sin reglas: cómo yohji yamamoto está llevando a y-3 al siguiente nivel

Después de dominar el campo del sportswear en la moda desde el lanzamiento de Y-3 en 2002, Yohji Yamamoto y adidas evolucionan su colaboración con el aclamado lanzamiento de Y-3 SPORT, la primera colección de la marca dedicada por completo al...

|
01 junio 2016, 2:45pm

Vestido de negro pies a cabeza, se te podría perdonar si confundes a Yohji Yamamoto con una estrella de rock, en lugar de a un diseñador de moda. Nos vemos en su estudio en Shinagawa-ku, un gran edificio industrial junto al canal Keihin en el este de Tokio. Yohji fuma cigarros y bebe té japonés mientras platicamos. Su Akita japonés, Lin, se acuesta como guardián a sus pies: "Ella es la última novia de mi vida", bromea. Afuera, varias mujeres y hombres jóvenes se juntan a fumar bajo el sol de primavera, mientras que el cálido zumbido de creatividad del estudio de Yohji resuena a través de las ventanas abiertas.

Con un traje negro y corbata, su distinguido pelo gris guardado bajo una fedora, Yohji tiene una poderosa presencia. Ahora en sus setenta años, una consciencia tranquila precede cada uno de sus movimientos, inspirando a la prensa para que se refieran a él con frecuencia como "sabio" o "maestro". "Por favor, nunca 'maestro'", exclama Yohji. "Si crees que eres un maestro en algo, estás acabado. Siempre estoy luchando contra alguien, luchando contra el poder, el dinero, un sentido de mediocridad, sentido común…".

Este verano Yohji Yamamoto y adidas unieron fuerzas para lanzar Y-3 SPORT, la primera colección deY-3 completamente dedicada al sportswear. Elegante, negro y ergonómico, es todo lo que debe ser el sportswear moderno. No hay ninguna paleta de color estridente o logos polémicos, es vestimenta seria para atletas serios, en una gama de color que va del negro al gris carbón. "Siempre que camino en ciudades grandes como París, Nueva York, Beijing o Shanghai, me percato de gente que trae puesto atuendos deportivos muy feos", dice Yohji sobre la inspiración de la colección. "Están desperdiciando ropa, utilizando telas nuevas y baratas y mezclando los colores de maneras horribles. Es muy doloroso para ver. ¡Necesito dinamita! Mi deseo para Y-3 SPORT es hacer sportswear elegante y chic".

Y-3 enriquece mi vida creativa. Le pongo cada emoción y sensación que tengo a la ropa, así que por favor siéntanla.

Yohji trabajó con el Director de Diseño Senior de Y-3, Lawrence Midwood para darle vida a su visión. "Yohji bajó al estudio de diseño del tercer piso y dijo, es hora de movernos, Y-3 necesita moverse", recuerda Lawrence. "Habíamos trabajado en pequeños proyectos deportivos antes, para equipos como el Real Madrid, y habíamos platicado frecuentemente de cómo Y-3 podría algún día hacer verdadero sportswear. Pero fueron estas palabras de Yohji que verdaderamente le dieron a la colección su razón de ser".

La colección cápsula que resultó es un hazaña innovadora de ingeniería y diseño moderno. Las prendas son más suaves, más ligeras y más duraderas que nunca antes. Diseños sin costuras con construcciones unidas permiten mayor libertad de movimiento, mientras que una tecnología avanzada transpirable en mallas para correr, chamarras, chalecos, playeras, jerseys y tank tops con telas que se ajusten al cuerpo como una segunda piel. Perfecta para el ejercicio intenso. "Insistimos en que nuestros clientes no se comprometerían con el estilo, sin importar el deporte que realizaran", dice Lawrence. En cuanto a los zapatos… Los tenis decorados son un pilar de la marca Y-3 y para Y-3 SPORT esto continuará. Más como ropa espacial que sportswear, los tenis hi-top Approach Primeknit de edición limitada tienen pequeñas cápsulas de energía que sueltan manojos de esta cada vez que tu pie toca el piso. Mientras que la plantilla de Primeknit te permite sentir la calle o la pista al proteger tus pies como nunca antes. 

