Publicidad

conoce a las estrellas de 'spaceship', el filme británico sobre subculturas

Tallulah Rose Haddon y Lucian Charles Collier son los extraordinarios adolescentes de la primera película de Alex Taylor.

por Colin Crummy
|
19 Mayo 2017, 11:50am

Los adolescentes de Spaceship, la película de debut del director británico Alex Taylor, están obsesionados con unicornios, arco iris y extraterrestres. Los actores que interpretan a la banda de inadaptados y outsiders pueden ser igual de buenos viviendo en universos paralelos.

Tomemos a Tallulah Rose Haddon, de 20 años, quien interpreta a la chica de pelo azul obsesionada con el BDSM, Alice, en la película y quien, en realidad, no decepciona. "Llegué desde ayer para esta entrevista —anuncia mientras nos sentamos a tomar café y charlar con su coprotagonista de Spaceship Lucian Charles Collier en el British Film Institute—. Pero siempre hago eso. Llegué aquí para el [queer] Flare Festival un mes antes —se ríe—. Pensé que estaba siendo muy organizada; pero luego, el personal me dijo que el festival no empezaba sino hasta marzo".

Más de i-D: Los 10 filmes más esperados de Cannes.

Spaceship es tan extraordinaria como sus actores. La película se centra en Lucidia, una adolescente con el pelo color arco iris y una pasado trágico. Su madre murió hace años en un misterioso accidente en la piscina, y ahora vive con su padre arqueólogo en Aldershot. Cuando Lucidia desaparece, su amiga Alice y su novio por un tiempo, Luke, tienen una explicación perfectamente buena para ello: ha sido secuestrada por alienígenas. Lo que sigue es un retrato poco convencional de la Gran Bretaña adolescente y subcultural. Alex alentó a sus jóvenes actores a sacar inspiración de sí mismos para sus personajes e improvisar ideas, para esta película sobre la experiencia adolescente, la fantasía y la realidad.

"Trabajamos mucho con la improvisación", dice Harrogate, nacido Lucian, de 26 años, quien interpreta al motociclista y bailarín de ballet Luke en la película. "Ya sea que nos explayáramos en el guión que Alex había escrito, o una vez que la escena que había escrito había terminado, él continuaba grabando y nos permitía llevarlo a diferentes lugares y formar nuestras propias ideas de lo que podría o no estar sucediendo en el mundo que él había creado".

Tocando algunos de los limites sobrenaturales y lo-fi de los inicios de Greg Araki, pero con una sensibilidad claramente británica, Taylor se adentra en la experiencia del outsider suburbano, en todo su artificio y lucha heroica por lo cool.

Los chicos son una mezcla tipo Affleck's Palace de cultura rave, cosplay, apariencia neogótica, música metalhead y conmoción a la sexualidad tradicional. El personaje de Tallulah, Alice, a veces un caos de actitud y neón vicioso y manipulador, es el que brilla. Se trata de una chica que es autoritaria, llevando a su gótico novio por los terrenos de Aldershot con una correa de perro.

"Toda la película gira en torno a los outsiders, personas que no necesariamente son parte de la cultura popular —explica Lucian de la variedad de estilos en la película—. Muchas de estas culturas se han vuelto más populares ahora; pero en donde se ambienta la película, en las afueras de Londres, estas subculturas no son tan aceptadas".

Alex no se esfuerza mucho en estilizar esa experiencia. Tal vez esto tiene que ver con la muy real locación británica, una población militar, con nada más que suburbios y soldados en kilómetros. Debajo de la historia fantástica de abducción extraterrestre subyacen tristes verdades sobre la soledad y la vida real.

Más de i-D: Sobre cómo el horror se convirtió en el género más inteligente del cine.

"Los elementos fantásticos son abordados de manera realista —dice Lucian—. Puedes estar hablando de extraterrestres y abducción y no parece algo artificioso. Las líneas entre la realidad y la fantasía son borrosas. La fantasía se utiliza como un escape. Están buscando una forma de lidiar con su desilusión ante la realidad de la vida".

Para su personaje, cada actor aportó algo de sí mismo. El entrenamiento de Lucian en ballet en el Renaissance Arts College de la ciudad de Leeds tiene buen uso en una de las escenas más evocadoras de Spaceship, cuando Luke baila solo dentro y alrededor de un tanque del ejército abandonado. 

El personaje de Tallulah, Alice, está inspirado en el otro trabajo de la actriz como artista de la escena del cabaret LGBT de Londres. "Yo acababa de dejar la escuela, así que empecé a salir con gente de la comunidad queer, y todas las chicas con las que iba a la escuela, quienes todavía iban a raves y vestían ropa de los años noventa. Ellos y su energía me inspiraron —deseando sólo sudar y bailar—. Pero también estaba consciente de que Alice era queer; quería que fuera una lesbiana en secreto.

Spaceship, al igual que sus personajes y las personas que los interpretan, no tiene miedo de ser ella misma. "Tiene orgullo en el modo en que muestra cómo puedes ser una persona realmente triste pero a la vez estar muy viva en tu tristeza —dice Tallulah, resumiendo el ánimo de la pieza—. Los personajes no están sólo lloriqueando en los alrededores, sino experimentando sentimientos muy intensos."

Más de i-D: La nueva generación de actrices mexicanas.

Credits


Texto Colin Crummy

Tagged:
Cultura
subcultura
spaceship
lucian charles collier
tallulah rose haddon
nuevas películas