craig green: todo es posible

Surgiendo de un torbellino de expectativa, Craig Green ha reducido al mundo de la moda a las lágrimas, ha ganado premios y ha seducido a estrellas pop a que se unan a su culto.

por Steve Salter
|
12 Junio 2015, 9:10pm

Para nuestro encuentro Craig escoge un lugar tranquilo en el sol, afuera de su estudio en Hackney. Mientras estudiantes, diseñadores y caras conocidas pasan a fumar, Craig está relajado, listo para sonreír toda la tarde. La base del London College of Fashion es un mundo lejano del espacio en expansión de la creatividad comunal que es el estudio de Bethnal Green, la locación de nuestro último encuentro. "Tenemos los dos estudios porque no nos gusta el cambio", dijo, "pero lo que es increíble de este espacio es el volumen de máquinas de coser y salones de clases a nuestra disposición. Es un caso del estudio de arte hecho un desastre contra el estudio de patronaje." La mezcla de ambos mundos suma al diseñador perfectamente: él personifica la colisión entre el arte y la moda. Ya van cinco temporadas y no ha perdido su sinceridad, honestidad, libertad y efervescencia creativa que instantáneamente nos atrajo a él, sin embargo, este es un Craig Green mucho más enfocado .

"Las últimas dos temporadas han sido un salto muy drástico", dice. "En mi mente al menos, aquí es cuando comenzamos a evolucionar a ser un negocio." Recordando, Craig narra sus colecciones como capítulos, cada uno como una reacción al que le precedió. "Cuando estábamos haciendo primavera/verano 2015, se sintió correcto, pero estaba aterrado de que después de la rareza y emoción angustiante de las colecciones previas, la gente se sentiría decepcionada por la ligera simplicidad de todo." Por supuesto, su debut como solista dejó a la audiencia cautivada y llorosa -Londres acababa de ser testigo de la promesa de Craig siendo desarrollada más de lo que imaginaban, y para muchos, yo mismo incluido, la experiencia fue abrumadora. "Fue un momento emocional, Louise [Wilson QEPD, la antigua jefa del curso de maestría de moda en CSM] acababa de fallecer, era verano y andábamos en barco y Enya sonaba de fondo", concluye calmadamente. Para otoño/invierno 2015, no fuimos reducidos a lágrimas, pero fuimos seducidos. Fue una continuación cuidadosamente considerada que sutilmente giró la narrativa y nos acercó más a su uniforme.

"Se sintió más fácil, menos brutal y más inocente", reveló Craig en backstage. "Pero hay un elemento más oscuro. Está cubierto, y las correas de protección fueron ajustadas, ya no están volando libres." Fue el siguiente capítulo, la siguiente emoción. "Comenzamos al acercarnos de manera opuesta a la temporada anterior, pero mientras el proceso se encaminaba comenzamos a desnudarlo y encontramos un balance entre el movimiento y la estructura", añadió. El culto de soñadores descalzos de Craig Green parecía flotar por la pasarela. Deleitando en la interacción entre la restricción y la liberación, esta demostración de caprichosa indumentaria de trabajo nos inundó como una marea limpiadora. Craig baila, profundiza y se deleita en la dualidad. Su estrecho equipo de colaboradores no solo borran las líneas o presentan fuerzas opuestas, sino que manifiestan magistralmente colisiones creativas. "Siempre he estado obsesionado con la idea de comunidad, subcultura y cultos, y supongo que no me gusta estar solo", confiesa. "Los estudios tienen una atmósfera de familia. Al final, somos amigos que les gusta hacer cosas. Nos reímos todos los días y no muchas personas pueden hablar así de su trabajo", dijo. Desde viejos novios hasta fiestas caseras hasta estudiar juntos, distintos momentos han unido al colectivo de Craig Green. "Craig Green es mi marca, pero no soy yo."

Entonces, ¿que lo mueve? "Simplemente amo hacer cosas, siempre he amado hacer cosas", dijo. "Solía soñar con terminar en un libro porque sería increíble si alguien fuera a la biblioteca y se inspirara en mi trabajo." En una industria que se alimenta de besos falsos y likes de Instagram, Craig deleita de manera refrescante a través del trabajo real y tangible. "Hay momentos en la industria que se siente que algunas personas lo hacen más por lo que significa, que por lo que es, el fin más que el significado." En la era del diseñador como celebridad, Craig se deleita en el significado y él es el más feliz en su propio mundo, un mundo que orbita alrededor del arte y la moda.

