Ellie wears all clothing Chanel. Fragrance Chanel No.5 L'eau (worn throughout).

ellie bamber: el futuro del cine británico

De la preparatoria a Hollywood; Ellie Bamber es la actriz de diecinueve años y embajadora de Chanel a punto de llegar al estrellato con su papel protagónico en el thriller de cine negro de Tom Ford ‘Nocturnal Animals’.

|
07 Noviembre 2016, 5:25pm

Ellie wears all clothing Chanel. Fragrance Chanel No.5 L'eau (worn throughout).

Tendida en una silla de playa al sur de Francia, llevando un bikini verde esmeralda y unos lentes Chanel, cada centímetro de Ellie Bamber le pertenece a una estrella. La actriz británica de diecinueve años se encuentra en Côte d'Azur para el Festival de Cine de Cannes como invitada de Chanel, que recientemente la designó con el título sumamente codiciado de embajadora de la marca. Con su piel de porcelana, rasgos delicados y largo pelo color caoba, Ellie está hecha para el cine. Tiene la belleza y la elegancia de una joven Julianne Moore o Nicole Kidman, y una brillante personalidad loca que es tan ardiente como su pelo. Por ahora, sin embargo, la joven británica está disfrutando de un raro momento de calma, antes de que la tan esperada segunda entrega de Tom FordNocturnal Animals, llegue a las salas de cine y la estrella de Ellie ascienda.

"Cuando mi agente me pidió que enviara una cinta de audición para Tom Ford, realmente no lo pensé mucho", dice Ellie, envolviéndose en una gran bata blanca. "Pero un par de días más tarde recibí una llamada diciendo 'realmente le agradas a Tom y quiere conocerte en sus oficinas'". La audición en los cuarteles de Pimlico de Ford es algo que Ellie recordará por siempre. "Todos usaban trajes y zapatos altos", dice asombrada, "y había velas Diptyque por todas partes, obviamente, hice un esfuerzo porque es Tom Ford -uno no se presenta en pijama a algo así, ¿cierto?". El atuendo que eligió -un par de jeans acampanados, una camisa y zuecos- fue un éxito, pues Tom le dijo que "tenía un gran estilo personal ¡y eso le hizo el año!". Una segunda reunión un par de semanas más tarde, y Tom llamó a una muy emocionada Ellie par decirle que había conseguido el papel.

Nocturnal Animals es un fascinante thriller potente y oscuro, cuyos personajes permanecen en tu imaginación mucho después de que los créditos finales han pasado. Cuenta la historia de la dealer de arte de LA, Susan Morrow (Amy Adams), cuya vida privilegiada pero insatisfactoria y su segundo matrimonio se interrumpen cuando su ex marido Tony (Jake Gyllenhaal) le envía el manuscrito de su primera novela, Nocturnal Animals. Cautivada por su trama, Susan imagina a Tony como el protagonista que lleva a su esposa Laura, interpretada por Isla Fisher, y a su hija Helen, interpretada por Ellie, a través del desierto de Mojave a su casa de verano. Sin embargo, estando en camino la familia es aterrorizada por un grupo de hombres encabezados por Aaron Taylor-Johnson. Bellamente lograda por Ford, la brutal historia dentro de la historia ofrece giros brillantes por parte de todo el elenco, incluyendo a Ellie; quien se vio obligada a explorar nuevos territorios como actriz, pero también nuevas profundidades emocionales dentro de sí misma. "En ocasiones fue muy agotador emocionalmente", nos confiesa. "La película es desgarradora y traumática, y tuve que interpretar muchas escenas intensas en las que esencialmente fui arrancada de mi familia. Tuve que pensar en cómo me sentiría si estuviera en esa situación y cómo reaccionaría para lograr que se sintiera tan real como fuera posible".

Aprendí mucho sólo de observar a Tom Ford. Su gracia, su visión estética... tiene este ojo para el detalle que nunca había visto antes.

La intensidad de representar este tipo de escenas se manifestó en los repentinos estallidos de emoción que tomaron por sorpresa a Ellie. "Recuerdo volver al hotel una noche a las 5am, después de interpretar una escena especialmente emotiva en la que me la pasé llorando toda la noche, y ya estando de regreso en el hotel todavía estaba llorando", dice Ellie. "Fue tan raro". En otra ocasión, tuvo una tremenda descarga de adrenalina y le surgió la imperiosa necesidad de correr. "Baje a la caminadora del hotel a media noche, en pijama, y simplemente corrí hasta cansarme", recuerda, "¡y después me fui a la cama!" ¿Tom y el elenco le ayudaron a enfrentar estas sensaciones? "Creo que es algo que tienes que aprender por ti mismo", dice Ellie. "Tienes que estar muy consciente de ello. Estás llorando y experimentando estas emociones y tienes que controlarlas y traerte a ti mismo de vuelta".

