Publicidad

winona por siempre: la duradera influencia del icono de los 90

En lo que se prepara para regresar a nuestras pantallas en su nueva serie de Netflix, recordamos la carrera de una de las actrices que definieron la década.

por Oliver Lunn
|
07 Julio 2016, 11:30pm

heathers

Gracias a Netflix estás a punto de ver los grandes ojos oscuros de Winona Ryder durante horas de ver la próxima serie de suspenso sobrenatural Stranger Things. Sin embargo, aún cuando ha tenido un buen recibimiento, también es un recordatorio de los pocos trabajos fílmicos en que la hemos visto en los últimos tiempos; un recordatorio de que la cúspide de Winona fue buena y abarcó cada día de los años noventa, al ser contratada para Edward Scissorhands y Girl, Interrupted.

Cuando se cerraron las cortinas de esa década, por desgracia, también se acabó la era dorada de Winona. Desde entonces, ha tenido algunos papeles -uno de los más notables en la película Black Swan de 2010 en la que interpreta a una bailarina de ballet que está envejeciendo; ¡ah!, y el de la madre de Spock en Star Trek de 2009- pero nada como la cadena de personajes fantásticos que la Winona de los noventa dejó en su estela. 

Más de i-D: Los 10 mejores momentos de Winona Ryder

Entonces ¿qué pasó? Tal vez tenga algo que ver con ese incidente del robo a una tienda en 2001 y sus continuas batallas con la depresión; tal vez tenga algo que ver con la reticencia de Hollywood para ofrecerle papeles decentes a cualquier mujer mayor de 25 años. Probablemente sea un poco de las tres.

Sin embargo, haciendo eso a un lado, Winona siempre será la dueña de los noventa. En ese entonces ella era el rostro del grunge, impulsada a la fama a través de la oscuridad y romanticismo de la lente de Tim Burton, con un curriculum impecable de personajes únicos en su haber. En Beetlejuice había hecho el papel de la pálida chica gótica que levita al ritmo de Shake Señora

Beetlejuice

Ella era misteriosa e introspectiva, personificando así a los chicos extraños y silenciosos que se identifican con los geeks, pero que también escuchan música underground. Con esos grandes ojos penetrantes, su presencia en la pantalla era irresistible -para Burton, para nosotros, y por supuesto, para Johnny Depp, con quien estaba comprometida en la época en que Edward Scissorhands llegó a las pantallas en 1990. Naturalmente, la prensa dibujó un corazón épico alrededor de los consentidos de Hollywood y llamó a su amor 'el romance de la década'.

Ella tenía 19 años en ese momento y su carrera se disparó. Fuera de la pantalla, la prensa produjo masivamente largas columnas acerca del tatuaje de Depp que decía "Winona Forever" y acerca del adorable amor adolescente de la pareja. En la pantalla, su nombre se estaba convirtiendo rápidamente en sinónimo de credibilidad artística y de cine indie alternativo. 

Los adolescentes de todo el mundo podían relacionarse con sus personajes de chica rara, rebosante de angustia y con los ojos empañados de romance. Incluso cuando las lucrativas ofertas de un gran éxito taquillero comenzaron a llegar, Winona consistentemente escogía los papeles más interesantes en las películas más interesantes. 

Mermaids

Recordar esas películas de los años noventa ahora, es recordar a una actriz estelar no convencional, quien se apropiaba al 100% de sus personajes, mientras les mostraba el dedo medio a los ejecutivos de los estudios con nociones rígidas acerca de los personajes femeninos.

Por supuesto, todo el mundo recuerda la primera vez que se enamoró de Winona. Para algunos fue cuando ella se quedó mirando a los ojos negro azabache de Edward Scissorhands, implorándole que la sostuviera con sus dedos de cuchillas afiladas; para otros fue cuando tentativamente puso una pistola en la cara de Christian Slater en Heathers

Más de i-D: Superando el estereotipo de 'It Girl' en 2016

Heathers

Para mí fue cuando condujo un taxi alrededor de LA e hizo globos con su goma de mascar en la película de Jim Jarmusch Night on Earth. En ese film indie de los primeros años de la década de los noventa, ella se puso la gorra hacia atrás, encendió un cigarrillo y se sentó en el asiento del conductor. Esta fue Winona en su papel más andrógino: camisa de franela holgada, cabello grasoso, mejillas manchadas de aceite. 

