conoce el zine celebrando la creatividad latina en línea y en la vida real

El zine 'La Liga', a través de entrevistas y retratos íntimos, está reflejando la diversidad dentro de la diáspora latina.

por Hannah Ongley
|
02 Marzo 2016, 5:25pm

Alexia (Lexiquette) by Alexandra Butrón-Landivar

¿Es mejor que alguien más cuente tu historia o que no la cuenten en lo absoluto? Es una pregunta que consume la consciencia de muchas comunidades de minorías, y una que el rebelde grupo de jóvenes latinas detrás de La Liga se niega a ver en blanco y negro. En vez de eso, Mari Santa Cruz, Alexandra Butrón-Landivar, Ana Oritz Varela, Verónica von Rathonyi Gómez, Tiffany Rodriguez y Mia Rodriguez -junto a un pequeño ejército de otros colaboradores alrededor de Estados Unidos- están forjando un espacio en línea propio para celebrar y nutrir la creatividad y diversidad latina que los medios no reflejan. La Liga empezó como un blog de moda antes de transformarse en su actual estado, que es poderoso por su inhabilidad de encasillarse -al igual que los artistas, activistas, músicos y periodistas multimedia que se encuentran dentro de sus páginas. Un collage de video y entrevistas escritas con retratos íntimos, evitan los peligrosos clichés para reflejar a la diáspora latina en toda su vitalidad no uniforme.

"Queremos que la gente vea que los latinos venimos en todas las formas y de diferentes países, cada uno con una cultura diferente y única", dice Mia Rodriguez de La Liga. "Nuestra experiencia como migrantes, ya sea documentados o no, siempre está fracturada y llena de fantasmas de una tierra natal que a veces nunca conoceremos. La Liga es un intento por conectarnos pero también por destacar nuestras voces, logros y triunfos".

Más de i-D: Banana magazine nos muestra el trabajo de los creativos asiáticos

La Liga es parte de una atrevida nueva ola de plataformas en línea que le da a la gente de color el espacio y la seguridad de compartir sus ideas. Cuestiona la habilidad de las redes sociales para darle a la gente oprimida voz, pero reconoce que el racismo sistemático no solo afecta en la vida real. i-D platicó con Mari, Ale, Ana, Verónica y Mia -todas estudiantes o graduadas de posgrado con trabajos alternos en enseñanza o voluntariados- para hablar de estilo, justicia social y la ironía de curar espacios seguros.

Luna por Alexandra Butrón-Landivar

¿Cómo surgió la idea para La Liga?
Mari: El proyecto ha cambiado mucho. Empezó como una idea aleatoria que tenía para un blog de estilo que exhibiera a las latinas. Eventualmente la gente se interesó y platiqué con mis amigas y nos dimos cuenta de que no vemos muchas plataformas en línea que promuevan en general a artistas latinos. Así que decidimos crear un espacio donde la gente pueda sentirse cómoda para hablar de lo que quisieran.
Ale: Mientras platicaba por Skype con Mari un día, le mencioné que quería involucrarme en un proyecto que involucrara más que solo lo estético. ¿Qué es lo estético de todas maneras? Ella mencionó que Ana y ella siempre habían pensado en crear una plataforma. Yo estaba en un estado de ánimo apasionado por crear y me les uní y comenzamos el proyecto. Rápidamente le pregunté a una de mis amigas de la juventud de Lima -Kaori Sakaguchi, es una nikkei peruana, de la diáspora japonesa en Perú- que nos hiciera el logo y ahí fue cuando empezamos oficialmente.

Más de i-D: El zine queer negro apoderándose de Hollywood

Elizabeth por Alexandra Butrón-Landivar

Ana: Mari y yo nos conocimos en línea porque a ambas nos interesaba la moda además de estar involucradas en materia de justicia social. Más que nada, fue nuestra latinidad lo que caracterizó todo, no solo nuestra amistad, sino la manera con la que nos conectábamos a tendencias estadounidenses. Creo que este proyecto nació a partir de un interés común por mostrar a otros usuarios de Internet que el estilo latino puede ser tan influyente, si no es que más prominente que cualquier moda eurocéntrica allá afuera.

Verónica: Proyectos como La Liga dan a oportunidad a creativos latinoamericanos y muestran la diversidad dentro de esta comunidad masivamente rica culturalmente. En esta era neo colonialista, hacen que nuestras voces despeguen en un espacio expresivo que debe de ser de igual oportunidad para todos. Es vital que nuestros compañeros latinos sepan que es válido y motivar sus empresas creativas. Simplemente haciendo lo que amamos y expresándonos vamos astillando la problemática estructura sistemática en nuestra sociedad. Nuestra auto expresión acoplada a la interseccionalidad y solidaridad -conceptos que son apoyados por comunidades como La Liga- ya han probado debilitar la estructura sistemática.

'El taco de la chingona' por Itzel Alejandra Martinez

¿En dónde radican?
Mari: Yo estoy en Baltimore ahora, y ahí voy a la escuela. Pero tenemos gente de todos lados. Ale es de Toronto, y tenemos gente de California y Texas.

