Louis Vuitton x Supreme jesień/zima 17. Zdjęcie: Getty Images/Victor Virgile

las cangureras están de vuelta, te guste o no

Skepta y Supreme están acogiendo el antiguo accesorio favorito de The Rock.

|
07 Septiembre 2017, 6:26pm

Louis Vuitton x Supreme jesień/zima 17. Zdjęcie: Getty Images/Victor Virgile

Di lo que quieras acerca de las cangureras, pero son prácticas. Y, a pesar de las burlas, han perdurado. Después de alcanzar su máxima gloria desde finales de los 80 y hasta mediados de los 90, resistieron dos décadas de burla —aferrándose a la cintura de quienes han hecho del patinaje su estilo de vida— sólo para resurgir como improbables elementos básicos del estilo de mediados de los años 2010. Skepta usa cangureras. Supreme y Louis Vuitton colaboraron en un modelo de cuero con logo. En febrero, A$AP Rocky usó una iteración roja de Balenciaga en el primer show de Raf Simons para Calvin Klein en Nueva York. Al igual que las sandalias Tevas, los tejidos polares, y los sombreros tipo pescador, la tendencia renovada de las cangureras parece un frente fortuito, detrás del cual podemos disfrutar sin vergüenza de su funcionalidad.

Sin embargo, la mala reputación de la cangurera permanece. Hice una encuesta en la oficina y con algunos amigos. Varias personas dijeron que la "cangurera" inmediatamente les trajo a la mente a los turistas en Disneyland. Otros hicieron referencia a los excursionistas, los viajeros obsesivos, los festivales de música electrónica, los tíos con looks pasados de moda, y la cangurera JanSport en color azul rey por la que Jerry se burla de George en Seinfeld ("Parece que tu cinturón está digiriendo un animal pequeño").

No siempre fue así. Los antecesores de las cangureras (los bolsos cinturón de piel) eran un elemento de rigor entre los europeos medievales antes de que la ropa tuviera bolsillos cosidos. Las bolsas de búfalo de los nativos americanos y los sporrans o bolsos de las Tierras Altas de Escocia son usados con orgullo por cada una de esas culturas. Y cuando la cangurera moderna llegó inicialmente a la moda popular, todos la adoptaron felizmente.

Se cree que la primera cangurera como tal fue inventada en 1962 por una mujer australiana llamada Melba Stone, quien posiblemente se inspiró en las bolsas de los canguros. Pero al igual que sus cómplices naturales de crimen —los patines de ruedas— no fue sino hasta la década de 1980 que las cangureras realmente trascendieron. En 1988, Adweek nombró a la cangurera el producto del año. Gucci y Chanel produjeron lujosas versiones cubiertas con sus logotipos. Aparecieron en editoriales de Vogue y videos musicales (el más famoso: Pump Up the Jam).

Y en 1994, la cangurera fue inmortalizada en una icónica foto de Dwayne "La Roca" Johnson. Sus otros accesorios: una cadena plateada (sobre una suéter de cuello de tortuga ajustado en color negro) y un pañuelo protector colocado entre su codo y la repisa en la que está recargado. Cuando la foto salió a la luz en 2014, Jimmy Fallon le preguntó a Johnson qué llevaba en su cangurera. "Pop Tarts y condones", respondió.

Pero las estrellas brillan con más fuerza antes de apagarse. A mediados de los años 90, la popularidad de la cangurera estaba disminuyendo, y para los años 2000, se había convertido en un punchline. En un episodio de 2001 de la serie de televisión británica The Office, el contador corporativo con cara de papa Keith Bishop le aconseja a su colega Dawn Tinsley que lleve una cangurera a su próximo viaje a los Estados Unidos para salvaguardar sus cheques de viajero. Todo rastro cool de las cangureras había desaparecido largo tiempo atrás. Bishop también destacó el importante problema de que en inglés estadounidense cangurera se dice "fanny pack", lo cual tiene un significado muy diferente en inglés británico.

En los últimos años, las marcas de moda y las empresas mediáticas han intentado renovar la imagen y el nombre de la cangurera o riñonera. Hoy en día, los comercio electrónicos al aire libre venden "bolsos lumbares", "bolsos cinturón", "bolsos de cadera" y "bolsos de cintura". Y cuando las cangureras resurgieron en las pasarelas en 2015, en Alexander Wang y Céline, se encontraron con encabezados llenos de recelo. Pero el descrédito inherente a la cangurera es también su fuerza. Su popularidad actual ha sido estimulada, no obstaculizada, por sus connotaciones vergonzosas. La revista New York recientemente identificó una nueva moda basada en los elementos esenciales para excursionistas y actividades al aire libre, la cual bautizó como "gorpcore". Y esta acción fue algo irónico. No hay nada más serio que llevar tus objetos más imprescindibles en un bolso tan práctico como una cangurera.

Esta historia apareció en la edición September Stories Issue de la revista VICE. Haz clic AQUÍ para suscribirte.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.