Publicidad

la primera vez de nuestros artistas favoritos

Todos sabemos que los comienzos siempre son duros, por eso hemos querido recordar 'la primera vez' de algunos de nuestros ídolos.

por Estela Cebrián
|
01 Octubre 2015, 10:35pm

cara delevingne. Imagen del lookbook de ASOS (septiembre de 2010)

En el cine...

Xavier Dolan
Cuando tenga 40 años, seguramente seguirán llamándole 'el enfant terrible' del cine canadiense, pero es lo que provoca haber rodado tu primera película con 20 años. Con Yo maté a mi madre, el joven Dolan sorprendió a todo el mundo con un filme crudo y cargado de complejos freudianos donde ya se podían intuir algunas de sus influencias (Almodóvar, Won Kar Wai...). El año pasado conquistó Cannes con Mommy, que tiene muchísimo de ese primer trabajo.

Lena Dunham
Antes de convertirse en la cronista de la generación Millennial con Girls y en la niña mimada de la HBO, Lena Dunham se sentía muy cómoda en Youtube; plataforma que le sirvió para distribuir y viralizar sus primeros cortos: Pressure, Dealing, The Fountain, Open the door y Hooker on campus. En 2010, con tan solo 24 años, rodó Tiny Furniture, su primer largometraje protagonizado por ella misma y en el que podemos ver todo lo que, pocos años más tarde, se convertiría en su serie sobre veinteañeras neoyorquinas.

Pedro Almodóvar
Aunque mucha gente piensa que la primera película de Almodovar fue la movideña Pepi, Lucy, Boom y otras chicas del montón, el manchego tiene otro trabajo anterior a este llamado Folle...folle...fólleme Tim! que data de 1978 protagonizado por la que sería su gran musa, Carmen Maura. Desde el título, el director ya establecía las bases del discurso irreverente y provocador de sus obras.

Por desgracia, no hay rastro de la película en Internet ya que solo unos pocos privilegiados pudieron disfrutar de ella, así que solo nos queda recordar aventuras de Maura, Alaska y Eva Siva en el Madrid de los 80.

Robert Pattinson
Aunque Robert Pattinson se convirtió en el ídolo de toda una generación gracias al papel de Edward Cullen en Crepúsculo, para entonces el novio de FKA twigs ya había hecho sus pinitos en el cine de fantasía. Los fans de Harry Potter lo recuerdan muy joven encarnando al guapo Cedric Diggory de la Casa Hufflepuff, todo una estrella del Quidditch.


En la moda...

Alexander McQueen
A Alexander McQueen le corría la moda por las venas desde muy pequeño y por eso ni siquiera llegó a acabar la escuela. Con 16 años, lo dejó para empezar a trabajar en Saville Row, una prestigiosa sastrería de Londres donde aprendería todas las técnicas que más tarde lo convertirían en uno de los diseñadores más completos y perfeccionistas de su época.

Allí, McQueen aprendió patronaje y a coser trajes de hombre, pero pronto sus jefes se dieron cuenta de que lo único que estaban haciendo era dar forma a un talento totalmente innato.

Hedi Slimane
El director creativo de Saint Laurent empezó a diseñar a la temprana edad de 17 años. Por aquel entonces -cuando todavía no tenía ni idea de moda- nunca se habría imaginado que acabaría gobernando y redefiniendo la imagen de dos de las firmas francesas más importantes del siglo XX (Dior e Yves Saint Laurent), pero antes que diseñador, Slimane fue fotógrafo.

Con tan solo 11 años se compró su primera cámara y sus primeros trabajos ya muestran sus constantes artísitcas: el riguroso blanco y negro; su amor por la moda, la música y el street style y su voluntad por documentarlo todo.

Jonathan Anderson
Cuando el diseñador británico presentó su primera colección en Londres en 2008 nadie entendió ese sutil juego a favor de la androginia y la ambigüedad de género que proponían sus prendas. Algo que siempre ha sido su seña de identidad y que lo ha convertido en uno de los diseñadores más representativos de la moda de principios del siglo XXI. Las críticas de aquella colección fueron tan malas que a Jonathan le dieron ganas de tirar la toalla. Menos mal que siguió fiel a sus impulsos creativos...

Cara Delevingne
Muchos ya la llaman 'la Kate Moss del siglo XXI', pero la joven modelo ha sabido sobrellevar toda esa responsabilidad con mucho trabajo y soltura. Ahora mismo tiene el don de la ubicuidad y no hay ninguna firma que se precie que no haya contado con Cara, pero pocos se acuerdan ya de sus humildes inicios como imagen de ASOS cuando solo tenía 17 años.

En los estudios de la marca británica es donde empezó a poner en práctica esa perfecta 'resting bitch face' que la ha hecho una de las modelos mejor pagadas de los últimos años.

Lookbook de ASOS. Septiembre de 2010.

En la música...

Rihanna
Este año se cumplen 10 desde que el huracán Rihanna llegó a nuestras vidas y lo va a celebrar con el lanzamiento de su nuevo disco. En agosto de 2005 salió a la venta Music of the Sun, pero el mundo no se rindió a sus pies hasta su tercer álbum (Good Girl, Gone Bad) gracias a Umbrella. Aún así, Rihanna ya apuntaba maneras y solo por un temazo como Pon the Replay -por el que Beyoncé hubiera matado-, ya merece la pena recordarlo.

Kanye West
Antes de casarse con Kim Kardashian y convertirse en el padre de North, West era uno de los productores de hip-hop más importantes del mundo, pero aunque ahora Kanye es el rey de la prensa rosa, sigue siendo un respetado músico y lo es desde sus 16 años. Antes de sacar su primer disco, ya había trabajado con artista como Nas y resucitado la carrera de Jay-Z con The Blueprint, pero fue con su primer álbum -The College Dropout- en 2003 cuando marcó un antes y un después en la historia del rap.

Björk
El pop de los 90 nunca hubiera sido lo mismo sin el Debut de Björk. Todas las trazas y la genialidad de la islandesa ya estaban concentradas en aquél disco que cuando salió en 1993 ya sonaba a algo único. Pocos saben, sin embargo, que Debut no fue su primer disco: en 1977 la islandesa sacó un disco homónimo en el que hacía versiones de hits de artistas como The Beatles en islandés. Un proyecto que muchos considerarán algo muy friki, pero recordad que estamos hablando de Björk.

Miley Cyrus
¿Alguien se acuerda ya de Hannah Montana con aquellas mechas rubias, sus canciones de pop para niños y su discurso tan Disney? Con aquella actuación junto a Robin Thicke en los VMAs de 2013, Miley mató al personaje que la hizo famosa y la convirtió en un ídolo de masas. Desde entonces cada paso, cada foto, cada declaración, ha ido enfocada a echar más tierra encima de aquel personaje del que ya no quiere saber nada.

Credits


Texto Estela Cebrián
Imagen del lookbook de ASOS (septiembre de 2010)