Trabajar con Tom Ford fue una enorme curva de aprendizaje para Ellie, no sólo como el director de su primera película de peso pesado, sino también al observar su comportamiento dentro y fuera del set. "Aprendí mucho sólo de observarlo", nos dice ella. "Su gracia, su visión de la estética; tiene este ojo para el detalle que nunca había visto antes. Cuando estaba en mi prueba de vestuario, él vio este barniz de uñas en un diseñador de vestuario y dijo: "Quiero éste en tus uñas, Ellie; éste es el color que quiero'. Él simplemente escoge las cosas así. Fue tan meticuloso. Yo era una esponja en el set, intentaba probar y asimilar toda la información que me fuera posible". Para entrar en el personaje (interpreta a una chica de Texas), Ellie vio con gran atención a Sissy Spacek en Badlands y Friday Night Lights, y dentro el set ella, Isla y Jake mantenían el acento en todo momento. "Jake fue increíble al ayudarme a entrar en personaje", dice, "¡e Isla es puras risas, muy divertida!".

Nacida en Crowthorne, Berkshire, en 1997, Ellie siempre supo que quería ser actriz. Habiendo crecido idolatrando a Keira Knightley -"Simplemente me encanta"-, Julianne Moore -"¡Es increíble!"- y Nicole Kidman en Moulin Rouge -"¡Es tan hermosa!"-, no pasó mucho tiempo antes de que su amor por ver películas se convirtiera en un deseo de protagonizarlas. "La actuación se convirtió en una forma de expresarme", dice. "Mientras creces tienes muchas inseguridades y problemas, y la actuación ofrece una increíble válvula de escape". Ellie figuró en una obra de teatro a los once años, a los trece fue la estrella de la producción Aspects of Love de Sir Trevor Nunn, antes de obtener el protagónico en High Society en el Old Vic bajo la dirección de Kevin Spacey. "Cuando era más joven, era muy osada. Me subía a cualquier escenario", dice ella. "Mi mamá siempre estaba completamente aterrada, pero yo siempre estaba fresca como una lechuga". La película con la que hizo su debut, un pequeño papel en The Falling de 2014 junto a Maisie Williams, la llevó a conseguir un papel protagónico en Pride and Prejudice and Zombies, para la cual pasó tres meses en un granero aprendiendo a pelear. "No tengo mucha coordinación, así que era bastante peligrosa", se ríe. "¡Siempre estábamos a punto de hacernos daño!".

Ellie -como cualquier otra chica de diecinueve años- disfruta escuchar música y salir con sus amigos. "Estoy muy, muy metida en mi música", dice ella. "Me encanta el hip hop de los 90, The Stone Roses, Drake, Lemonade de Beyoncé…". También le encanta la moda. "¡Soy una adicta a las compras por completo!". Sus diseñadores favoritos son Tom Ford, Giles y Chanel, para la cual, como embajadora de la marca, se dispone a asistir a los desfiles ready-to-wear y de Alta Costura, los cuales describe correctamente como "¡absolutamente increíbles!". Ellie aún vive con su familia en Surrey, pero está buscando comprar un departamento en Londres y, aunque a veces le resulta difícil trabajar mientras que sus amigos están en la universidad, perseguir sus sueños es un sacrificio que está más que dispuesta a hacer. "Es difícil cuando estoy lejos filmando y todos mis amigos están yendo a fiestas y viajes al extranjero juntos, me siento excluida", confiesa, "¡pero entonces únicamente debo recordarme a mí misma que estoy viviendo una vida con la que pude sólo haber soñado!".

Ve todo lo que hay dentro de nuestro nuevo The Game-Changing Issue

Chanel CC Cream y Hydra Beauty Nourishing Lip Care. 

Traje de baño Eres.

Credits


Texto Holly Shackleton
Locación en los campos de Chanel en Grasse durante el Rose de Mal Harvest
Fotografía Angelo Pennetta. Estilismo Julia Sarr-Jamois
Peinado Perrine Rougemont. Maquillaje Valeria Ferreira usando Chanel Fall 2016 e Hydra Beauty.