Juan Hernández

children of our town y su valiosa estética familiar

Detrás de un gran proyecto existe un gran trabajo en equipo. Platicamos con los creadores de la firma Children of our Town sobre su amor por México, su pasión por trascender en el guardarropa contemporáneo y los retos que esto implica.

|
04 Enero 2016, 5:30pm

Juan Hernández

¿Has pensado qué tienen en común los barrios de Santa Fe, Lagunilla y Santa María La Ribera? Claro, todos están en la Ciudad de México, y son los nombres de las tres colecciones de la firma Children of our town. Concebida en el año 2012, COOT se conforma por Natalia Ferriz (fundadora de la marca), Pía Grassi (Diseñadora en Jefe) y Josa Silva (Director Creativo), quienes han sorprendido al mundo respecto a lo que es la "moda mexicana", estableciéndose como un referente contemporáneo, comercialmente bien ejecutado y propositivo en cuanto a su diseño y construcción. 

Bajo una estratégica estructura de negocios y de visiones creativas, COOT es el resultado de la genialidad del trabajo en equipo, una parte esencial en cualquier firma de moda, misma que ha sido subestimada en nuestra industria. i-D estuvo en el fitting de la presentación de su última colección por lo que aprovechamos para platicar con el equipo de Children of our Town. 

¿Cómo nació Children Of Our Town?
Natalia Ferriz: Tenía la inquietud de lanzar una marca que fuera un referente de México a nivel internacional con una concepción global, fue así que juntando a las personas adecuadas para cada una de las áreas, nos reunimos a finales de 2012 para planear lo que sería el proyecto. Nació con esa principal inquietud de mostrar el México contemporáneo y contar varias historias a través de ella.

¿Cómo describirían la esencia de COOT en tres palabras?
Pía Grassi: Urbano, cosmopolita y narrativo.

¿Cuál ha sido la respuesta del público con sus prendas más "arriesgadas"? ¿Existe mucha diferencia entre el mercado mexicano y el neoyorquino?
NF: Estamos sorprendidos por esa respuesta, no sólo en el extranjero, sino desde el 2015 que empezamos a vender en México. Comercialmente existen diferencias entre lo que vendemos en México, Nueva York, Londres o París, pero más por un tema de clima o algún tipo de silueta en especial, que algo que quede sumamente claro entre un país y otro. Al final creemos que las personas que les gusta la marca, sin importar en el lugar en el que vivan y los referentes que tengan, todos comparten un mismo espíritu que tiene Children of our Town: global, cosmopolita, urbano y humano.

¿Por qué inspirarse en los barrios de la Ciudad de México y construir su acervo creativo a partir de ellos?
PG: Porque la gente a nivel global que no tiene la oportunidad de conocer México no sabe lo que tenemos aquí, primero por un error de comunicación a nivel país o incluso de nosotros mismos como sociedad y segundo, porque existe mucha ignorancia. Justo el fenómeno que estamos teniendo presentando fuera o vendiendo en países como Francia, Estados Unidos e Inglaterra, es que se sorprenden que sea una marca mexicana y que estos lugares estén en la Ciudad de México. Y por otro lado, incluso las mismas personas que habitamos aquí, no conocen toda esa parte que estamos contando. Nosotros a nivel creativo nos sorprendemos en cada colección desde la investigación hasta la concepción sobre cosas que no sabíamos y la forma en que abordamos cada barrio desde el punto de vista sobre lo que es; lugares mágicos, cosmopolitas, con historia y que guardan recuerdos increíbles.

Si COOT tuviera una musa, ¿quién o cómo sería?
Josa Silva: Nuestra musa son todas aquellas mujeres seguras, arriesgadas, independientes, firmes, decididas, dulces y femeninas, que gustan de contar historias o de leerlas, que saben escuchar y que aprenden rápido; mujeres de ciudad activas, pero siempre soñadoras.

¿Cuál es su pieza favorita de la colección Lagunilla?
NF: A nivel comercial y statement de la marca, el maxi sweater Carranza. La silueta es sencilla pero el desarrollo del gráfico en Jacquard representa un fuerte diferenciador.

Si pudieran colaborar con quien fuera del mundo del arte, el diseño o incluso de la moda, ¿quién sería y por qué?
JS: Aunque de estilo completamente diferente, trabajar con William Morris debió ser algo maravilloso que uno no puede dejar de imaginar cómo hubiera sido. Al mismo tiempo, trabajar con la mente creativa de Chitose Abe (Sacai) o bien, con la mente de negocios de Marco Bizarri (CEO de Gucci) para Children of our Town sería un sueño de colaboración.

Si bien los diseñadores suelen ser personas muy individualistas, ¿cómo congenian entre ustedes para trabajar en equipo?
NF: Desde un principio está muy claro que Children of our Town somos un equipo, que más allá de egos o formas de pensamiento, vamos en un mismo rumbo, esto incluye que a veces por ejemplo el área comercial con el área creativa puedan tener opiniones diferentes pero se resuelven en base a lo que queremos dar a entender de la marca sin perder de vista el modelo de negocio. Trabajamos muy de la mano esas dos áreas así que estamos en una constante línea de comunicación.

¿Cuál ha sido el reto más grande que han enfrentado como diseñadoras y empresarios hasta ahora con su firma?
NF: A nivel negocio, saber moverte adecuadamente, eso quiere decir que involucra saber corregir a tiempo y entender que no siempre lo que uno piensa (o desea) es la mejor opción para el desarrollo de la empresa. Uno tiene que aprender a leer, leer al cliente directo, a las tiendas, a dónde se quiere llegar y por qué. Leer, analizar y ejecutar, teniendo en cuenta que como nueva empresa tienes el tiempo encima.

A nivel creativo, entender la parte del negocio y necesidades de nuestro cliente y a partir de eso, desarrollar una colección, pensando también en cada una de las piezas.

¿Qué viene para COOT?

NF: ¡Muchos retos! Pues en 2015 presentamos nuestra quinta colección (FW16), y es un año que queremos empezar a consolidar muchas de las cosas que hemos trabajado estos dos años, comercialmente y creativamente hablando. Ya no seremos una marca nueva por lo que debemos de ser exactos y puntuales en cada paso que estaremos dando y uno de ellos es continuar con el posicionamiento en México y la estrategia digital de nuestra página online.

Más i-D:

Un secreto quedó al descubierto: Robin Archives

Uno, dos, tres por Serpentine

Don't stop me now: Alejandra Quesada

Credits


Texto Olivia Meza de la Orta
Fotografía Juan Hernández