materiales japoneses, bordados mexicanos en armando takeda otoño/invierno 2016

Con motivo de su primera presentación en MBFWMx, hablamos con Armando Takeda sobre sus influencias extranjeras, sus inspiraciones mexicanas, y el hacer de la moda un verdadero negocio.

por Montserrat Caballero
|
21 Abril 2016, 4:30pm

Armando Takeda , diseñador mexico-japonés presentó su colección por primera vez en MBFWMx como parte de la #semanadelamodamx. Con trayectoria y experiencia laboral en las principales capitales de la moda del mundo, decidió establecer su firma en México. Con un crecimiento gradual en el mercado internacional, la marca se encuentra en el camino de establecerse en el mexicano. La visión de Takeda nos presenta una nueva versión que no solo es estética, también del papel del diseñador en la industria.

Aunque tiene trayectoria en casas como Alexander McQueen, no se considera tan londinense en su estilo, le gustan los cortes más limpios y clásicos. Su influencia estética y de modelos de producción radica en su experiencia con Bruno Pieters en Honest Buy en Amberes, una marca clásica, limpia y ética. A pesar de considerar lo japonés como una raíz importante, siente que su estilo es afrancesado. En Japón trabajó como diseñador en Dresscamp por tres años, en donde aprendió cómo funcionan la industria y los negocios.

Más de i-D: Los diseñadores que le dan forma a la moda en México otoño/invierno 2016

¿De dónde vienes? y ¿Cuáles son tus raíces en la moda?
Nací en México. Estudié Moda en México, en Japón en Esmod y en Londres en Central St Martins. Trabajé más de lo que estudié.  

¿Que te define como diseñador mexicano?
Viví hasta los 19 años en México, mi padre es mexicano y mi madre japonesa. En Japón trabajaba en todas las casas importantes, regresé por situaciones personales a México, y tuve días libres, visité Oaxaca y vi un cambio radical en el uso de la artesanía. Me dio miedo que desapareciera la indumentaria de Tehuantepec, Oaxaca y decidí emprender mi firma con la idea de emplear a los muxes artesanos. Me acerqué a la comunidad y me di cuenta que quería venir de regreso a México, volví a Japón y renuncié; empecé mi firma importando telas de Japón y bordándolas en colores básicos -que se pueden ver en esta colección en cuellos y accesorios. Todos los bordados a mano fueron hechos directamente en la tela por la comunidad de muxes.

¿Por qué has decidido establecer tu casa de producción en México teniendo una economía e industria muy emergente?
Estamos tratando de ayudar a desarrollar fábricas pequeñas que se encuentran estancadas en la ciudad para producir, utilizando telas de alta calidad del extranjero y fichas técnicas japonesas.

¿Te consideras un empresario o un diseñador?
Soy las dos, la marca comenzó con sus ganancias en Japón, y el ingreso que se da cada temporada es lo que ha ayudado a expandirla. Comencé con básicos, y ahora, ya con más dinero hemos podido producir nuestro primer show, me considero un emprendedor y diseñador, pero no artista, porque ese es otro trabajo. 

¿Qué diferencia tu práctica como empresario de la industria de la moda en México en comparación con las grandes capitales de la moda en las que has estado?
Aquí lo más difícil es que constantemente hay que comunicarse con la gente, la gente todavía no ve la alta moda como un negocio real, muchos lo hacen por fama y eso influye al comportamiento con fábricas, prensa y compradores. La responsabilidad la tienen los diseñadores que no se han podido imponer como gente seria en el sistema, es por eso que no se conoce una marca mexicana en la alta moda internacional. Hay que estar siempre molestando para que la gente trabaje al 100%. Por eso es porque salgo a todas las ferias, para demostrar que sí se puede hacer un negocio en México y que sí se puede ganar dinero en la moda, y que no solo es una herramienta para ser famoso. Tenemos que vender y debemos tener producción lista para los compradores.

Más de i-D:

La narrativa urbana entretejida de Children of Our Town otoño/invierno 2016

Los vestigios modernos de Yakampot otoño/invierno 2016

Credits


Texto Montserrat Caballero
Fotografía Gerardo Maldonado

Tagged:
mexico
FASHION WEEK
entrevistas de moda
#mbfwmx
otoño/invierno 2016
semanadelamodamx
montserrat caballero
armando takeda
takeda