Night on Earth

Parecía como si acabara de salir de un concierto de Pearl Jam por ahí por 1990. Como Corky la taxista, ella rechaza la petición de su pasajera de protagonizar una película importante de Hollywood. La fama simplemente no es para ella, dice. Aquí puedes sentir el guiño de Winona hacia la cámara con una mirada que dice: Yo soy esta chica.

Más de i-D: Los recuerdos de un maquillista en el Hollywood de los 90

Reality Bites

En esa película ella definió el estilo descuidado de toda una década, pero ningún personaje encarna la crisis de los 25 de la Generación X tan bien como Lelaina Pierce de Reality Bites y sus vagos secuaces. Viéndola como un veinteañero sientes como si Winona estuviera canalizando tu propia ansiedad acerca de tu futuro, tus desastrosas entrevistas de trabajo y tus relaciones fallidas. 

Reality Bites

Básicamente capta la vida de mediados de los noventa, cuando el retrasar la búsqueda de un empleo significaba encender un porro y ver MTV durante todo el día. ¿Quién habría pensado que una película dirigida por Ben Stiller en 1994 contaría con la mejor actuación en la carrera de Winona? Es profundamente sentida, romántica, desgarradora, perspicaz y sincera.

Más de i-D: Sobre 'Love & Friendship', Chloë Sevigny y bailar en Studio 54

Es un poco difícil de creer que, en ese momento, en los principales medios de comunicación, Baywatch tenía una de las mayores audiencias y Alicia Silverstone era un éxito de taquilla. ¿Donde encajaba una actriz como Winona entre sus compañeros? Tal vez en algún lugar entre ¿Liv Tyler y Parker Posey? Entre ¿Neve Campbell y Christina Ricci? No, ellas no podían ni tocar a Winona.

Reality Bites

Si googleas "actrices de los noventa", un grupo familiar de estrellas en ciernes aparece -Cameron Díaz, Carmen Electra, Alicia Silverstone. La persona más incongruente en esa página, ubicada entre esas actrices como una película de culto rara sacada de una caja llena de éxitos taquilleros en oferta, es Winona, con su oscuro cabello corto, piel blanca como el hielo y ojos luminosos. Pero ella no era sólo una actriz con un aspecto único en su tipo; ella era una actriz cuyos bolsillos estaban rebosantes de personajes únicos en su tipo.

Más de i-D: 'Nosotras somos las raras': El clásico de culto adolescente 'The Craft' cumple 20 años

Girl, Interrupted

A finales de los años noventa pasó de interpretar a una extra de películas insomne en Celebrity de Woody Allen a interpretar a un cyborg de sangre blanca en Alien: Resurrection. Cada director en la ciudad todavía soñaba con que el rostro de Winona adornara el póster de su película. Pero ella tenía su propio proyecto especial en mente, algo que había estado intentando hacer durante años. 

Celebrity

La película de 1999, Girl, Interrupted -la cual produjo y protagonizó- la vio entrar en la mente de Susana, una joven mujer profundamente deprimida y solitaria cuya estancia de 18 meses en un hospital mental cambia su vida para siempre. Fue algo personal para Winona porque había sentido esa soledad y depresión como estrella de cine. En una entrevista de ese tiempo, ella habla de su ansiedad paralizante: "Tenía pensamientos como de ya no quiero estar aquí".

Al describir lo que le atrajo del personaje, explica, "me pareció tan cautivador, muy bien escrito, familiar e inteligente". Que es algo que se puede decir de la mayoría de sus personajes. En aquel entonces, Winona era muchas cosas -icono de estilo, actriz versátil, imitadora de Björk de una sola ocasión- pero su originalidad radicaba en su cuidadosa selección de personajes de película y en cómo éstos reflejaban aspectos de su propio carácter. La Winona de los noventa podía iluminar cualquier película. La Winona de los noventa era la reina de la pantalla grande. Pero bueno, seamos optimistas aquí. De cara a Stranger Things y Beetlejuice 2 (Dios, ojalá no sea una mierda), parece que el Winonanismo es inminente.

Más de i-D: 'Beetlejuice 2' realmente va a suceder dice Winona Ryder

@OliverLunn

Credits


Texto Oliver Lunn