Publicidad

los 5 mejores momentos de björk en el manchester international festival

La innovadora artista audio-visual islandesa regresó a Manchester para dar un concierto totalmente vendido al aire libre, en Castlefield Arena.

por Charlotte Gush
|
11 Julio 2015, 12:00am

Photography Carsten Windhorst

Manchester International Festival es especial en miles de maneras diferentes y en la última década en verdad ha dejado marca en el panorama cultural, no solo al norte del Reino Unido, sino alrededor del mundo como el primer festival que comisiona trabajo original. De todas maneras, si hay una presentación musical que haya ayudado a darle a MiF reconocimiento fue la que realizó Björk en exclusiva, como parte del tour Biophilia de 2011. El espectáculo audiovisual unió arte y ciencia creando algo sorprendente y hermoso.

Björk regresó al festival con un álbum muy diferente este año. Vulnicura es más tranquilo e introspectivo, delinea el colapso de su relación con el artista Matthew Barney y detalla el rompimiento, el dolor y desesperación, pero también el proceso de sanación. Björk presentó canciones de este material además de algunas favoritas de antaño como Army of Me, en Castlefield Arena en el centro de Manchester, apoyada de Arca quien produjo Vulnicura. Aquí nuestros 5 momentos preferidos…

1. Björk como una polilla gótica…
Björk es conocida por sus espectaculares vestuarios dentro (y fuera) del escenario, y esta presentación no fue la excepción. La pequeña artista islandesa tomó el escenario en un vestido negro cubierto de plumas con destellos en amarillo y rosa neón. El vestido tenía hombros gigantes que se convertían en nódulos como de polillas alienígenas. El vestido fue creación de Nikoline Liv Andersen y fue complementado con una máscara bordada de James Merry, con quien platicamos recientemente.

Los increíbles bordados del colaborador de Björk, James Merry

2. Family en vivo
Family es una de las canciones más conmovedoras del álbum de desamor Vulnicura, con líneas que comienzan: "Is there a place; Where I can pay respects; For the death of my family". Haciendo referencia a la ruptura y al luto, pero también al proceso de sanación, la canción es súper poderosa en vivo, acompañada del extraordinario video (o portada del álbum en movimiento) dirigido por Andrew Thomas Huang, donde vemos la máscara de James y a Björk simbólicamente cosiendo su corazón roto.

3. Encendiendo la noche
Si los sonidos como fuegos artificiales (que pudieron ser escuchados por los pasajeros de los tranvías que viajaban por ahí) no fueron suficiente, Björk literalmente aventó más durante Hunter. Gigantes cañones hicieron explosión en el techo del escenario envolviendo a la gente que veía desde balcones (en otra situación hubieran estado en posición ideal), en enormes nubes de humo rosa. También hubieron brillantes fuegos artificiales con forma de fuentes dentro del escenario, así como bolas de fuego y una inmensa pantalla mientras Björk cantaba Hyperballad para cerrar el show.

360º completos con el nuevo video de Björk

4. La banda
Björk estuvo acompañada de una orquesta de 15 elementos, la Heritage de Londres, quienes están de tour con ella por todo Europa; esta orquesta ya es parte de la cultura pop, tras haber colaborado en vivo con Anna Calvi y Goldie. También en el escenario estuvieron Manu Delago, quien toca el hang, un instrumento con cara de platillo volador o sartén que en verdad se lució en Possibly Maybe; y el productor The Haxan Cloak (Bobby Krlic), un chavo local de Wakefield que sale con un crédito de producción en la canción del nuevo álbum, Family.

Björk mezcló un set especial de cumpleaños y es increíble

5. Arca y Jesse Kanda
Los invitados sorpresa fueron el productor de Vulnicura, Arca y el artista visual Jesse Kanda, quienes ya habían tenido su propio exitoso concierto la noche anterior.

Bienvenido a la iglesia de Arca y Jesse Kanda

Parte del laborioso panorama auditivo de Arca, quien colaboró vocalmente en algunas canciones, se perdió entre el ruido de los fanáticos de Björk, pero para cuando salió de las consolas en su mandil Hood By Air y botas de plataforma, para bailar sensualmente frente a los visuales de Jesse Kanda, la gente no pudo escapar. Después de su intenso rap en español, aparentemente una composición sobre Hugo Chávez, la multitud aplaudió y aclamó, como si nunca hubieran visto algo así … y lo más probable es que no.

Credits


Texto Charlotte Gush
Fotografía Carsten Windhorst

Tagged:
bjork
Jesse Kanda
Arca