Publicidad

el filme feminista que explora la fantasía a través de la brujería y el tarot

La cineasta Anna Biller analiza las ideas victorianas sobre la sexualidad femenina y el poder de las novelas románticas transportándolas al presente.

por Paige Silveria
|
29 Noviembre 2016, 7:12pm

El nuevo filme vibrantemente colorido de la directora Anna Biller, el cual se estrenó en los cines de Estados Unidos a principios de este mes, es muy adecuado para estos tiempos y desafía lo que ella ve como un distinguible progreso en la igualdad de género. Centrándose en una bruja de la época moderna, a quien su máximo deseo de ser amada termina conduciéndola a la locura y la violencia, The Love Witch expone sesgos sociales de género -especialmente en relación con el sexo. "Todavía hay un tabú en torno a las mujeres que disfrutan del sexo, por descabellado que sea", explica Biller. "La película trata acerca de una mujer que intenta darle a los hombres todo lo que ellos piensan que quieren de una mujer, con el fin de eludir su reacción en contra del creciente poder y la creciente libertad de las mujeres, pero todo lo que logra es convertirse en el juguete de esos hombres, que a pesar de todo no logran ver quién es ella".

Durante su crianza en Los Ángeles, Biller tuvo la influencia de sus creativos padres -su padre es artista y su madre diseñadora de moda- y de los grandes maestros. "Solía ser un ratón de biblioteca y una fanática de Shakespeare cuando era más joven", dice, "Y siempre me han gustado las películas y la literatura clásicas. Saco inspiración de muchas cosas, ¡aunque la mayoría de ellas son de varias décadas atrás!". La sensación vintage es más que evidente en todas sus películas (ha dirigido varios cortometrajes y una película feminista de explotación sexual llamada Viva), que tienen la apariencia de películas hechas hace medio siglo. i-D se reunió con Biller para discutir el diseño de cada uno de los aspectos de The Love Witch -desde el guión hasta el diseño del vestuario- y la razón de que piense que los hombres son lo bastante listos como para no tratar a las mujeres como objetos, pero aún así prefieren hacerlo.

Más de i-D: El director Park Chan-wook habla sobre su nuevo thriller lésbico, 'The Handmaiden'

Eres la responsable de todo en The Love Witch: vestuario y diseño de escenografía, guión, dirección, composición musical. ¡Es increíble!
Comencé con algo muy pequeño. Cuando haces películas en Super 8 de tres minutos, encargarte de todo el proceso es lo natural. No siempre fui buena en ello, pero me apasionaba hacer cada vez mejor mis películas. He aprendido tanto que en este punto el proceso ya es muy orgánico.

Háblame del simbolismo de la brujería y el tarot que hay detrás del diseño del set.
Me fije en la baraja del tarot de Thoth principalmente para el simbolismo del color. Se divide en esquemas de color específicos, cada uno con una gama limitada de colores, de la misma manera en que se diseñan los sets de película en Technicolor. Así que hice una habitación en la casa de Elaine, el personaje principal, en color amarillo con naranja para representar el sol y el elemento masculino, y otras habitaciones azul y púrpura para simbolizar la luna y el elemento femenino. Había una gran cantidad de color masculino, amarillo y dorado, en la película, desde la sala de Elaine, hasta el ritual del solsticio en la feria renacentista y el dormitorio de su amante con sábanas doradas. El elemento femenino estuvo más presente en las escenas nocturnas, donde proyectamos una luz azul profundo sobre los escenarios y exteriores.

Más de i-D: Los 10 personajes femeninos de John Waters con más estilo

Al parecer tienes una opinión muy firme acerca de los hombres y su comportamiento hacia las mujeres.
En mi experiencia, los hombres parecen estar demasiado preocupados por el sexo. Pero no creo que se trate necesariamente de una necesidad de sexo en sí, sino más bien del hecho de que el sexo es un símbolo de estatus para los hombres. Los hombres le dan mucha importancia a lo que otros hombres piensan de ellos, y si tienen una novia o esposa hermosa, sienten que han triunfado. Es una cuestión de ego. También tiene que ver con que los hombres no saben cómo hablar con las mujeres, así que se expresan físicamente. Esto tiene que ver con una falta de empatía e interés por lo que las mujeres pueden ofrecer, y con un miedo genuino al poder de una mujer. Las mujeres satisfacen estas deficiencias de los hombres porque no tienen opción. Los hombres deciden no actuar de manera más adecuada porque saben que comportarse de esta manera les da ventaja.

¿Cuáles crees que son los mayores malentendidos con respecto a la sexualidad femenina?
Existe esta idea de que si una mujer intenta ser sexy, está siendo una idiota, pues sólo está satisfaciendo la fantasía masculina y no lo hace por ella misma. La gente todavía cree en las ideas victorianas sobre las 'chicas buenas' y las 'putas', y que los hombres desean a las putas pero las desprecian. Hay demasiada normalización de la industria del sexo y demasiada recriminación hacia las mujeres involucradas en lugar de hacia los ventajosos que las engañan y las usan para sacarles provecho. Existe la idea de que hay una clase de mujeres que de alguna manera están designadas para satisfacer las necesidades sexuales de los hombres. No creo que podamos tener igualdad de género mientras haya esta clase marginal de mujeres en la pobreza y sin opciones reales.

¿Cómo esperas representar la fantasía femenina y el deseo en tu trabajo?
Cada mujer crea su vida de fantasía de forma única, pero pienso que parte de ella puede ser resultado de los roles sexuales aprendidos. La obsesión de las mujeres con las novelas románticas, por ejemplo -¿de dónde viene eso? En las novelas románticas están estas heroínas increíblemente hermosas que tienen a los hombres tan locos de deseo que no pueden contenerse, por lo que terminan destruyéndolas. Esto absuelve a las mujeres de la culpabilidad de haber tenido sexo, y satisface su fantasía de ser tan hermosas que un hombre tan guapo las desea. Lo triste es que las niñas aprenden que su objetivo supremo en la vida es ser bonitas. La bruja del amor de mi película es como una de esas heroínas de las novelas románticas, que son casi dolorosamente hermosas, y vuelven locos de deseo a los hombres. Pero también es más perversa que esas heroínas góticas, porque en lugar de derretirse en los brazos de un hombre, usa su propio sexismo para destruirlo. ¡Eso es lo que yo llamo fantasía femenina! También trato de poner en mis películas muchos objetos que provoquen la lujuria femenina -como los vestidos más lindos, sombreros, zapatos, accesorios que hagan juego y el maquillaje más experto. Sin embargo, cuando escribo no soy tan analítica. Trato de extraer mucho de mi inconsciente. Así que, en su mayoría, sólo trato de fluir con mis fantasías sin examinar realmente de dónde vienen. Y me complace darme cuenta de que las mujeres se están identificando con eso.

 Para más información sobre "The Love Witch" visita helovewitch.oscilloscope.net.

Más de i-D: Consejos prácticos para ser un hombre aliado del feminismo

Credits


Texto Paige Silveria
Imágenes cortesía de Anna Biller

Tagged:
Tarot
feminismo
Cultura
directoras
anna biller
entrevistas de cine