentar más unión, más empatía, y tal vez tomar posturas mucho más fuertes. No quiero decir que en lucha o en pelea, si no que ser mucho más fuerte a al hora de defender nuestros derechos y pensar más hacia futuro cómo poder sumar más y crear más comunidad.

Más de i-D: ¿Cómo crees que será 2017 después de las elecciones de Estados Unidos?

Catalina Gómez, 28 años

¿Dónde naciste? En la Ciudad de México.
¿Dónde vives? En Washington.
¿A qué te dedicas? Estoy estudiando en la Universidad de Georgetown.
¿Qué estás estudiando? Seguridad internacional y política.
¿Por qué estás aquí?  Porque soy mexicana, y porque los comentarios que ha hecho el nuevo presidente electo Donald Trump nos ofende no sólo como mexicanos, también como mujeres y personas, creo que es un buen momento para estar aquí desde un principio y poner las bases de que es algo que no vamos a tolerar y que no estamos de acuerdo con los comentarios.
¿Cuál es la consiga que vas a gritar más alto? "Vivan las mujeres" y "Arriba México".
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar el nuevo sistema? Me estoy preparando justamente para eso, regresar a México y aplicar todos los conocimientos que haya adquirido aquí tanto buenos como malos. Quiero regresar a México y tener un activismo más fuerte tanto en la política, como en la sociedad civil, y en la comunidad que me rodea.

Más de i-D: Diseñadores mexicanos que protestan con su trabajo

Julia Gómez Candela, 32 años

¿Dónde naciste? En Quito, Ecuador.
¿Dónde vives? En la Ciudad de México.
¿A qué te dedicas? Soy arquitecto.
¿Por qué estás aquí? Porque es importante que las mujeres estemos en equidad y responsabilidad, por amistad y por amor.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? "Hay que querernos, todos somos iguales".
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar el nuevo sistema? Promover mucho más todo lo que sea mexicano, hasta buscar como hacerle para no tener tanta dependencia y trabajar con lo que tenemos, que es muchísimo.

Ángeles Anaya, 39 años

¿Dónde naciste? Nací en la Ciudad de México.
¿Dónde vives? En Oaxaca.
¿A qué te dedicas? Soy abogada, especialista de organizaciones de la sociedad civil en temas fiscales.
¿Por qué estás aquí? Tiene dos respuestas. La primera es porque vine a hacer un fellowship durante un mes aquí a Washington, D.C. y coincidió con todo esto. Y vengo a marchar por solidaridad con el mismo Estados Unidos, porque nos pega a México y sí creo en el poder de las mujeres de cambiarlo todo.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? Wow, no lo había pensado (risas). "Rights for all" ("Derechos para todos y todas").
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar este nuevo sistema? Yo creo que cachar todo, criticamos el discurso súper racista de Trump pero yo creo que todos tenemos un pequeño racista adentro, entonces de entrada el primer paso es cacharlo, porque lo que vemos en el otro también lo trae uno, igual en menor medida pero lo primero es cacharte.

Eugenia Correa, 36 años

¿Dónde naciste? En México.
¿Dónde vives? En Ciudad de México.
¿A qué te dedicas? Trabajo en Victoria 147 en el área de comunicación.
¿Por qué estás aquí? Porque creemos que tenemos que alzar la voz, pensamos que todo el trabajo que hemos hecho en la organización durante muchos años ahorita, por las circunstancias históricas, se está viendo de alguna manera en peligro y creemos que tenemos que representar a las mujeres mexicanas aquí.
¿Cuál es la consigna que gritarás más alto? "Los derechos de las mujeres son derechos humanos".
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar el nuevo sistema? Vamos a seguir trabajando en Victoria 147 por apoyar a las mujeres emprendedoras. Creemos que lo que hacemos es fortalecer de alguna manera a la economía mexicana, y estamos seguras que esa es la mejor forma de resistencia en estos momentos.

Sarah Aguilar, 33 años

¿Dónde naciste? En la Ciudad de México.
¿Dónde vives? Acabo de volver de Berlín hace 3 meses a instalarme en la Ciudad de México.
¿A qué te dedicas? Trabajo para la Food and Agriculture Organization (FAO) en temas de soberanía alimentaria y protección de la agrobiodiversidad mexicana, y también asesoro a un senador del partido político Morena en temas de soberanía energética, regulación a la política de drogas, la agenda liberal y social de las izquierdas.
¿Por qué estás aquí? Primero, fue porque Carla estaba en redes sociales buscando a alguien con quien quedarse en Washington y se me ocurrió que estaba mi amigo y su chava que viven acá y son profesores de Georgetown. En el comienzo en realidad era conectarlos y luego me invitó. Nunca antes había sentido ese umbral en el que uno se tiene que empezar a asumir feminista porque hasta hace poco, la verdad es que no me había topado con los límites reales de ser mujer, y en este momento es donde empiezo a tomar decisiones marginalmente distintas que el resto de las chicas con las que crecí que tiene que ver con el "no quiero ser mamá aún, no necesariamente me quiero casar", que parecen revestimientos superficiales. En realidad, hay unas preguntas de fondo muy profundas y en este tiempo para mí ha sido esencial encontrar a mi grupo de referencia de mujeres con las que puedo explorar estas preguntas y estas incomodidades que pasan por el cuerpo, las ideas, las asociaciones. La verdad, un espacio donde puedas explorar eso creativamente y no sólo desde el enojo es padre. Quería venir a estar con otras chavas, entender como viven ellas sus proyectos políticos de ser mujer, y los vestidos están muy chingones.
¿Cuál es la consigna que vas a gritar más alto? No sé si la voy a gritar, pero ayer una amiga publicó después del discurso inaugural de Trump donde se jacta de que les va a regresar el poder a la gente, que ella nunca le dio su poder a Trump y él no se lo puede regresar. Siento que en buena medida eso nos conecta aquí, que el poder es nuestro y tenemos que apropiarnos de él porque no depende de nadie más. No sé si lo voy a gritar porque es muy largo, pero algo en relación al poder.
¿Qué cambios harás en tu vida diaria para confrontar el nuevo sistema? Estoy trabajando activamente en temas de soberanía, me parece que lo que la victoria de este loco expone es que como proyecto de nación hemos cedido nuestro destino a esta ilusión del progreso y que dejamos en el camino de preocuparnos de unos temas que son esenciales para nosotros, como el alimento. Es increíble que México le dio 31 de los alimentos más importantes al mundo —como el maíz, el cacao, el jitomate— y que cada vez más dependamos de que otros nos lo provean. Esto no es decir como Trump que no hay que estar conectado con el mundo, pero sí me parece que hay unos temas identitarios que tenemos que recuperar y enorgullecernos de ellos. En ese sentido es una oportunidad para voltear a ver al mercado interno y a nuestras fortalezas como país, y seguir en el diálogo y conversación de la libertad y la apertura, replanteándonos por qué dejamos de atender eso que nos sostenía identitariamente y prácticamente.

Credits


Entrevistas y retratos Francesca Beltrán