The VICEChannels

      opinión Andrew Birk 7 enero 2015

      Un mono le muestra una hoja a otro mono

      Le pedimos al artista Andrew Birk que escribiera sobre arte e Internet en la actualidad. ¡Olvídate de la puntuación, dale click a los links y reflexiona un poco sobre quiénes somos y en qué mundo navegamos!

      Un mono le muestra una hoja a otro mono Un mono le muestra una hoja a otro mono Un mono le muestra una hoja a otro mono

      ¿Internet ha cambiado al Océano? Seguro que nuestra percepción sobre él sí. Todo es cortado y arreglado mezclé un tipo de post un tipo de asunto serio proto irónico atado a referencias históricas narrativas personales hipervinculables invención intención postproducción de fusión cultural optimización del buscador traducido automáticamente a tu tercera y cuarta y n lengua la poética de la selfie. Encuestas sobre culturas oscuras y números y datos que se acceden con una sola pulsación. Ya no tenemos que memorizar información rebuscada, sino cómo encontrarla. Como si nuestros cerebros fueran subcontratados por esta continuidad de datos. Pasamos nuestras vidas compartiendo códigos y signos. El poder financiero fue reemplazado por la habilidad de manipular el lenguaje y las imágenes lo que ha mezclado y reestructurado al poder la sociedad las instituciones etc. Puedes ir a Pino Suárez a comprar imitaciones de Hood By Air. Nada es finito. Todo es parte de todo lo demás puede sustituir a todo lo demás puede apropiarse de y mezclarse con todo lo demás. Nuestros cerebros se transformaron en el texto de Yonqui de William Burroughs. Todo se junta con violencia. Los átomos chocan contra los átomos. Tal vez se codifican en fusión fría. Tal vez se codifica en esa plasta fría y gelatinosa de color beige que tu madrastra desayuna. Todas las cosas se transforman se mueven chocan unas con las otras para crecer decaer desempeñar mejores funciones. Meta-Puntillismo sumamente abstracto del que nos tenemos que alejar para reconocer su magnificencia. Saliendo disparado en dirección frontal hacia direcciones simultaneas. Estamos atados a ello en una expansión paralela esperando para ver a dónde nos lleva qué nos quiere enseñar. Yo intento compilar mis pensamientos de manera cohesiva a la del siglo veinte. Yo intento construir una linealidad unidireccional para compartirla contigo. Yo no puedo. Una mejor forma para hablar sobre Internet es hablar sobre nubes. La mejor manera para hablar sobre el Arte es, también, hablar sobre nubes. Cambió la canción a Rare Detay de Ben Frost y beso a mi novia. Internet me enseñó a comprar este tipo de información porque Internet quiere solicita y suplica capas de transparencia y autorreflexión e hipermanipulación que conlleve al cambio de ritmo y confusión conspiración para hipercompartir de más también a la opacidad. ¿Cómo se ve el híbrido entre la honestidad y un espejismo? Cosas que podrían haber confundido a los humanos de antes y llevarlos al punto del desconcierto. Las personas que consideran que Internet y el compartir información a alta capacidad es una pérdida de tiempo pronto serán la minoría decreciente. Todas las barreras físicas se disuelven. Las naciones se volvieron a transformar en ideas como lo solían ser sus parámetros e infraestructuras ya no son relevantes para la conversación. La manera en que nos comunicamos ha cambiado radicalmente. La gramática es algo del pasado es muy c3rr4d4. También ya desplazamos a la puntuación. La aventamos al pozo. La manera en que producimos y disparamos la información ha cambiado radicalmente. Buscamos resultados propagación inmediata. Predecimos lo viral a partir de nuestros gestos nerviosos compartidos y únicos. Esto cambia la manera en que presentamos al proceso y posteriormente organizamos datos. Esto cambia la misma concepción de ideas en nuestra mente. Internet transforma a los humanos en una colonia amazónica de hormigas podadoras la organización suprema está en desarrollo. Joe un amigo dice que Internet sólo es un mapa del cerebro humano. La última fase evolutiva de la humanidad en Lucy es una memoria USB. Ya no tenemos que reforzar temas de discusión. ¿Quieres temas de discusión o pruebas? Búscalas. Tampoco ya no tenemos que explicar referencias o entradas -también las puedes buscar.- Hacemos conexiones entre los elementos que nos fascinan de todos los lugares y periodos en el tiempo reuniendo puntos de discusión interesantes en una cadena de información del mail que sacia nuestras intenciones cuales sean. Puede ajustarse a nuestra marca global o simplemente a nuestra disposición actual. Nos podría gustar la forma en que se ve. O cómo suena. O cómo se siente al interactuar. O la manera en que empuja y rechaza todo esto. He pensado en cómo escribir de: La Internet y el Arte. El tema no podría ser más expansivo o abstracto así que escribiré de manera expansiva y abstracta. Como resultado de la nueva manera en que consumimos y recolectamos información podemos identificar qué nos gusta o desagrada mucho más rápido que antes. Esto quiere decir que podemos adentrarnos más y con mayor rapidez a la madriguera del conejo explorar territorios cada vez más profundos y definir y entender sistemas con más astucia. Obviamente esto quiere decir que nuestra manipulación enfocada de dichos sistemas puede precisarse con mayor angustia. Corro por los museos con la esperanza de que nada me hable. Un rato de reposo. Podemos determinar y compartir más información que nunca antes. Esto es relevante para el Arte, ya que el Arte es un sistema de ideas, como las matemáticas, la meteorología, como Dios, como las Artes marciales mixtas. Mientras más ideas recolectemos, nuestras decisiones a favor o en contra de dichas ideas será más firme. Una idea informada es un virus, se tiene que difundir. Cuando se te ocurre una buena idea se la compartes a tus compañeros. Cuando un mono encuentra una hoja particular, se la muestra a otro mono. Internet le permite a todos los monos mostrarle todas las hojas a todos los monos. Por qué leer un libro, por qué ver una pieza de arte, por qué compartir una hoja, por qué pensar en una idea, ver un partido, cuando puedes leer, ver, compartir, pensar en y ver miles y cientos de miles y millones. Todo lo que necesitas es Internet. Y una idea. Y tal vez una cámara. Hacer tus gustos u opiniones públicos es abrirse al escrutinio. En el escrutinio aprendemos. Esa parte de la canción en la que cosas empiezan a disminuirse y a dispersarse en el espacio, lejos de nosotros. El impulso persistente y distractor de tomarse una selfie.

