FELPA GOSHA RUBCHINSKIY. PANTALONI ALLSAINTS.

it boy: finn wolfhard

Nos robó el corazón como el valiente Mike Wheeler en 'Stranger Things'; ahora está listo para robarse todas las miradas en la versión para la pantalla grande del terrorífico thriller del payaso de Stephen King, 'IT'.

por Jack Sunnucks; traducido por Laura Castro
|
17 Agosto 2017, 9:19pm

FELPA GOSHA RUBCHINSKIY. PANTALONI ALLSAINTS.

Este artículo apareció originalmente en The Acting Up Issue, no. 349, otoño de 2017 de i-D.

Con sólo 14 años, una edad en la que la mayoría de los adolescentes sólo se preocupan por cómo eludir el examen de matemáticas, Finn Wolfhard ha interpretado algunas de las escenas más espeluznantes en nuestra memoria reciente. El año pasado pudimos verlo en el gran éxito de Netflix Stranger Things, en donde él y Millie Bobby Brown lideraban una banda de preadolescentes rebeldes en una batalla contra una criatura interdimensional y un grupo de científicos malvados. Continuando con este tour de force de asesinato de monstruos, nostalgia y suéteres de los años 80, ahora podemos encontrar a Finn protagonizando la versión para la pantalla grande de la verdaderamente terrorífica saga del payaso de Stephen King, IT.

El cartel por si solo es suficiente para provocarle un colapso a la gente; la miniserie original de 1990, protagonizada por Tim Curry como Pennywise, ha asustado a varias generaciones de niños, y la película hará lo mismo, con Bill Skarsgård asumiendo el papel del payaso más temible de la cultura pop. Así que, ¿Finn se asustara al estar haciendo todo este festín de horror? "Filmar una película de terror definitivamente puede ser aterrador a veces —dice con seriedad el joven actor canadiense—. Después de todo, si es una escena realmente aterradora, ¡tú tienes que estar en ella!".

Finn lleva sudadera vintage de Billy. Cadena (en toda la sesión) del propio estilista.

It nos presenta a un grupo de agobiados niños y una niña, quienes se llaman a sí mismos el Club de los Perdedores, y quienes tratan de derrotar al payaso que cambia de forma Pennywise. Integrado por siete inadaptados, el Club de los Perdedores tiene sus propias dificultades y tribulaciones, las cuales van mucho más allá de un monstruo demoníaco que trata de devorarlos. Bill tartamudea y sus padres son distantes, a Ben lo molestan a la escuela debido a su peso y Beverly sufre abuso por parte de su padre. La trama es oscura, y su espíritu y contenido es mucho más cercano al libro de 1986 que a la serie de 1990 de Stephen King. "Interpreto a Ritchie, esta especie de máquina de decir tonterías —dice Finn—. Él piensa que es hilarante, pero nadie más lo cree, así que habla sin parar como mecanismo de defensa".

Para el director argentino Andrés Muschietti, era un elemento clave que el Club de los Perdedores tuviera una amistad real, por lo que hizo que el elenco conviviera por dos semanas antes de empezar a filmar. "Estuvimos juntos durante tres meses y medio en total —dice Finn—. Los siete nos quedábamos a dormir [con uno de sus compañeros, miembro del Club de los Perdedores] en la casa de Wyatt. Era como un gran campamento de verano".

Sudadera Gosha Rubchinskiy. Pantalón All Saints. Cinturón (en toda la sesión) del propio estilista. Calcetines (en toda la sesión) Haynes. Tenis (en toda la sesión) Golden Goose

Similar a Stranger Things, IT es maravillosamente nostálgica —hay muchas escenas en que los niños andan en bicicleta, entran por la puerta de las cocinas, y hay mucha comida para el microondas—. Ah, y horrores sobrenaturales que comen niños. "Hoy en día todos están completamente pegados a sus teléfonos —dice Finn—, es algo que simplemente es parte de nuestra cultura; pero en los años 80 no era así. Era un tiempo de más aventuras".

Para alguien expuesto a la fama desde una edad tan temprana (ha estado actuando desde que tenía ocho años), Finn es un chico bastante normal. Él le atribuye esa normalidad en parte al hecho de que su familia nunca se mudó a Los Ángeles, a diferencia del caso de otros niños actores. En lugar de eso, viven 1600 km al norte de la Ciudad de los Ángeles, en Vancouver. "Creo que sí —dice Finn, cuando le preguntamos si vivir en la ciudad costera canadiense le ayuda a mantener los pies sobre la tierra—. Creo que todo depende del barrio en el que vivas, la gente a la que conozcas y quiénes sean tus amigos". Afortunadamente, tanto para su estado mental como para su encanto general, también tiene otra pasión: la música. Finn tiene una guitarra, la cual toca muy fuerte, y lo más impresionante es que hizo un cover de Lithium de Nirvana que causó bastante revuelo en línea. "Tocar la guitarra me relaja", dice. Aunque su gusto musical no es particularmente relajado. Junto a su adorada banda número uno los Beatles, también están "Mac DeMarco, Twin Peaks, Phoenix, White Reaper y Post Animal", como sus otras bandas favoritas.

