hayley williams: 'va a suceder de todo'

La sincera vocalista de Paramore, usualmente de pelo rosa, ha crecido junto con sus fans —pero su nuevo álbum ‘After Laughter’ habla a un nuevo nivel sobre las presiones y los placeres de crecer con el rock.

por Alexandra Pollard
|
18 Julio 2017, 7:04pm

Este artículo fue publicado originalmente en i-D UK.

Hayley Williams está brincando por todo el escenario en el Royal Albert Hall en Londres con el bra de una fan en su cabeza. La audiencia, que desde hace mucho abandonó sus asientos asignados y se conglomeró al frente, grita con emoción mientras suena el alegre inicio con xilófono de Hard Times. El lugar se sacude con semejante emoción, de hecho, la letra de la canción se siente casi cómicamente fuera de lugar. "Todo lo que quiero es despertar sintiéndome bien —canta Williams, dando pisotones con cada palabra mientras el bra sale volando de su cabeza—. Dime que estoy bien, que no moriré". Para ser una canción sobre vivir bajo la oscura nube de la depresión, tiene un asombroso ritmo.

Esta contradicción tonal corre a través del corazón del quinto álbum de Paramore, After Laughter. Sus cándidas reflexiones sobre el autosabotaje, la depresión y las consecuencias de las relaciones rotas están envueltas en un optimista synth-pop inspirado por los ochenta. Aunque inicialmente estaba preocupada de que todo pudiera resultar discordante —especialmente porque Paramore se hizo de una base de fans como una banda de punk-rock rebosante de la justa rabia adolescente hace diez años—, el enfoque ha probado ser catártico para Williams. Su lema, inspirado por los héroes de su niñez The Cure y Talking Heads, es: "llora con fuerza, baila con más fuerza aún".

Hablando por teléfono desde L.A., Williams reflexiona sobre el hecho de canalizar su lucha en la música, las presiones paralizantes de la fama (particularmente para una artista) y por qué está agradecida de estar viva.

Más de i-D: Shirley Manson comparte sus fotos favoritas de Garbage

Hay un rastro de pesimismo en After Laughter que a la vez aceptas y rechazas a medida que el álbum avanza. Hablando del álbum en general, ¿hasta dónde crees que llega?
He estado diciendo en broma últimamente que soy una realista en recuperación. Cuando escribimos [nuestro tercer álbum] Brand New Eyes, dejé de permitirme tener tantas esperanzas y ser tan soñadora, porque sentía que cada vez que me dejaba guiar por mi corazón en lugar de mi mente, terminaba herida. Ha sido algo con lo que he luchado bastante en mi vida. Dejé de pensar en términos de lo que podía soñar, y comencé a pensar en lo que era verdaderamente posible. No creo que eso sea malo, pero también quiero soñar un poco. Pasé por situaciones difíciles los últimos años en las que si no hubiera tenido mis sueños, si no hubiera tenido alguna forma de buscar la luz al final del túnel, simplemente me habría resultado inútil intentar seguir adelante. Es difícil responder hasta dónde creo que llega, pero creo que todo el álbum tiene tracks conmigo diciendo: 'Bueno, hoy estoy luchando porque realmente quiero soñar y realmente quiero tener algo que esperar con ansias', y luego, al día siguiente despierto y estoy como: 'Ash. No veo el pequeño punto de luz al final del túnel. Ya se fue, y me tengo que enfocar en lo que está frente a mí'. Tal vez eso lo tienen que decidir otras personas, y ponerlo en el contexto de sus propias vidas.

Cuando te diste cuenta de que la música estaba tomando esta dirección, ¿te preocupó que no fuera apropiado acompañarla con unas letras tan oscuras?
Sí, me preocupaba bastante. Le dije a Taylor como por seis meses: 'Me tienes que traer una canción triste, ¡por favor!' Taylor podría escribir la letras más feliz que hayas escuchado en tu vida mientras pasa por algo realmente difícil en su propia vida. A veces quisiera lidiar con las cosas de esa manera, en la que pueda simplemente mantenerme por encima [de mis sentimientos], pero también reconocer que están ahí. Estaba muy metida en mi propio mundo, fue difícil. Gracias a Dios que Taylor escribió estos sonidos, porque me daría mucho miedo tener que atravesar por todo eso cada vez que canto. Quiero poder sacudirme algo de todo eso bailando. Sigo diciendo: 'llora con fuerza, baila con más fuerza aún'. Y así es como me siento, estando en el escenario tocando estas canciones pienso: 'Vaya, la vida es realmente dura a veces, pero trataré de poner eso en mi camino para pisotearlo, y bailar y superar este día de la mejor forma posible'. Así que estoy muy agradecida por la relación entre la música y la letra, es realmente curativo. Para mí, hay algo muy bueno en sentir plenamente cada emoción, casi al mismo tiempo, para de esta manera saber que realmente estás vivo.

