Publicidad

las poéticas y provocativas polaroids de ​richard kern

El fotógrafo le habla a i-D sobre fotografiar paisajes hermosos, dominatrix embarazadas y a un hombre con su cabeza en el inodoro con motivo del lanzamiento de un nuevo libro que recopila por primera vez sus trabajos fotográficos en Polaroid.

por Nadja Sayej
|
27 Febrero 2017, 5:25pm

Richard Kern está de pie en una habitación de hotel en Los Ángeles. "No creerías la vista que tengo de este valle desde esta habitación del hotel", afirma. Si no estuviera al teléfono, seguramente estaría tomando una fotografía.

Y si estos fueran los años ochenta, estaría tomando una Polaroid. Ahora solo usa su iPhone. Para los amantes de la nostalgia, sin embargo, todos los mejores paisajes, retratos y fotos de viajes de Kern se encuentran recopilados en Polarized, su más reciente libro que se estrenó este fin de semana en la Feria del libro de Printed Matter.

El nuevo libro de edición limitada del fotógrafo de Nueva York, que está siendo lanzado por el Fortnight Institute y Victoria Press, ofrece cerca de sesenta Polaroids tomadas en los años ochenta, noventa y principios de los dos mil. Son un diario visual que capta los momentos detrás de cámaras de su vida como fotógrafo itinerante durante las últimas tres décadas. "Y no todo son chicas desnudas, son varias cosas distintas -se ríe. Hay fotos del paisaje afuera de mi ventana, la ladera de una montaña con una caravana gitana en Austria y una en Los Ángeles, pero casi todas fueron tomadas en mi casa en la ciudad de Nueva York".

Todo comenzó el año pasado, cuando las cofundadoras del Fortnight Institute, las curadoras Fabiola Alondra y Jane Harmon, hicieron una exposición individual de las Polaroids de Kern en East Village. "Querían exhibir algo que nadie hubiera visto, a partir de ahí comenzó todo", nos dijo.

Más de i-D: Las 66 polaroids perdidas de Madonna en los ochenta

Kern, quien adquirió prominencia en los años ochenta junto a artistas como Sonic Youth, Lydia Lunch y Henry Rollins, fue conocido inicialmente por sus películas sangrientas de los ochenta y noventa como parte del movimiento Cinema of Transgression encabezado por Nick Zedd. Se ha construido una reputación principalmente como fotógrafo de retratos -una de las primeras series de fotos en blanco y negro de chicas con pistolas de 1987 de Kern- y más recientemente por fotografiar a Kylie Jenner sin maquillaje, a Chance the Rapper bajo una luz rosada y a Marina Abramovic topless. Ha elaborado una colección de libros que se venden en su sitio web, lanzando más de diez títulos que van desde New York Girls hasta Shot By Kern.

Especialmente con fotografía de desnudos y tomas provocativas, algunos fotógrafos son tímidos y usan la lente de la cámara para esconderse detrás de ella. Parece que Kern no es diferente. "Cuando empecé a fotografiar chicas a finales de los ochenta, era la excusa perfecta para estar con una mujer desnuda, pero sin arruinarlo teniendo sexo, dijo. Cuando traspasas esa línea, todo cambia. No me importa lo que digan los demás".

La realidad era diferente de lo que algunas personas veían en sus fotos. "Todo el mundo pensaba que me estaba acostando con todas las modelos, pero cuando hacía sesiones fotográficas en el extranjero, regresaba a mi pequeña habitación de hotel y me preguntaba qué iba a hacer el resto de la noche", nos dijo.

Kern empezó a tomar Polaroids primero inspirado en la obra del artista griego Lucas Samaras, uno de los primeros fotógrafos que experimentaron con las Polaroid, él manipuló la película mientras procesaba los años setenta. Pero Kern utilizó principalmente las Polaroids para hacer tomas de prueba para sus películas y sesiones fotográficas. "Antes de la era digital, no tenías ni idea de cómo saldrían las tomas, ahora sólo tienes que ver la pantalla de tu cámara", dijo.

Más de i-D: Ve impresionantes fotos de Debbie Harry, Sofia Coppola, y Florence Welch.

El libro presenta los horizontes de Nueva York, puestas de sol nubladas y varios tomas de estudio. En una, un hombre desnudo tiene la cabeza en un inodoro con las piernas elevadas en el aire. "Es un inodoro justo en el centro de una habitación, lo que no es muy cool", recuerda Kern. "Fue hace mucho tiempo, tuve la idea de gente yéndose por el inodoro y supongo que es más o menos lo que hacen en Trainspotting".

Otra foto del libro es una toma de Lydia Lunch en un still de su película de 1987, Submit to Me Now, un corto donde actúa interpretando a una operadora de línea telefónica sexual y tiene el pelo rojo. "Nunca había conocido a nadie como ella en ese entonces", recuerda. "Le sugerías algo y Lydia decía 'bien, hagámoslo'. Nunca consideró que algo fuera raro".

También hay una foto de una mujer embarazada usando un brasier y unos calzones blancos con las manos sobre su vientre. "Ella era una dominatrix" dijo Kern. "Recuerdo haberme preguntado quién la habría embarazado".

La modelo protagonizó su película Sewing Circle de 1992, donde la vagina de Kembra Pfahler era cosida. "Ella era la que hacia la costura", afirma Kern. Después ya no volvió a tomar fotografías Polaroid, ni siquiera por diversión. Hoy en día, viaja con una cámara DXO One, que se monta en su iPhone y es tan pequeña que puede guardarla en el bolsillo de sus jeans. "Tienes que estar haciendo lo que la tecnología está haciendo ahora, esa es mi opinión", dijo.

Más de i-D: El fotógrafo Chus Anton captura la belleza y el optimismo de la juventud.

Más de i-D: Un skater adolescente de Brooklyn comparte su diario personal

Justo la semana pasada, Kern fue expulsado de Instagram después de haber acumulado casi 150K seguidores. Tuvo que abrir una nueva cuenta con una nueva perspectiva. "Cada cosa que publicaba era reportada, tenía algunos haters feroces. Tenía fotos de chicos besando chicos y chicas besando a chicas. Nunca hubo nada de sexo en mi página, pero ahora la mantendré súper moderada".

Más de i-D: ¿A qué se debe el auge de la fotografía analógica?

Credits


Texto Nadja Sayej
Fotografía Richard Kern