Publicidad

Ruiz-Musi y la nueva marroquinería mexicana

Producción totalmente hecha en México, lista para conquistar los mercados de lujo internacionales. Este es el último perfil de moda de nuestra serie #2Watch2015.

por i-D Team
|
06 Enero 2015, 12:10am

Hemos hecho una selección de los talentos en artemúsicaimagenmoda, que tendremos en la mira durante este 2015. Uno de estos perfiles es Gerardo Ruiz-Musi, quien desde un inicio se ha dado a la tarea de crear una marca de marroquinería de lujo producida totalmente en México y cuyo objetivo es llegar a un mercado de competencia internacional. Basta dar unas vueltas por su página para entender los detalles de diseño que diferencian a su producto con lo visto con anterioridad, la forma de mezclar materiales y colores, el tamaño exagerado del bolso o de los herrajes, o bien las colaboraciones gráficas con las que presenta su lookbook. Él vive y desarrolla la marca Ruiz-Musi en París, así que aprovechamos una de sus visitas de trabajo, para hablar un poco de su proceso de producción, sus antecedentes y lo que espera recoger de su cosecha.

¿Quién eres y a qué te dedicas?
Mi nombre es Gerardo Ruiz Musi, soy originario de la Ciudad de México. Actualmente vivo entre París y México y soy diseñador de moda. Hace un año lancé mi marca, la cual está enfocada, por el momento, en la marroquinería.

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes en el que te gustó la moda?
En los noventa cuando era un niño y veía a los adolescentes como se vestían. Me llamaba mucho la atención no solo lo que se ponían, si no también como se comportaban, lo que escuchaban y hasta como hablaban. Recuerdo los overoles, las camisas de cuadros amarradas en la cintura, los signos de peace and love, las happy faces, los colguijes con mercurio adentro, los baggie jeans, las gorras y las camisas con motivos de los Looney Tunes, etc. ¡Yo usaba todo!

¿Quiénes y qué dirías son tu principal influencia e inspiración?
Yo creo que mis amigos. Tengo la fortuna de rodearme con gente auténtica y con una visión muy particular de la vida.

¿Cómo fue que comenzaste a diseñar y por qué te enfocaste al diseño de bolsos?
Comencé a diseñar desde pequeño, siempre me gustó la arquitectura y el arte. Después de estudiar comunicación fue cuando decidí dedicarme de lleno al diseño. Estudié los primeros años de la carrera de diseño en CENTRO y después tome la decisión de partir a Francia para terminar mis estudios en París.

Decidí enfocarme en el diseño de bolsos en principio por que es un nicho interesante dentro de la moda, en donde no estas con el peso constante del cambio de temporadas. Un accesorio tiene una vida más larga que una prenda, puede brincarse temporadas.

¿Por qué decides irte a vivir a París?
Por que quise aprender el oficio por medio de grandes maestros y en una buena escuela. Además, que el estar en una ciudad como París en donde la moda es una verdadera industria enriquece de una manera invaluable el proceso de aprendizaje.

¿Ser mexicano te facilita o te dificulta las cosas tratando de colocar una marca en el extranjero?
Pues ni una ni la otra, pero definitivamente le aporta un toque de exotismo, curiosidad y misterio que le gusta y llama mucho la atención al extranjero.

¿Cómo es el proceso de producción?
De la idea que voy trabajando en mi cabeza (algunas cosas las anoto en mi agenda), la paso a recrear en 3D. Hago una maqueta en cartón con todos los detalles. Así, cuando la llevo al taller con el modelista, él ya tiene los volúmenes y medidas reales, esto nos ahorra tiempos, además de que no me gusta entregar dibujos. Esta maqueta en cartón se copia en algún material de plástico que se asemeje en textura y cuerpo a la piel final con la que se va hacer la bolsa. Una vez terminada esta segunda maqueta, la cual a diferencia de la primera lleva costuras, herrajes y refuerzos, se analiza para encontrar posibles errores técnicos o modificar cuestiones que no me gustan en cuanto a detalles estéticos. Una vez aprobada, se hace en el material final, y está es la muestra que se le enseña a los compradores y a la gente de prensa.