"Esto va a sonar terrible, pero antes de que estudiara moda, no tenía idea de qué era i-D o ninguna otra publicación de moda existente. Solo solía comprar Kerrang!. Era un típico chico suburbano que tomaba en el parque". Su honestidad es refrescante. Craig Green es real. El crecer en un enclave tranquilo del noroeste de Londres, rodeado de una familia amorosa de artesanos, sus sueños estaban llenos de aspiraciones de ser un escultor o un pintor. Accidentalmente cayó en la moda. "Ni siquiera sabía lo que era Central Saint Martins", dice, mientras la vergüenza se apodera de sus mejillas. "Terminé mis exámenes finales y tuve esta romántica idea de irme a Escocia y estudiar Arte en Edimburgo, pero entonces un amigo me ordenó aplicar a CSM. No hubo googleo, solo fui con él al día de información. Todo es accidental", confiesa. Lo que perdió Edimburgo, fue la ganancia de Londres, y finalmente, la moda en general. "Durante mi enseñanza, estaban tratando de disuadir a los estudiantes de que no entraran a Moda porque todos querían entrar. Así que, tuve que tomar la clase." Debemos estar agradecidos de este pequeño acto de rebelión adolescente porque Craig pudo haber aplicado su talento a cualquier disciplina creativa, entonces, ¿cómo la moda continua atrayéndolo? "Amo el ritmo y la competitividad de la moda, pero también pueden llegar a ser poco atractivos. El arte se sentía mucho más lento, parecía eterno. La atracción con el arte ahora tiene que ver con la libertad de tener poco más de tiempo para crear. Encontramos algo justo en medio."

"El culto de Craig está a punto de explotar", es como Tim Blanks firma su reseña para Style.com sobre la colección de primavera/verano 2015. De ser difamado como innusable en la primera plana de los tabloides, se ha convertido en uno de los diseñadores que más se ha visto siendo usado. "Es emocionante cuando alguien que conoces usa la ropa, pero es aún más emocionante cuando vas a algún lugar y ves a un extraño usando tu trabajo. No sabes nada de ellos, más que el hecho de que posee una de tus piezas." A pesar de no estar interesado en el mundo de las celebridades, esa emoción debe aumentar al ver a FKW Twigs cautivando audiencias en festivales mientras usa Craig Green.

"Es una chica usándolo así que es parte de la historia", dijo humildemente. Mientras que la industria se vuelve más ruidosa, hay un sentimiento de que Craig está ignorando el llamado de crear colección tras colección. Está evolucionando a su propio ritmo. ¿Pero ha sido tentado por el llamado de la ropa femenina? "Por supuesto, es una conversación constante, pero tiene que suceder en el momento adecuado", dice. "Muchas mujeres usan menswear ahora y eso es algo inesperado. Es increíble que la ropa pueda traducirse. Algunas de las piezas inclusive podrían verse mejor en las mujeres; ciertamente es más fácil para ellas usarlas porque son muy "riesgosas" para los hombres", concluye con otra sonrisa. Con el mundo a sus pies, todo es posible, pero una cosa es cierta: continuaremos siendo acogidos por el arte y las sonrisas de Craig Green.

@craig_green_uk

Credits


Texto Steve Salter 
Fotografía Alasdair McLellan
Director de Moda Alastair McKimm
Peinado Anthony Turner de Art Partner
Maquillaje Lynsey Alexander de Streeters London 
Técnico de Uñas Jenny Longworth de CLM usando Chanel S2015 y Body Excellence 
Asistente de Fotografía Lex Kembery, James Robjant, Matthew Healy
Asistente de Estilismo assistnce Katelyn Gray, Lauren Davis, Ianthe Wright, Bojana Kozarevic
Asistente de Peiando David Hardorow
Asistente de Maquillaje  Camila Fernandez
Productor Ejecutivo (fuera de set) Lucy Johnson
Productor Lucie Newbegin de 10-4
Asistente de Producción Laure Liyombo, Harry Burner, Lyndon Ogbourne 
Agradecimientos especiales a Jen Ramey
Retoque Output Ltd. 
Modelo Daria Werbowy @ IMG.
Daria usa todo de  Craig Green. Las botas son del estilista, Dr. Martens.

Tagged:
Editoriales
craig green