      Ok, pero ¿cuáles son las repercusiones de nuestra incapacidad para enfocarnos en una cosa a la vez? Un diálogo expandido y refractado, una expansión de las visiones, más abstracción. Las ramas de un árbol crecen hacía afuera. Más opciones, de hecho. Menor necesidad de permanecer en un curso o meterse a la trinchera. Menor presión para estilizar tus ideas con sólo una fuente y un deseo agudizado por encontrar más fuentes, más soluciones, más alternativas, más caminos, más técnicas, más formas para manifestar esta idea, este humor, ese recuerdo. Podemos girar y cambiar nuestros intereses como podemos cambiar una canción. Ninguno de los aspectos de las modificaciones que estorban, entre los que estamos embelesados, son malos. Tal vez quebrantan modelos de negocio anticuados y por ello reciben críticas. Ah, hum. El cambio no es un mal necesario. Es ambivalente ante la moral. Es una necesidad biológica. Unos y zeros. All that jazz. Tim Hecker The Ravedeath 1972. Internet sí ha atascado tanto nuestras carpetas. Kenneth Goldsmith ya no necesita más publicidad, pero su fijación respecto a Nowness provoca su mención. En la primavera de 2015, orientará una clase en UPenn que se llama Perdiendo el tiempo en Internet (Wasting time on the Internet) en donde los estudiantes se dejarán llevar por información que encuentren en línea, formando una colección de puntos de datos que se unirán al final del semestre en una cacofonía de tonalidades intelectuales. Construirán nubes. No digo mucho, pero se siente bien. Sheets of sound. Según su Wikipedia, el rapero y gurú de los nuevos medios Lil B construyó una nube de contenido en 155 perfiles de MySpace conectados, replicando a Internet, replicando el cerebro humano, replicando una bomba atómica y la expansión del universo. Actualmente puedes descargar gigas y gigas de su música, un monumento a la diversidad de la humanidad por escupir hacia el frente con decisión; nuestro alcance, nuestras emociones, la verosimilitud de nuestra lucha diaria y de nuestro ajuste y modificación y cambios de nuestros deseos. La gente quiere simplificarlo a que es un rapero, pero ondula entre temas y plataformas de una forma nunca antes vista. Alexandra Marzella comparte selfies gráficas con zoom macro de su vello saliendo de su pierna e imágenes relucientes de alimentos intestinales. Keith J. Varadi arrinconó al mercado en la contusión del arte-cultura popular. Daniel Hernández da noticias de último momento respecto a la pandemia política en México. Mientras más explotemos estas fuentes directas de información, nuestras posturas, en cuanto al arte y la vida, serán más moderadas. El compartir puede consolidar tu entendimiento de y tu posición en el nuevo panorama oscilante. Compártelo aquí. O por aquí. Podemos hacer más que nunca antes.
      o NEGARLO TODO.

      _____________

      Entrevista i-D a Andrew Birk.

      Credits

      Texto Andrew Birk

      Conéctate al mundo de i-D! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram.

      Temas:opinión, arte, internet

      comments powered by Disqus

      Hoy en i-D

      Ver más

      featured on i-D

      Ver más