¿Qué es lo mejor de producir en México?
¡Que hablamos el mismo idioma!

¿Cómo promueves tu marca?
Desde el principio comenzamos a trabajar con una agencia de RP en París y tocando puertas en donde creíamos o creemos que la marca tiene que estar.

¿Cuánta gente trabaja en Ruiz-Musi y cuáles son sus funciones?
Somos un grupo pequeño. Yo, que estoy a cargo de todo lo que tiene que ver con la parte creativa, mi socia Marie Alix, que está a cargo de la parte administrativa, está el taller en Mexico que es pequeño, la agencia de relaciones publicas en París y ahora le acabamos de dar la bienvenida a Daniela quien es nuestra agente de venta. También consideramos de la familia a los artistas, fotógrafos, y diseñadores gráficos con quien hemos colaborado en el corto tiempo que lleva la marca.

¿Qué dirías que es lo más interesante que ofrece uno de tus bolsos?
Yo diría que la calidad, la cual no le pide nada a ninguna otra marca dentro del mercado de lujo, el diseño, la funcionalidad y por supuesto que es handmade in Mexico.

¿Cuál es tu percepción de la moda mexicana?
Está muy bien que hayan llegado al país revistas como i-D entre otras, y que estén generando contenidos de calidad propios. Creo que esto es una forma de abrirle las puertas a los diseñadores mexicanos en otras partes del mundo. También me da mucho gusto ver como los diseñadores están teniendo los medios y el apoyo para poder abrir sus tiendas, creo que esto es algo fundamental para poder empezar a hablar de que existe una industria de la moda nacional. Aunque también diría que es importante que se aprenda a tener filtros y ser muy selectivos en cuanto a los pasos y las decisiones que se toman. Tampoco se puede ir montándose en cualquier plataforma que aparezca en el país.

¿Cuáles son los planes futuros para Ruiz-Musi?
No me gusta mucho hablar del futuro. Muchas cosas pueden pasar de un día a otro. Pero continuaremos enfocándonos unos años mas en la marroquinería y después esta en los planes expandir la marca al prêt-à-porter y otras áreas de la moda y el diseño.

Describe un día perfecto en París:
Me levanto por la mañana y me preparo mi café. Me tomo mi tiempo para beberlo y despertar correctamente. Luego me meto a bañar, me visto y arreglo. Después me pongo a responder correos y repasar los pendientes del día. Llega la hora del lunch, y por lo general como con mi socia en La Royale que es un café que esta en la esquina de mi showroom/oficina y que fue nuestra oficina por un buen tiempo. Terminando el lunch continuamos con la agenda del día, igual hay citas o gente que ver, o gente que vendrá al showroom, o skypecalls con gente en otras partes. Si mi día es ligero en cuanto a la carga de trabajo, me gusta ir a algún museo y caminar por las calles; me relaja mucho. Por la noche regreso a casa y me gusta cocinar y luego meterme a la tina antes de dormir. Si no es que tengo cena con algún grupo de amigos o gente.

Describe un día perfecto en México:
Me levanto y me tomo el tiempo para beber mi café y despertar bien. Desayuno y me voy al taller a supervisar y trabajar con mis maestros. Habrá días en los que estén el proceso de corte, o montado, o trabajando sobre la primera maqueta. Después del lunch tengo citas, ya sea con el maestro artesano que nos trabaja las piezas de latón, o con las peleterías. Después regreso a casa a responder correos o trabajar en otro tipo de pendientes que sean de oficina. Mis días en México son mas cortos, hay considerar las horas que paso en el coche. Pero igual hay días en los que tengo comida con amigos o cenas. Y cuando no las hay, me gusta hacer algo de ejercicio, como correr.

Credits


Fotografía Camila Cossio