conoce jiwinaia, la joyería que hace tus fantasías realidad

Marisa Jiwi Seok presenta su última colección de ensueño, 'Cheat', con fotografías de Petra Collins.

por Alice Newell-Hanson
|
27 Junio 2016, 3:11pm

Vivir bien es la mejor venganza. Y nada dice 'Estoy viviendo mi vida' como un par de aretes gigantes dorados con cristales que parecen gotean, o 'Acércate de nuevo a mí y te corto' como un brazalete tejido con hojas de afeitar en miniatura, chapado en oro. Cheat es la tercera colección de la marca de joyería coreano-italiana Jiwinaia y está inspirada en "sentimientos de venganza", explica la diseñadora Marisa Jiwi Seok. Pero también se trata acerca de una adquisición de poder. "Utilicé elementos violentos y traté de darles un acabado romántico", dice Marisa de las gargantillas y los brazaletes decorados con motivos esmaltados de tatuajes tribales, enormes cristales de Swarovski y cintas de terciopelo. "Me gusta que los elementos más destructivos pierden su significado cuando los usas como accesorios", explica.

Con sede en Milán, Jiwinaia crea un tipo de joyería que no es fácil de conseguir: hermosa hechura (cien por ciento italiana) y un toque de divertida ironía. Los anillos decorados con brillantes yin-yangs del tamaño de una moneda y los aretes elaborados con los símbolos de género entrelazados en color oro son los ganadores instantáneos y están hechos para Instagram. No es de extrañar que el mensaje de la marca acerca de la adquisición de poder y su uso liberal del color rosa hayan atraído a la fotógrafa Petra Collins, quien fue la encargada de la fotografía del nuevo lookbook de Jiwinaia. Con locaciones en Nueva York, las imágenes son una oda de sol deslumbrante para las chicas en vestidos blancos, fajas de raso azul y que tienen el poder de ser dueñas de sus propios sentimientos.

¿Recuerdas cuál fue la primera pieza de joyería que tuviste?
Era un pequeño anillo de oro que los niños coreanos usan tradicionalmente en su primer cumpleaños. Tenía un motivo floral y solía usarlo como anillo midi en la preparatoria. Estaba tan, tan perturbada cuando lo perdí.

¿Cuándo empezaste a diseñar tu propia joyería?
Empecé a hacer joyería con cuentas de vidrio y cuerdas de nylon cuando estaba en la primaria. También solía romper algunos juguetes para hacer con ellos pequeños aretes y pulseras. Fue algo muy DIY y no podía esperar para convertir todo eso en piezas reales, más adecuadas para ser usadas.

Estudiaste diseño de joyería en Central Saint Martins. ¿Qué aprendiste y cuál fue la pieza más loca que hiciste?
Mi gusto en joyería realmente cambió durante ese tiempo. Sobre todo porque siempre que hacía un diseño más comercial, era visto como algo malo. Creo que perdí mi amor por lo kitsch, pop y divertido. Sentí que debía hacer joyas más orgánicas para cubrir las necesidades del curso. Pero aprendí mucho de mis compañeros de clase, los cuales tenían todos diferentes orígenes. La pieza más memorable que hice fue probablemente la silueta de un gato usada como audífonos, con un enorme collar hecho de bolas de hilo con más gatos sobre ellas. ¡Eso fue mucho más loco de lo que hago ahora!

¿Cuándo lanzaste tu propia marca?, ¿cuál era tu visión de lo que querías crear?
Empecé Jiwinaia dos años después de graduarme, y después de un par de pasantías en estudios de joyería fina y joyería de fantasía. Sabía que era más una diseñadora de joyería de moda o fantasía que una diseñadora de joyería fina. Quería crear piezas divertidas, pero fáciles de usar, que también fueran de buena calidad. Todas mis piezas son fabricadas en Italia, de principio a fin, y están chapadas en oro de 23 quilates, con metales preciosos y cristales Swarovski.

Actualmente radicas en Milán, pero ¿todavía te inspira Corea? ¿Te gusta el K-pop? Y, ¿tienes algunas marcas coreanas favoritas?
Mi familia se mudó a Milán desde Corea cuando yo tenía un año de edad, pero vuelvo cada dos o tres años. Cada vez que estoy allí encuentro inspiración al mirar obsesivamente los enormes álbumes de fotos de mis abuelos. Contienen imágenes de generaciones de mi familia, desde mis bisabuelos hasta mis padres. Yo no crecí en Corea por lo que rara vez escuchó música pop coreana, pero recuerdo un par de canciones de Fin.K.L -¡el equivalente coreano de las Spice Girls! Me encanta las marcas pushBUTTON y Steve J & Yoni P.

Háblame de las ideas que hay detrás de tu tercera colección. ¿Cuáles fueron tus principales referencias?
Mi tercera colección se llama Cheat, y hasta ahora es mi favorita. Utilicé algunos elementos más duros, más violentos con un acabado romántico. Mis piezas favoritas son los Cheat Hoops y los aretes Back Stabber, que tienen un enfoque humorístico de los sentimientos de venganza y de adquisición de poder.

¿Cómo terminaron colaborando Petra y tú en el lookbook?
Conocí a Petra a través de Instagram, y cuando fui a Nueva York hace unos meses tuve la oportunidad de reunirme con ella y la estilista Vanna Youngstein. Petra y Vanna habían pensado en mis joyas para el nuevo video de Carly Rae Jepsen, Boy Problems, lo que me hizo muy feliz. Los aretes Female Smiley y el collar Sex Symbols eran perfectos para eso. Estaba muy emocionada cuando aceptaron hacer las tomas para mi último lookbook. Es mi lookbook de ensueño.

En un mundo ideal, ¿quienes serían las estrellas de la próxima campaña de Jiwinaia?
Gemma Ward y Devon Aoki.

@jiwinaia

Credits


Texto Alice Newell-Hanson
Fotografía Petra Collins

Tagged:
Petra Collins
feminismo
lookbook
joyeria
jiwinaia
marisa jiwi seok
entrevistas de moda