Publicidad

weddie peake y el desnudo en su arte

El artista londinense hizo un performance de un desnudo de 5 contra 5 en París el fin de semana. He aquí por qué.

por Stuart Brumfitt
|
30 Noviembre 2015, 6:55pm

El viernes en París, el artista Eddie Peake hizo una "especie de reinvención" de su performance de posgrado, Touch, donde los futbolistas de 5-a-side jugaron un partido completamente desnudos (a excepción de los calcetines y los zapatos). Ese performance anterior fue en la Royal Academy en 2012, y el más reciente, Duro, tuvo lugar en la galería de arte contemporáneo, el Palais de Tokio. Nos encontramos con Eddie (quien se encuentra también presentando The Forever Loop en el Barbican) para averiguar acerca de su más reciente promulgación y el tema descarado de la desnudez en su obra.

"Es un hilo en mi obra que no me había sentido dispuesto a retomar desde que presenté Touch (que por cierto no fue mi primer performance de un partido de futbol, el primero ocurrió cuando era estudiante de la Slade en 2005 o 2006) porque aunque me encanta la obra, no amé la forma sobre la cual ha sido trabajo fácil para los periodistas y espectadores comentar de manera fácil, frívola o de tabloide. Pero París se siente como un contexto bastante nuevo para mí, así que me gustó la idea de presentarme con una obra que, por así decirlo, me precede, porque aunque Duro es una obra nueva, es muy similar a Touch, que en este momento es un tanto icónica.

También es una obra que siento puede hacer frente a la estética caótica y conscientemente forzada del Palais de Tokyo, en la que los espectadores pasan de una manera no necesariamente completamente enfocada. Aunque creo que mis obras más coreografiadas/con guión/con narrativa y con elencos de bailarines y músicos son mucho más complejas y complicadas, no me sentiría tan cómodo, en este momento, de someterlas al caos del Palais de Tokyo.

Aunque el hecho de que los jugadores estén desnudos puede ser lo primero que te llame la atención sobre la pieza, lo que es interesante es la rápidez con la que esto deja de ser importante. En Touch, una obra similar con la me quedé en 2012, la gente comentó que se olvidaron de la desnudez de los jugadores conforme el drama y/o la banalidad del juego se apropio de la situación. 

Lo único que usan los jugadores son calcetines y zapatos, haciendo referencia a su equipo. Una de las razones por las que evito ropa o trajes en mis otros performances es que la ropa es un lenguaje de signos y mensajes, y quiero desnudar el cuerpo a algo esencial y no conectado a un período o cultura. Mi coreografía a veces se refiere a la historia del arte (mi propio combate de lucha libre en curso), por ejemplo a las poses de la escultura clásica, y esta conexión es más evidente cuando los bailarines pertenecen a la historia del desnudo en el arte.

En Duro, la desnudez llega a parecer natural y desinhibida, pero por supuesto en nuestra sociedad por lo general no lo es. Esto es algo que me interesa examinar, o más bien pedirle al espectador que examine. Me gusta que la gente que visita mis exposiciones o performances tenga una experiencia activa de visualización. Frente a la desnudez, las personas empiezan a pensar en sus propias reacciones; ya sea que se sientan un poco avergonzadas, torpes, incluso excitadas, o se sientan como voyeristas, y por qué. Entonces están realmente conscientes de estar físicamente presentes y comprometidas con la obra. Eso no es lo mismo que simplemente querer sorprender, provocar o excitar.

Los cuerpos humanos (todo tipo de cuerpos) son interesantes y hermosos, y un poderoso medio para utilizar en el arte".

Credits


Fotografía DURO, 2015, Palais de Tokyo © Eddie Peake © White Cube (Ben Westoby)

Tagged:
futbol
Cultura
Londres
Eddie Peake
entrevistas de arte