Proteger es clave para la estética de Yohji como diseñador. Muchas veces describe la ropa que diseña como "armadura" —frecuentemente negra, algunas veces difícil, pero siempre hermosa— ofrece escrutinio en nuestro mundo frecuentemente desafiante e impredecible. El deseo arraigado y sincero de Yohji por proteger y cobijar a aquellos a quienes viste está dentro de él desde niño. "Este ha sido mi objetivo desde el principio de mi carrera" dice, dándole un trago a su té japonés. "Soy hijo de una viuda de la Segunda Guerra Mundial. Hace 35 años —en la ciudad, en el pueblo— las mujeres se vestían con unos atuendos muy atractivos para los hombres, y no para ellas mismas. Sentí que eso no era correcto. Deberían ser más independientes. Y sigo creyendo lo mismo ahora".

Siempre que camino en ciudades grandes como París, Nueva York, Beijing o Shanghai, me percato de gente que trae puesto atuendos deportivos muy feos. Es muy doloroso para ver. ¡Necesito dinamita! Mi deseo para Y-3 SPORT es hacer sportswear elegante y chic. 

Nació en Shinjuku, Tokio en 1943, Yohji tenía tan solo dos años cuando perdió a su padre en la Segunda Guerra Mundial. Su madre, una costurera, trabajó duro para criar a su único hijo, y ver su determinación de acero e impulso formó la vida de Yohji de muchas maneras. "Siempre he tenido fuego en el vientre", dice. "Es difícil, pero ese peso me obligó a nunca caer en la mediocridad".

Yohji estudió por un breve rato para ser abogado, antes de decidir seguir su corazón y estudiar moda, lanzando su primera marca con su nombre en 1972. Y-3 llegó treinta años después, después de que el diseñador —preocupado de que estaba perdiendo a su clientela— contactó a adidas para ver si podía tomar prestado algunos tenis para su pasarla de otoño/invierno 2000. "La moda se había vuelto tan aburrida", recuerda Yohji. "Sentía que me había alejado demasiado de las calles. Ya no podía encontrar gente que se pusiera mi ropa y me sentía muy solo. En ese momento los hombres de negocios de Nueva York estaban yendo a trabajar en sus trajes y en sneakers. Esta extraña mezcla me pareció increíblemente encantadora, un híbrido fascinante que me inspiró completamente". La combinación resultante —la primera entre un diseñador de moda y un gigante del sportswear global— accedió perfectamente al zeitgeist de la época y creó algo revolucionariamente moderno. "Creamos algo que no existía antes y proyectamos por completo el futuro", dice Yohji, y nació Y-3.  

Más de i-D: Las preocupaciones y la sabiduría de Yohji Yamamoto

A pesar de llevar 45 años en la industria de la moda —y un sinfín de premios, elogios, exposiciones y libros— a Yohji Yamamoto no le gusta que lo llamen diseñador de moda. "Odio la moda", exclama. "Odio el vocabulario de la moda, incluso la palabra 'moda', suena como si tuvieras gripa o tos —'¡mo-da!'. Yo no soy un diseñador de moda, soy un creador de telas, creador de prendas, nada más". El acercamiento anti-sistema de Yohji a la industria y la manera independiente en la que trabaja ha sido integral para la longevidad de su éxito. Nunca ha seguido tendencias, ni buscado la atención de los medios o likes fáciles en las redes sociales. En una era obsesionada con siempre ir tras lo nuevo, él trabaja con una honestidad y una integridad que son dichosamente refrescantes. "Todos estos años he estado caminando sobre la acera de la moda principal", explica: "del lado oscuro de la calle. Grito '¡anti-moda!', '¡ten una visión!', '¡sé tu mismo!', '¡encuentra tu vida!'. Estaba gritando eso entonces y sigo gritándolo ahora. Las nuevas generaciones no tienen tiempo para respirar. Deberían dejar de mirar sus pantallas. Piensan sobre el mundo a través de sus computadoras, pero no saben". 

Todos estos años he estado caminando sobre la acera de la moda principal, del lado oscuro de la calle. Grito '¡anti-moda!', '¡ten una visión!', '¡sé tu mismo!', '¡encuentra tu vida!'.