Sudadera vintaged de Billy. Jeans All Saints.

Desde Stranger Things, Finn ha acumulado 1.3 millones de seguidores en Instagram, todos los cuales inundan la sección de comentarios con extrañas teorías sobre Stranger Things, solicitudes de videos y frenesí general por la segunda temporada de la serie. "Creo que la gente estará igual de emocionada o quizás más", dice de la segunda temporada, que fue brillantemente programada por el dúo de cineastas estadounidenses, los hermanos Duffer, y llegará de nuevo a Netflix para Halloween. "Si la gente piensa que no va a estar a la altura de todas las expectativas, bueno, lo estará. Son los mismos personajes... pero estamos desentrañando más cosas oscuras y explorando más".

Playera vintage de What goes around comes around LA. Pantalón Gucci. Calzoncillos American Eagle Outfitters. Gorra Stüssy.

A la intensa comunidad de fans en línea de Stranger Things le encanta discutir teorías de conspiración con respecto a de dónde viene el monstruo y Eleven. Este estimulante ambiente ha preparado Finn para el alboroto que causó el anuncio del remake de IT. "Sabía que sucedería —dice del revuelo en torno a la película—. Cuando la gente se enteró de que estábamos haciendo el remake, simplemente se volvió loca". Y por buenas razones. IT está mucho más matizada que su contraparte anterior. Muschietti debate, en aterrador Technicolor, lo que realmente significa tener infancia. ¿La inocencia nos prepara mejor para lidiar con la tragedia, o es mejor ya estar acostumbrados a ella? ¿Qué tan difícil es ser valiente? ¿Nuestros padres pueden protegernos? Todos los niños son asombrosamente humanos, repletos de defectos y también de valor, a diferencia de sus más torpes contrapartes de los años 80, The Goonies. "Estamos haciendo una película que es completamente diferente, que se centra en la amistad y los vínculos", dice, antes de afirmar triunfalmente: "y a Stephen King le encanta".

Playera vintage de Billy. Pantalón All Saints.

Es una película brillante, no sólo por los efectos visuales y todo el entorno escalofriante, sino por el énfasis que pone en los horrores reales que enfrentan los niños: el acoso escolar, el abuso, la falta de oportunidades. Finn se pone pensativo cuando le preguntamos sobre las cosas verdaderamente escalofriantes del mundo real que no nos acechan debajo de la cama. "Pues, supongo que las respuestas normales —utiliza un tono serio—. El racismo, los estereotipos, el sexismo, la homofobia. Todos esos problemas seguirán ahí, pero lo bueno de tener tres millones de seguidores en Twitter es que tienes el poder de decirle a la gente que hay problemas en el mundo y cómo pueden ayudar a resolverlos. Pedirles que se unan a una marcha, y firmen peticiones. Tener ese poder es realmente genial". Puede ser que sea bueno ser genial, pero definitivamente ser genial es bueno. "Todavía no estoy realmente seguro de ser un modelo a seguir, porque aún no soy alguien mayor —concluye Finn—. Pero es genial que haya otros niños que te admiren". Con amabilidad y frescura en abundancia, Finn Wolfhard bien podría ser el héroe que necesitamos, y tal vez, cuando sea un poco mayor, acabará haciendo algo con respecto a los monstruos del mundo real. ¡Después de haber matado primero a los de la pantalla!

Sudadera vintage de Billy. Jeans All Saints.
Camisa y pantalón All Saints. Playera Billy. Gorra Stüssy.
Sudadera Stüssy. Playera y pantalón All Saints.

Créditos


Texto Jack Sunnucks
Fotografía Matteo Montanari
Estilismo Celestine Cooney
Peinado Ramsel Martinez en Lowe & Co usando R + Co. Diseño de utilería Brynn Bowen en Streeters. Asistentes de fotografía Leonardo Ventura, Greg Granaghan y Angelo Sgambati. Técnico digital Clay Rasmussen en Milk Studios. Asistente de diseño Jordan Wright. Producción Fox y Leopard. Retoque Postmen.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
it
stranger things
Cultura
Finn Wolfhard
Stephen King
matteo montanari
the acting up issue