Mencionaste que muchas veces estás muy metida en tu propio mundo. En Idle Worship, te enfrentas a las presiones de ser un modelo a seguir —lo cual es una frustración muy entendible—¿pero qué tanto de esa presión sientes que fue interna, y qué tanto externa?
Me encontré en un lugar muy extraño de mi cabeza en los últimos años, donde estaba pasando por estas cosas en mi vida personal pero acabábamos de tener este exitoso álbum. La gente se me acercaba en mi ciudad natal y tenía estas imágenes de mí en poses muy de superhéroe en sus camisetas, y decían: 'Ay, eres perfecta, te he admirado durante mucho tiempo'. Nunca descalifiqué nada de lo que decían porque ésa es la verdad para ellos y lo aprecio, pero de lo que no me podía deshacer era de lo mucho que eso contrastaba con la forma en la que me veía a mí misma. Me estaba desmoronando. Estaba perdiendo amistades, estaba pasando por situaciones difíciles con mi familia, mi relación, simplemente me sentía como: 'Guau, esta persona frente a la cual estoy parada, probablemente no tiene idea de que me está yendo peor que a ella. Y me está pidiendo consejos, y me está diciendo que soy perfecta'. Me hizo molestarme bastante conmigo misma que no estuviera en ese nivel, y que nunca lo pudiera estar. Y me hizo preguntarme: '¿Me creé la imagen de ser alguien que puede soportar esto? ¿Me hice esto a mí misma?'. Me fui a casa poco después de eso, escribí con música que Taylor me había dado hace varias semanas atrás, y finalmente fui capaz de sacarlo todo.

Más de i-D: Emma Stone habla sobre la paga equitativa y su papel en Battle of the Sexes

Fotografía Lindsey Byrnes

A veces me pregunto si las músicos tienen que cumplir con un estándar más alto tratándose de ser un modelo a seguir.
Estoy completamente de acuerdo con eso. Experimento cotidianamente muchas sutilezas con respecto a esta conversación , y a veces ni siquiera puedo señalarlas, sólo se que están sucediendo. Estábamos saliendo del aeropuerto ayer, y últimamente tenemos paparazzis en el aeropuerto. Nuestro manager de la gira preguntó: '¿Quieren ir directo a la camioneta?', y yo dije: '¿Sabes qué? Yo sí quiero', —porque no me siento cómoda teniendo un enorme lente de cámara en mi cara, me da mucha ansiedad y comienzo a temblar— 'pero no quiero ir a menos que Taylor y Zack vayan conmigo. Si me voy y nadie más se va conmigo, entonces yo soy la mala, soy la que deja a mis compañeros de banda atrás'. Este tipo de pequeñas decisiones que debo tomar anticipadamente son debido a que soy un blanco por ser una mujer en una banda. No trato de ponerme en el paper de víctima, porque me siento bastante fuerte, esta es mi vida y sé que puedo manejarla, pero simplemente hay verdades que están ahí, y si las personas quieren verlas o no, ése es su problema, pero yo definitivamente las siento. Definitivamente sé cómo se siente estar sometida a un estándar que simplemente es imposible o inalcanzable.

Mencionaste cómo sientes que estás viviendo las canciones en After Laughter en tiempo real. ¿Es un reto hablar y cantar sobre sentimientos que aún estás experimentando?
Si pudiera haberlo planeado, hubiera dicho: 'Déjenme ordenar mi vida, encontrar las soluciones a todos estos problemas y después lanzamos un álbum, y así podré hablar en esta plataforma sobre cómo todo estará bien'. Pero realmente no quiero ser la portavoz del 'Todo estará bien', simplemente quiero decir: 'va a suceder de todo'. Realmente no sé qué significa eso para alguien que no sea yo, pero todo lo que puedo hacer es despertar, cantar una canción que ame más que a nada en el mundo, y después irme a casa y recostarme y estar realmente orgullosa de mí misma por hacer esto. Estoy muy agradecida de poder vivir esta vida con mis mejores amigos. Éstas son personas con las que fui a la escuela, y comenzamos una banda y de alguna manera estaremos tocando en vivo en un show de TV esta noche, interpretando estas canciones que escribimos juntos. Todo esto me hace sentir muy agradecida, y orgullosa de tan sólo estar viva y poder sentir.

Más de i-D: Mujeres mexicanas en el rap

Credits


Texto Alexandra Pollard

Tagged:
Paramore
Hayley Williams
Entrevistas de música