gucci abre milan fashion week con su moderna alquimia

Con una épica colección de género mixto en el primer día de los shows otoño/invierno 2017 en Milán, Alessandro Michele completó la transformación hiperreferencial que empezó en Gucci hace dos años.

por Anders Christian Madsen
|
23 Febrero 2017, 6:10pm

Gucci fall/winter 17

La moda a menudo le gusta hablar de sí misma como una fantasía, y aún así nunca es más irresistible que cuando sus sueños se hacen realidad. En la próspera y poderosa casa de Gucci, Alessandro Michele ha tenido la oportunidad de traer su imaginación a la realización. Viendo su transformación los últimos dos años, no puedes evitar ser transportado al reino de John Galliano en Dior donde el rey diseñador también se las arregló en distintas formas para construir sus castillos de ensueño y vivir en ellos.

Gucci otoño/invierno 2017

Como lo que Michael Jackson —amigo de Galliano— hizo en el mundo ideal que llamó Neverland, sin duda inspirado por Luis II de Baviera y Luis XIV de Francia, quienes  erigieron palacios en donde podrían traer a la realidad sus vistas de fantasía sobre lo que el mundo debería ser, siglos antes. En Milán esta semana, Michele completó el trabajo de construcción imperial que inició en Gucci hace dos años, unificando los shows de hombre y mujer en un desfile triunfal de 119 looks, como algo salido de la llegada de Cleopatra a Roma.

Gucci otoño/invierno 2017

Una grande pirámide plateada a la mitad del espacio del show —las nuevas oficinas centrales de Gucci— sirvió para cementar esa analogía, pero también fue una referencia histórica a la premisa de la colección de Michele: alquimia, como en el antiguo arte de transformar materiales base en oro, ciencia y magia en partes iguales. En las notas del show de disertación, Michele definió su alquimia como "un giro transformador que reorganiza fragmentos, códigos e historias proyectadas en un fresco horizonte del sentido".

Más de i-D: Esta fotógrafa española colaboró con Gucci en su última colección

Gucci otoño/invierno 2017

Descifrado, podías leerlo como una declaración de que cualquier cosa puede ser procesada por la máquina mágica de Gucci y llegar a ser una parte del mundo que abarca todo de Michele. Él tiene permitido usar cualquier referencia que quiera y convertirla en Gucci. Para su colección mixta de otoño/invierno 2017, escogió motivos no solamente de los jardines que suministraban a los antiguos alquimistas —flora y fauna— sino también elementos de las culturas de la moda que lo rodean, antiguas y nuevas.

Gucci otoño/invierno 2017

Como Madonna, quien también usa sus prendas, arrancó sus favoritos de la historia de la moda y las subculturas, y tomó posesión de ellos en su propio Re-Invention Tour. Él también fue alejado tras algunos saludos después del show antes de que los entrevistadores pudieran preguntarle sobre su colección. Se retiró —de acuerdo a las fotos en Instagram— a una habitación engalanada por alfombras persas y tapices florales renacentistas, los cuales constituían el mundo ideal de fantasía que ahora ha logrado para sí mismo en Gucci.

Gucci otoño/invierno 2017

Vestido con una playera amarilla, jeans rotos y una gorra verde de Nueva York —sus largos mechones ahora cortados en un bob medieval florentino— Michele parecía menos un jefe militar italiano que en las temporadas pasadas. Pero con su imperio ahora logrado, y su transformación desde ser un civil del equipo de diseño a una superestrella completa de la industria, no sería el primer ídolo pop en conseguir un enfoque elusivo de la vida.

Gucci otoño/invierno 2017

En la noche, Gucci voló a cincuenta club kids de Londres —junto con Tori Amos— para entretener a los invitados en una ostentosa fiesta albergada en los pasillos barrocos de la escuela milanesa. Eran algunas de las personas de las que Michele toma inspiración en lo que él llama 'street style renacentista', y cuando los veías en el dicho opulento contexto, todo tenía sentido.

Más de i-D: El compromiso de Gucci con la diversidad

Gucci otoño/invierno 2017

Pavoneándose en atuendos pesados y elaborados entre trajes sobrios, eran como extraños pájaros tropicales importados para encantar a aquellos en la corte. Usando una chamarra iridiscente de bola disco, Michele salía de vez en cuando de su habitación VIP, deleitando a las masas. En otro siglo, podrías haber movido toda la orquestación a un carnaval enmascarado en Venecia donde los comerciantes ricos podrían encontrar raros hallazgos de todo el mundo, llevados a Venecia como regalos para el dogo.

Gucci otoño/invierno 2017

Alberta Ferretti se perdió en el mundo mágico, y presentó una colección veneciana la tarde del miércoles, modelada por las grandes actuales desde Gigi Hadid a Yasmin Wijnaldum, quienes no podían evitar sonreír mientras se encontraban la una a la otra en la pasarela, sus vestidos incrustados en oro flotando con cada paso. Fue totalmente exagerado, y realmente fabuloso por ello —un recordatorio de que la moda no tiene que ser complicada para emocionar, como lo hemos visto en las fantasías simplificadas que Maria Grazia Chiuri ha estado ejercitando en Dior en su primera temporada ahí.

Alberta Ferretti otoño/invierno 2017

Alessandro dell'Acqua hizo sonar la campana del primer día de shows en Milán con una colección igualmente adornada, fusionando adornos reales con una sensación urbana cool. No fue el street style renacentista de Michele, pero no podías negar la opulenta influencia que el 'semental italiano' —como Jared Leto lo llamó en los British Fashion Awards en diciembre— ha tenido en su industria los últimos dos años.

Ve todo lo que está sucediendo en Milan Fashion Week aquí.

Credits


Texto Anders Christian Madsen