Ana: Al tener a alguien en Los Ángeles (Tiffany), alguien en Baltimore (Mari), alguien en Toronto (Ale), alguien en Austin (yo), prueba que los latinos están muy presentes a través de todo Estados Unidos y como eso le permite dar más profundidad a nuestro proyecto al conocer a creativos latinos de más de un lugar. Amo que se nos permita hacer un trabajo que beneficie nuestras comunidades. Amo como Mari siendo peruana, yo siendo mexicana y Tiffany siendo chicana podemos tener tanto nuestra individualidad como un sentido de conexión a través de nuestro origen latino.

Más de i-D: Ecocore: el zine ecológico más sexy del mundo

Fotografía del primer show de arte de Colectiva Cósmica

¿Hubo una razón de que decidieran hacerlo en línea? ¿Creen que las experiencias de las minorías sean demeritadas en este espacio de la misma manera que sucede en la vida real?
Mari: La razón principal por la que decidimos hacerlo en línea es porque la diáspora está alrededor del mundo, así que es más fácil para crear una comunidad. Pero creo que la formación de una comunidad en línea y en persona es muy distinta. En persona hay una conexión familiar, puedes encontrar a la gente. En línea es más desprendido, así que tiene sus limitaciones, pero sigue siendo importante porque puedes escuchar las voces de la gente en lugares más lejanos. Creo que en línea y en la vida real son importantes y se complementan.

Ale: Estar en un zine en línea es muy emocionante por la respuesta inmediata que consigues de la gente pero es muy difícil. A veces me cansó de ver la misma cosa una y otra vez, el mismo discurso, la misma escena, etc. A veces se siente como si el movimiento estuviera clasificado con solo un estilo particular y es raro ver otros estilos florecer por esta razón. Esto me atormenta porque se puede volver elitista y por ende no un espacio abierto y seguro para todos. Por eso tratamos de no tener una estética general en nuestro feed. Por ejemplo, todo lo que se publica en la cuenta de Instagram nunca es mediado estéticamente. Tratamos de mostrar a todos los que nos contactan y tratamos de compartir noticias y proyectos de otros colectivos también. ¡Todos estamos aprendiendo lentamente de mejor manera así que sus comentarios siempre son bien recibidos! "Curar" un feed bonito para una plataforma que pretende ser un espacio seguro para que la gente hable sería irónico.

Ana: La popularidad en Internet tiene tanto que ver con lo caucásico, pero lo que en verdad inspiró este proyecto fue el grado al que se tiene que complacer a la gente blanca para que algo no-blanco se vuelva popular. Decidir crear algo donde todos los reflectores se pusieran sobre la comunidad latina llegó orgánicamente mientras más discutíamos y aprendíamos las dimensiones en que la comunidad latina existe y está limitada.

Alessandra por Alexandra Butrón-Landivar

¿Crees que es fácil conectarte con otras partes de la diáspora en línea?
Mari: Creo que ahora es muy fácil. Hay muchas otras plataformas para latinas, como Latina Rebel -las contactamos y ellas nos ayudaron a llegar a expandirnos también. Pudimos encontrar a muchos colaboradores ahí. Y cada que tenemos convocatorias abiertas, la gente ha sido muy receptiva. La gente está dispuesta a compartir su trabajo porque no pueden encontrar otros medios o se sienten incomodos compartiendo su trabajo en otro lugar.

Ale: Tratamos de traducir todo al español por esta material, para poder llegar a más gente y darles contenido que es familiar para los latinos que hablamos español. Algo que Luna -una de las chicas que conocimos en nuestro viaje a Nueva York- nos dijo es que ella pensaba que como personas de color deberíamos de recuperar nuestro espacio en las redes sociales. Creo que es importante que creemos a través de estas redes y demostremos que nuestras comunidades tengan una voz. Si no hacemos esto, si no apoyamos estas plataformas, entonces las redes sociales podrían volverse otro espacio colonizado.

Más de i-D: El sueño mexicano está en México

Lauren por Alexandra Butrón-Landivar

¿Cuál es el lugar más interesante al que hayan viajado en su trabajo con La Liga?
Mari: Ale y yo somos peruanas y vamos de regreso cada Navidad. Estamos viendo la escena del arte allá porque no nos era familiar y hay mucho ocurriendo. Ale pudo entrevistar a artistas callejeros cuyo trabajo se basa en lo que la gente llama arte de chica -es como un arte popular peruano. Era algo con lo que no estábamos familiarizadas al principio, pero cuando empezamos a investigar en línea pudimos encontrar una escena de arte muy vibrante. Creo que es algo que queremos compartir con la gente aquí en Estados Unidos.

la-liga-zine.tumblr.com

Credits


Texto Hannah Ongley
Imágenes vía La Liga

Tagged:
Zines
zine
La Liga
impresos
comunidad latina
publicaciones independientes