Publicidad

kirsten dunst se rehusó a perder peso para la nueva película de sofia coppola

La actriz tenía una buena razón para rechazar la sugerencia de ponerse a dieta mientras filmaban 'The Beguiled'.

por Hannah Ongley
|
18 Mayo 2017, 12:09am

youtube

Las anfitrionas de los Globos de Oro en 2014, Amy Poehler y Tina Fey, bromearon con respecto a los 20 kilos de peso que Matthew McConaughey perdió para Dallas Buyers Club, refiriéndose al hecho como: "lo que las actrices llamamos estar en una película". (La broma fue tan auténtica que Jimmy Kimmel la reutilizó en los premios Oscar de este año). Sin embargo, hay algunas circunstancias muy específicas en las que a las actrices no se les exige verse como un ángel de Victoria's Secret antes de pararse delante de la cámara. Éstas incluyen tener como directora a Sofia Coppola y un set que esté muy cerca del pollo frito sureño. Afortunadamente para Kirsten Dunst, ambos factores estuvieron presentes en el rodaje de The Beguiled en la Luisiana rural.

Más de i-D: Kirsten Dunst dirigirá una adaptación de 'The Bell Jar' de Sylvia Plath.

Antes del estreno del filme gótico meridional, enfocado en las mujeres, el próximo mes, Dunst le dijo a Variety que Coppola le había sugerido inicialmente que perdiera algo de peso para interpretar el papel de una maestra en una escuela de chicas en la Guerra Civil. "Es mucho más difícil cuando tienes treinta y cinco años y odias hacer ejercicio —dijo Dunst de su comprensible resistencia a hacerlo, agregando que la locación de la película era la excusa perfecta—. Como pollo frito y comida de McDonald's antes de ir a trabajar; así que dije: '¡No tenemos opciones! Lo siento, no puedo perder peso para este papel'".

El dúo de cine Coppola-Dunst ha estado comprometido históricamente con desdeñar las expectativas patriarcales de belleza. Cuando Dunst fue seleccionada para The Virgin Suicides siendo una adolescente, su directora de entonces veintisiete años le dijo que nunca debía arreglar sus dientes mal alineados. Durante los años siguientes, la actriz, quien interpretó a la reina de Francia más adicta al azúcar que haya habido, ha sido bastante bendecida en relación a las dietas por trabajo, pues su preparación para Fargo consistió en sentarse en la cama comiendo queso a la parrilla y pedir comida Tailandesa. Estamos muy seguros de que las maestras de la Guerra Civil de la vida real habrían preferido comer un par de Egg McMuffins antes que atender las heridas de los soldados.

Más de i-D: 10 películas que deseamos ver en 2017.

Credits


Texto Hannah Ongley

Tagged:
Hollywood
Sofia Coppola
Kirsten Dunst
Cultura
cine
Perder peso
The Beguiled