En un mundo inundado con imágenes y los gustos, desagrados e ideas de otras personas, Yohji está más determinado que nunca por hacer su propio camino y sacar su inspiración de dentro de él. "Nunca voy a ningún lugar para inspirarme", dice. "Nunca voy al cine o a un museo. Salgo a caminar con mi perro cada mañana al cementerio de Tokio, aunque esté lloviendo o nevando, y tengo conversaciones con los muertos. Me siento en la tumba de alguien y fumo. A veces me siento muy feliz porque el aire es muy refrescante, y hay mucho árboles. Es mi momento más feliz. En otras ocasiones me siento muy aislado. También mis ideas surgen mientras manejo. No sé porque, pero cuando estoy en movimiento las ideas fluyen…".

Como un conductor de orquesta, Yohji trabaja con el equipo de Y-3 en Tokio y en Herzogenaurach, Alemania, para darle vida a sus ideas. "La moda es muy cercana al cine", dice: "es un gran trabajo, soy un director, y tengo asistentes con mucha experiencia para las telas, para los cortes, para las costuras, para los accesorios… Estoy rodeado de profesionales. Simplemente les platico sobre la imagen de la siguiente temporada y ellos comienzan. Me enseñan los nuevos cortes, las nuevas siluetas y me encantan. Me encanta el momento de prueba. Solo en ese momento siento verdadera felicidad".  

En la siguiente temporada veremos a Y-3 SPORT ir "aún más lejos en los deportes", con un enfoque en carreras, peleas, y por supuesto futbol. "Estoy pensando en deportes sobre la tierra", dice Yohji: "¿Qué tan rápido puedes ir, qué tan rápido puedes correr, qué tan alto puedes brincar?". Pruebas rigurosas nos permitirán, en 2018/2019 lanzar Virgin Galactic, la muy anticipada operación de vuelo espacial comercial de Richard Branson, para la cual Yohji, Lawrence y el equipo de Y-3 tuvieron el gran honor de diseñar la ropa espacial que lo acompañará: una exploración revolucionaria hacia los límites de la ropa de rendimiento si alguna vez hubo alguno así. Así que, si llegara la oportunidad, ¿le gustaría al mismo Yohji viajar al espacio? "No, no me gustaría. ¿Por qué? ¡Porque no podría fumar", bromea. 

Para Yohji, Y-3 es una inspiración personal a la que le tiene cariño. "Ha enriquecido mi vida creativa", dice él. "Le pongo cada emoción y sensación que tengo a la ropa. Pongo todos mis mensajes ahí, así que por favor siéntanlos". El año que viene Yohji celebrará el aniversario 45 de su marca. Es un hito increíble para cualquier diseñador, pero uno que Yohji se rehusa a tomar muy en serio. "Odio mirar hacia atrás", dice: "solo miro hacia adelante. Si no me siento cansado". Entonces, ¿cuáles han sido sus mayores logros como diseñador? "No tengo la sensación de logros", concluye. "Sé que me volví famoso. Pero no es mi culpa. Es su culpa. Yo necesito innovar. Ese ritmo, ese ímpetu, eso es lo que me mantiene en acción. Nunca estoy satisfecho. La búsqueda de mejorar es mi motor. Siempre estoy buscando un rival". ¿Ha encontrado alguno? "Aún no…". Se coloca su guante.

Más de i-D: Away Days: Conoce al equipo de skate de adidas que hizo tour por el mundo

Credits


Texto Holly Shackleton
Fotografía Nathalie Canguilhelm
Director de Moda Alastair McKimm
Peinado Cim Mahony de Lalaland Artists
Maquillaje Francelle
Asistente de Estilismo Lauren Davis, Sydney Rose Thomas
Asistente de Peinado Shelby Samaria, Brian Casey
Asistente de Maquillaje Takahiro Okada, Kuma
Casting Angus Munro de AM Casting (Streeters NY)
Asistente de Casting Liz Goldson de AM Casting (Streeters NY)
Modelos Sora Choi @ Wilhemina. Lily Stewart y Londone Myers @ The Lions. Christian Dion @ D1. Noah Metzdorf @ Ford
Los modelos llevan ropa y calzado Y-3 SPORT