i and me, la nueva marca de londres que hace ropa para él, ella y para ti

La moda de género neutral, posiblemente la mayor tendencia de los últimos años, tiene una nueva marca luchando por su causa. Conoce a la diseñadora que intercambió la moda rápida por minúsculas colecciones de mezclilla.

por Naomi Bikis
|
07 Diciembre 2016, 6:04pm

De pie entre los anaqueles de ropa en su tienda pop up en la calle Redchurch, la diseñadora de I and Me, Jessica Gebhart, y su esposo Thomas ( ayudando a manejar las cajas registradoras) son los maniquíes perfectos para la ropa unisex de la marca. Han logrado lo que parecía imposible en la moda -hacer que el juego de chalecos acolchados que llevan se vean cool. Este es el truco de I and Me. Básicamente, la ropa son sencillas formas utilitarias. En persona, el jersey se siente como seda y su mezclilla tiene un corte tan perfecto que realmente no importa qué cuerpo -chico, chica o algo intermedio- la use. Y en Jess y su marido esto es evidente.

"No creo haber planeado jamás que fuera una marca unisex, pero cuando comencé a diseñar la primera colección, todo era muy informal y lleno de básicos del guardarropa", dice Jess. "Me inspiré mucho en lo que mis amigos están usando, más que en lo que usan las chicas, así que naturalmente quería verlos usando la ropa". El mantener formas simples y sueltas hace posible el intercambio de ropa de I and Me. "Todas mis colecciones comienzan con la elección de las telas, mi especialidad es la mezclilla, así que es el eje de todo. Luego, trabajo estrechamente con estudios de muestras para hacerlo bien", dice Jess.

El movimiento de género neutro en la moda, desde las blusas con moño al frente de Gucci hasta las pasadas colecciones de Rick Owens, tiene sus raíces en el glam rock, el grunge y Japón, donde los diseñadores de los años ochenta tampoco se preocupaban mucho por las normas de género. En 1983 Yohji Yamamoto le dijo a The New York Times: "Cuando empecé a diseñar, quería hacer ropa de hombre para mujeres; pero no había compradores, ahora sí los hay. Siempre me pregunto quién decidió que debía haber diferencia entre la ropa de los hombres y las mujeres. Tal vez los hombres lo decidieron". En una afortunada coincidencia, fue un viaje a Japón lo que dio forma al trabajo de I and Me.

Pero no fue la moda del lugar lo que sorprendió a Jess (a pesar de que sus siluetas se vean claramente japonesas). En su luna de miel el otoño pasado, Jess se obsesionó con el trabajo del arquitecto autodidacta Tadao Ando, conocido por sus magistrales espacios minimalistas. "Esto", señala el conjunto gris de rayas que lleva puesto, "está inspirado en su concreto y las tinturas índigo que usamos en la mezclilla representan las sombras que crean sus obras".

Hace dos años, Jess era una compradora de mezclilla en Topshop. Había obtenido un grado en artes gráficas, así que fue al departamento de marketing de Miss Sixty, probó con el estilismo y terminó trabajando para el gigante de la calle principal. Pasó seis años ahí antes de lanzar su propia marca. Jess quería tomarse su tiempo al hacer ropa, usando las mejores telas que pudiera encontrar. Quería sacar las colecciones cuando sintiera que era el momento adecuado, en lugar de apresurarse a cumplir con los objetivos de ventas. Hacía compras con cautela, adquiriendo menos pero de mejor calidad. Y quería una marca en la que eso se viera reflejado.

"Tal vez en el fondo I and Me es un rechazo a la moda rápida. Aunque todavía consulto a un fabricante que produce gran parte de la mezclilla de Topshop. I and Me es más premium, con colecciones mucho más pequeñas que son más concisas", explica Jess. "Hay muchas marcas pequeñas emergentes que hacen esto e incluso marcas más grandes que están optando por reducir las opciones de lo que ponen en sus tiendas. Creo que todos tenemos que empezar a pensar de esa manera".

Lo primero que llevó a Jess al mundo de la moda fue su infancia rural en Surrey, donde las tardes de sábado estaban dedicadas a la lectura de The Face. Pero su madre, sin que Jess se hubiera dado cuenta hasta que se concentró en la mezclilla, inspiró I and Me. "Mi mamá es una diseñadora de estampados y textiles y se especializa en tintes índigo naturales, su trabajo está colgado por toda la casa, y ahora ha traído un ejemplar de cada pieza que he hecho", dice Jess.

El sólo saber qué es lo que define a un buen par de jeans no era suficiente para I And Me. Jess quería diferenciarse del resto del abarrotado mercado. Así que I and Me no sólo vende ropa. Listen Studio ha creado jarrones de resina inspirados en Ando y Jess, trabajando con Hackney Potter para diseñar una gama de cerámica. Hay pins y platos, pantalones cortados y cuellos de tortuga; Jess está vendiendo una versión de su propia vida.

"La lección más grande para mí al hacer esto es no compararme demasiado con otras personas. Así es como yo hago compras, es lo que busco. Quería crear un estilo de vida. Es bueno tomar inspiración del exterior y escuchar, pero pienso que finalmente tiene que venir de ti".

Porque I and Me, es personal.

i-and-me.com

Credits


Texto Naomi Bikis

Tagged:
Londres
i and me
entrevistas de moda