Publicidad

conoce reykjavikurdaetur el grupo conformado por 15 raperas islandesas

Pocas personas parecen darse cuenta de la magnitud de la escena hip hop en Reykjavik. Estas chicas están arrasando en ella.

por Francesca Dunn
|
06 Noviembre 2015, 6:00pm

Con 15 miembros (20 si contamos a su DJ y filiales en el extranjero), Reykjavikurdaetur es el grupo femenino de hip hop inmenso en tamaño y fuerza. Rapeando acerca de todo, desde política hasta sexo anal, escribieron el himno Slut Walk islandés y planean continuar el reinado que les corresponde en la escena hip hop islandesa, irrumpiendo en el que creen sigue siendo un mundo dominado por varones. Adelantándonos a lo que promete ser un set entretenido en Iceland Airwaves (hemos escuchado rumores de arneses sexuales por amigos que ya fueron testigos de su show en vivo, y una promesa de círculos de masturbación con cecina vegana por la misma banda), hablamos con las activistas/músicas inspiradas en vaginas y humanos. Con sirenas de ataque aéreo creando una confrontación en su nuevo y aún más desconcertante track HÆPIÐ, dale play al exclusivo stream a continuación y conoce a las hijas de Reykjavik.

¿Cuáles son los pros y los contras de tener tantos miembros?
Creo que hay sorprendentemente pocos contras de estar en este gran grupo. Tal vez es solo porque nos caemos bien y tenemos el deseo común de que esto siga en curso. Creo que debido a cuántas somos podemos crear y hacer presentaciones de una manera muy singular. Lo que también hace que sea fácil es que por lo general escribimos música en grupos más pequeños (solos, dúos, tríos) y luego ¡nos juntamos con un estallido! Si existe algo difícil por el tamaño del grupo tendría que ser el hecho de que crear listas de set y asegurarse de que todas puedan participar en la presentación llega a ser un reto.

¿Qué opinan sobre el estado actual de la escena musical de Islandia?
La escena musical en Islandia está muy viva y floreciente. El hip hop islandés es mucho más mainstream, ¡lo cual es genial! Lamentablemente aún parece que a las mujeres no se les da todo el apoyo, sobre todo en esa escena en particular, pero tenemos la esperanza de cambiar eso para siempre.

¿Quiénes son sus artistas islandeses de hip hop favoritos?
¡Hay tantos buenos ahorita! Por nombrar algunos: Úlfur Úlfur, Alvia Islandia, Cell 7, GKR y Geimfarar.

¿Consideran que su música es una forma de activismo?
En cierto modo lo es ineludiblemente. El solo hecho de ser quince mujeres presentando en el escenario es un tipo de activismo. Y de ahí partimos: de la necesidad de crear una voz para nosotras en la sociedad y ¿por qué no usar el rap? Especialmente porque el campo está completamente dominado por los hombres y ha sido conocido por ser degradante hacia las mujeres. Es básicamente punk. No sabíamos rapear, pero lo hicimos de todos modos y eso debe ser alguna forma de activismo.

¿Qué temas suelen abarcar sus canciones?
Todo, desde política hasta sexo anal. Hemos escrito muchas canciones diversas. Por nombrar algunos temas, escribimos una canción sobre violencia sexual llamada D.R.U.S.L.A (S.L.U.T.) que fue escrita como el himno Slut Walk de Islandia, una canción sobre la corrupción islandesa llamada Blamm Blamm Blamm, una canción llamada Búinaðbangann que se traduce a "ya me lo cogí", lo cual se explica por sí solo.

¿Les importa o preocupa que los extranjeros no entiendan su mensaje?
Creo que el poder que tenemos como intérpretes se traduce. No tienes que entender nuestro lenguaje para entender lo que estamos diciendo, generalmente lo puedes leer en la multitud y en las vibras.

¿Qué quieren lograr? ¿Cómo piensan hacerlo?
Dominación mundial. Seguir jodiendo las cosas. 

¿Cuándo se sienten con mayor poder?
Después de dar un muy buen concierto y todas terminamos cantando en el backstage, nuestras sonrisas no se desvanecen y en ese momento te sientes como si fueras parte de la cosa más importante en el mundo y nada puede meterse con nosotros.

Para ustedes, ¿en qué consiste el mejor día y noche de Reykjavik?
Dormir hasta tarde, pasear por la ciudad, comprar plumas (las mejores plumas y el peor café en la librería Mál og Menning), encontrar amigos, ir a nadar a una de nuestras siempre tan agradables piscinas geotérmicas y, cuando terminas esta rutina, es hora de GMT (una frase similar a GTL de Jersey Shore que significa 'arreglarte'). Una vez lista, y ten en cuenta que no importa qué día sea, siempre hay algo que hacer: conciertos, exposiciones de arte o karaoke, simplemente dirígete a la ciudad y emborráchate (o no) y no seas un idiota.

¿Y qué puede esperar la gente de un concierto de Reykjavikurdaetur?
Muchas feromonas en el aire. Que no nos importe ofenderte y que no nos importe que nos ofendas. Tal vez un círculo de masturbación con cecina vegana. ¡Definitivamente un horrible stage dive! No querrás perdértelo. 

Tagged:
Rap
música
Reykjavíkurdætur
feminismo
islandia