Publicidad

pucci renace y thomas tait se luce en pitti

En el primer día de los eventos en Florencia, Pitti Immagine dio el mensaje de 'relájate' gracias al debut de Massimo Giorgetti y su nueva visión para Pucci, mientras Thomas Tait se pone reflexivo.

por Anders Christian Madsen
|
18 Junio 2015, 4:30pm

Courtesy of Pucci

Ha existido por más de 40 años, pero de alguna manera Pitti Immagine -la semana de la moda masculina de Florencia que antes era una feria- parece haberse dado cuenta de algo que las demás semanas aún no: las cosas se ponen mejor cuando se invierte un cierto tiempo de proceso. En el primer día de los eventos en Florencia pudimos ver que esta temporada los diseñadores principales entendieron justo eso.

Para su inauguración como diseñador en Pucci, cuya familia florentina tiene una historia que llega hasta el siglo XIII, el nuevo Director Creativo Massimo Giorgetti (conocido por su marca MSGM), fue anfitrión de una presentación casual de modelos sobre una plataforma, permitiendo a los invitados tomar su tiempo y digerir el primer capítulo de esta nueva era de Pucci. "Veo esto como el episodio piloto de una serie de TV. Acaba de salir y me siento curioso para ver cómo le va", dijo Giorgetti a i-D. No era una pre-colección, no era la principal, sino más bien, era una primera y muy cuidada colección, y de alguna manera, una introducción casual de Giorgetti en el hogar de Pucci, Florencia.

cortesía de Pucci

"Amo cuando el pasado, presente y futuro conviven. Existe el pasado en el ADN de Pucci -colores y estampados- y está la silueta de ahora -las faldas, los abrigos, el láser- pero también tenemos el futuro, en los textiles, en los detalles y en muchas de las técnicas que no eran posibles hace cinco años", explicó Giorgetti. Su interpretación de los archivos de Pucci incluían un esperada y necesaria cantidad de estampados, el cual le dio a la colección el tipo de energía que siempre se ha asociado con la casa de moda. Pero había cierta calidad gráfica en los cortes, colores y accesorios que solo podían haber venido de la mente de MSGM. Era súper rico y a la vez muy casual, los looks de hombre eran casi californianos, y era exactamente lo que quería Giorgetti quería. "Ahora el palazzo está más cercano a la calle", dijo, haciendo referencia a la herencia aristocrática de Pucci. 

"Pero esto no es streetwear, es el concepto de "street", porque la gente de las calles tiene libertad. Si eres libre en tu mente, tu ropa fluye. La actitud para mí es muy importante porque cada pieza, cada vestido, debe ser usado fluidamente."

cortesía de Pucci

Por el último año y medio, Thomas Tait ha estado hablando con Pitti, tomando su tiempo para concebir un concepto y formato para una presentación que finalmente dio frutos esta temporada como una exhibición estática en nada más y nada menos que en los majestuosos Jardínes Boboli. "Creo que tiene mucho que ver con el sistema de moda en este momento y la velocidad que tiene. Yo decía, ¿cuándo voy a tener la oportunidad? ¿cuándo voy a tener el tiempo? ¿cuándo voy a tener el dinero para volver a hacer las cosas que no precisamente tienen cabida en el contexto de primavera/verano 2016?, lo cual es algo en lo que estábamos trabajando." explicó Tait. "Entonces era como, espera un momento, esta es la oportunidad. Estamos en Italia y probablemente podría ponerme en contacto con un montón de fábricas con la ayuda de Pitti." Recurriendo a sus jóvenes archivos, Tait -quien ganó el LVMH Prize el año pasado- escogió un pequeño número de ítems -una chamarra de motociclista, un abrigo, un bolso, unas botas- y viajó por todo Italia visitando a los maestros artesanos que reinventaron sus piezas.

Fotografía Vanni Bassetti

"Fue bueno porque tuvimos una idea original: esto es lo que hicimos, estos son los problemas que tuvimos, y esto es lo que queremos arreglar y es cómo queremos cambiarlo y evolucionarlo", dijo Tait. "Algunos de estos fabricantes, básicamente habían perdido su impulso, tenían el corazón roto. Algunas de estas personas habían aprendido mientras innovaron hace 30 años, y ahora la industria es un lugar muy distinto y realmente podías ver la chispa en los ojos de muchos de ellos. 'Sé lo que estas intentando hacer. Hagámoslo.' Eso fue muy lindo. Quería trabajar sobre el mayor número de cosas distintas posibles. Estas también eran cosas específicas, las cuales quería volver a hacer porque no estaba contento con ellas. Ya he ido y venido de la recta final de fashion week, y siempre pienso: 'si hubiera tenido dos meses más hubiera hecho esto y aquello, y hubiera sido totalmente distinto.'"

La presentación del antes y el después de Tait fue un momento raro de reflexión en una industria de la moda que raramente provee tiempo para ello -inclusive había proyectándose un filme de Cathy Horyn y Tait hablando acerca del proyecto- y cimentó la importancia de un fashion week sin un calendario caótico, uno que permite una especie de profundidad y entendimiento que a veces es difícil de obtener de alguna otra manera, sin importar que tanto lo intentes. "Es el lujo del tiempo, un poco de finanzas, es un trabajo de volver a hacer las cosas. Es algo que ya no sucede realmente, lo cual es increíble", dijo Tait. Ese mismo día más temprano, Ports 1961 presentó su segunda colección de menswear a mano de su diseñador, Milan Vukmirovic, en un show en el cual, (a pesar de ser un show) representó el espíritu relajado de Pitti. Los invitados estaban sentados en mesas de café alrededor de Piazza Ognissanti en el río, casualmente tomando spritzis mientras los modelos caminaban alrededor de la iluminada plaza cargando patinetas como parte de la colección con vibras italo-californianas. Esto es Pitti.

Credits


Texto Anders Christian Madsen