Publicidad

el diseñador de 19 años que se inspira en los parques de ny

Recientemente instalado en Nueva York, August Vestbø diseña hermosas prendas emocionalmente ricas que hacen referencia a todo el mundo, desde Harry Potter y Carrie Bradshaw hasta Pina Bausch.

por Alice Newell-Hanson
|
24 Noviembre 2016, 4:41pm

photography jakob landvik

La colección otoño/invierno 2016 de August Vestbø se llamó Never Had a Boyfriend Jeans, y se inspiró en su propia vida amorosa hasta ese momento. Durante el primer desfile del diseñador en Nueva York en febrero pasado, los modelos, incluyendo a la artista Alexandra Marzella, usaron mezclilla en color amarillo limón con rostros de muchachos de ensueño pintados en pinceladas negras. Los traslúcidos vestidos bordados encarnaban la idea de practicar la franqueza con una nueva pareja. Ahora, casi un año después, August se ha trasladado de tiempo completo a Brooklyn, desde su natal Oslo, y recientemente se mudó con su novio. Están en proceso de decorar su departamento.

August describe su estética como "pícara". Su ropa destaca por su delicado bordado a mano, su drapeado ad hoc y su sensibilidad artística. Y está aplicando el mismo enfoque en el arreglo de su nuevo espacio vital. "No necesitamos un sofá, ¡haremos uno!", le dijo a su novio. Y así hizo un refinado sillón love seat de madera con cojines de terciopelo verde. Hace eco de la paleta de colores de su más reciente colección, I Love Central Park, que dio a conocer en Nueva York en septiembre, y en agosto en la histórica galería Kunstnernes Hus de Oslo (donde se tomaron las fotos del lookbook de la colección). Como modelos seleccionó a algunos de sus amigos, así como a la artista Ida Ekblad, una estudiante de historia del arte de setenta y seis años, y a "una chica que encontramos el día anterior que trabaja como cajera en una tienda de delicatessen. "Me la pasé muy bien en ese desfile", dice. "Alguien me dijo que estaban a punto de llorar. Fue una experiencia emocional".

El enfoque artístico e inclusivo de August al hacer ropa se siente similar al de las marcas independientes de Nueva York Eckhaus Latta y Telfar ―donde August hizo su internship durante los períodos que pasó en los Estados Unidos en la preparatoria. Pero la belleza poética y desequilibrada de su ropa (como la fina y torcida "Swamp Skirt" de esta esta temporada), y las historias tan personales que cuenta, son suyas por completo.

¿Cuándo supiste que querías hacer ropa?
Desde que supe que era un trabajo. Ahora no sé bien cómo hacer otra cosa. Pero en realidad no soy un diseñador innato. Pasé mucho tiempo aprendiendo a coser. Tengo los dedos más torpes del mundo.

¿Fuiste autodidacta?
Asistí a cursos de costura por un tiempo, y durante la preparatoria en Noruega siempre hice pasantías con diferentes marcas. Luego hice un internship con Telfar y Eckhaus Latta en Nueva York. Fue genial ver cómo funcionan las pequeñas empresas. Me hizo entender que puedo lograrlo. Si eres intern en una compañía más grande, no tienes idea de cómo comenzar a hacer las cosas por ti mismo, porque es un sistema demasiado grande.

¿Cuándo empezaste a hacer tus propias prendas?
Mi primer proyecto, Film Orange, fue en el verano de 2015. Pero siempre he hecho cosas. Recientemente, he estado revisando las cosas que hice en el pasado y me di cuenta de que mi estética sigue siendo la misma. Vi algo que hice cuando tenía trece años y es un poco más hardcore ―una camisa con flores rojas pintadas en ella, una cosa pintada de blanco que obviamente estaba inspirada en Margiela, un par de pantalones que hice llamados 'Pleasure Pants', los cuales tienen una cremallera que da vuelta, yendo desde la parte delantera hasta la trasera―, ahora mis prendas son un poco más románticas. Pero siguen siendo similares. Me gusta mirar hacia el pasado. Digo, mi última colección fue sobre Harry Potter. ¡Soy consistente!

Por favor, cuéntame más sobre la referencia a Harry Potter.
La colección se llamó Never Had a Boyfriend Jeans, y se trató de cómo solía tener una obsesión con tratar de conseguir un novio. Pinté rostros de chicos en los jeans. Se trataba en gran medida del deseo de estar enamorado de ellos y también de la idea de los placeres culposos. Ahí es donde entra Harry Potter. El placer culposo es que en realidad no he leído los libros, simplemente me encantan las películas. Había también muchas prendas traslúcidas y pieza en las que doblabas una parte para revelar algo más. La paleta de colores fue amarilla y azul.

¿Cómo evolucionó tu colección más reciente?
Me di cuenta el otro día que había olvidado por completo por qué había hecho esta colección. Al final de una temporada todo se vuelve muy comercial. Un vestido está inspirado en el 'naked dress' de Sex and the City, y la colección se llama I Love Central Park, pero en realidad no se trata de Sex and the City en absoluto. ¡No pasé seis meses intentando hacer algo sobre Sex and the City! Es fácil para la gente identificar una estética como esa. Pero realmente surgió de cuando viví en el Upper West Side por un tiempo y estaba realmente solo. Me sentía muy triste y no tenía amigos cerca, así que salía a caminar por Central Park todos los días y lloraba. Me gustó mucho el que de alguna manera sea como una comunidad, alberga a muchos tipos de personas distintos: turistas, personas que recogen la basura, personas tomando fotos de boda. Hay un sentimiento de comunidad, incluso si estas personas no están realmente conectadas. La colección es acerca de cuánto necesitaba eso. Para cada diseño de la colección imaginé a diferentes personas uniéndose. En el tiempo en que salía a caminar había muchos cerezos floreciendo, por lo que la colección tiene mucho rosa y verde.

¿Qué tienes en mente para la próxima temporada?
Voy a colaborar con esta artista noruega Maria Brinch, quien es realmente increíble. Todavía no sé de qué se tratará, pero siempre hago colaboraciones. Trabajé con Ser Serpas en la última colección. Hizo algunas telas dibujadas y pintadas a mano para mí. María también hizo joyas para la colección pasada. Sólo quiero hacer algo conmovedor. Recuerdo haber visto Tanztheater Wuppertal, el grupo de teatro de Pina Bausch, sus actuaciones son muy emotivas y poderosas. Quiero hacer algo así.

¿A dónde quieres llevar tu marca a partir de aquí?
Mi meta es simplemente poder mover a la gente. Pero el otro detalle es que hacer ropa bordada y pintada a mano es caro ―y no sé si quiero dedicar mi vida a servir a la gente rica. ¡Me causa conflicto hacer lo que hago!

Si tuvieras que describir tu estética en una palabra, ¿cuál sería?
Estaba escuchando a ABBA el otro día. Y creo que esta colección es como ABBA, ¡es un poco frutal! Pero en general, diría que mi trabajo es ... ingenioso.

Muchos jóvenes diseñadores en Nueva York luchan por encontrar un apoyo financiero. ¿En Noruega hay mucho apoyo para los diseñadores emergentes?
Todos mis proyectos están financiados por instituciones o personas en Noruega. Hay una beca de arte para adolescentes, y no habría podido hacer nada sin ella. Sólo tienes que aplicar, con algunas fotos y bocetos, y luego enviarles informes. En Noruega hay muchas instituciones que apoyan proyectos creativos.

@broraugust

Credits


Texto Alice Newell-Hanson
Fotografía Jakob Landvik