llegó la era del nuevo modelo masculino

Por el comienzo de la temporada de menswear este fin de semana, analizamos la forma en que los modelos masculinos y los diseñadores están cambiando la cara de la moda y desafiando al género.

|
10 junio 2015, 6:30pm

Jacob Mallinson Bird de 21 años ha tenido un año muy ocupado. Al mismo tiempo que cursaba en la Universidad de Cambridge con gran notoriedad gracias al alter-ego que tiene en sus tiempos libres -la rubia drag queen de largas piernas, Dinah Lux- también se ha convertido en un activista franco y defensor de los derechos homosexuales. El año de Jacob culminó con una apasionada TED Talk (The Painted Face of a Queer Future), algo que, por lo general, se reservaba para aquellos que están más adentrados en años.

Pero Jacob también es un exitoso, aunque atípico, modelo masculino. Él representa una nueva ola de chicos que están dejando de lado los estereotipos y sacuden nuestra percepción de lo que significa ser un hombre de la moda. "Probablemente hace diez años habría dicho que el modelaje masculino era intrínsecamente hetero, pero muchas cosas están cambiando", dice Jacob. "Quiero decir, todavía tienes a tus chicos de Versace, pero yo sí creo que la estética se está transformando en algo que favorece la inocencia joven, casi queer, de ojos saltones. Ya no se centra en el arquetípico macho".

Jacob tiene un contrato con Tomorrow Is Another Day, una agencia de modelaje que se especializa principalmente en los chicos que desafían el arquetipo hiper-masculino. Seleccionados por la jefa de la agencia, Eva Gödel, los chicos salieron de las tribus subculturales de Europa: ya sean club kids como Jacob, delgados skaters, o cool kids descubiertos afuera de un evento. De ser una agencia conocida como de nicho en sus inicios, TIAD ha crecido enormemente en estatura y en influencia, proporcionando rostros para la mayoría de los grandes shows en París, Londres y Milán. Se sabe que incluso Raf Simons ha viajado a Alemania, donde se encuentra TIAD, solo para ver a los chicos nuevos de Eva.

Imagen vía Tomorrow is Another Day.

James Spencer, alto, delgado y de voz suave, es uno de los reclutas más recientes de TIAD. Él también hace drag, algo que comenzó cuando se mudó a Londres para estudiar en el London College of Fashion. "Me gusta entrar en una habitación y que me mire la gente, lugares en el que no sueles ver a alguien vestido de mujer", dice. Pero no es por la atención, "se trata de ser diferente, de decir que puedo vestirme como quiero".

En TIAD no se le presiona para ocultar quién es. "No se siente como si fuera un modelo", dice, "nos dejan conservar lo que nos gusta, nuestros propios intereses". Es algo que Eva considera cuando selecciona a sus chicos. "Las ideas que tienen de la vida, lo que hacen o quieren hacer, además del modelaje, sus planes, eso es lo que es más interesante para mí", explica. "Creo que en este momento es totalmente abierto. Se trata de la persona".


Joe de TIAD vía Tomorrow Is Another Day.

Los chicos de vez en cuando sienten la presión ante las agencias de talento. "A veces me pregunto si debo ocultar lo de drag, puede ser confuso para los directores de casting", dice James. "Pero la mayoría de las veces no importa". Apenas la semana pasada obtuvo un trabajo porque hizo drag, usando vestimenta drag. Jacob ha tenido experiencias similares. "Creo que algunos directores de casting lo odian, pero supongo que entonces no me gustaría trabajar con ellos de todas maneras", bromea. "Una vez estaba muy asustado porque me topé con un gran asistente de estilista en un club cuando yo iba vestido de drag, y al día siguiente me llamaron para verlo, y pensé que me iba a decir algo, pero resulta que él pensaba que era fabuloso y ¡quería ofrecerme un trabajo!"

Junto con aquellos que juegan con el género más abiertamente, la industria también ha visto un marcado aumento en la cantidad de modelos abiertamente homosexuales. Es algo que Marc Sebastian Faiella, un graduado de Parsons que se identifica como gay, ha notado. "En las últimas tres temporadas, sé que no soy el único que ha notado la avalancha de modelos que son, definitivamente, 'amigos de Dorothy'", escribió para i-D. "Puedo recordar más de una ocasión en la que un chico llevaba tacones -o que dos muchachos estaban tomados de la mano en un casting".


Cyril de TIAD vía Tomorrow Is Another Day.

Mientras que han sufrido la homofobia, ya sea porque les han dicho que sean más hombrecitos o que eliminen imágenes sugerentes de su Instagram, Marc y sus amigos están dejando claro que no deberían tener que permanecer en silencio acerca de quiénes son para poder trabajar. ¿Por qué debe hacer alguna diferencia si algunos preferimos besar a otros chicos?", pregunta. Este sentimiento se cristalizó cuando la pareja gay descubierta en Instagram, John Tuite y Carlos Santolalla ('Jarlos' para sus seguidores), se convirtió en la primera pareja gay en ser contratada por una agencia de modelos.

Esta medida refleja un cambio de actitud hacia el género y la sexualidad, un tema que ahora más que nunca se cuestiona, del que se escribe y por el que se protesta. Aquellos que llevan la batuta provienen de diversos ámbitos de la vida -está Panti Bliss, una drag queen que hizo campaña, incansablemente, a favor del matrimonio gay en Irlanda, o Laverne Cox, actriz transgénero, quien demostró su influencia con una portada en la revista TIME. Paris Lees, activista y escritor con sede en Londres, se dedica a hablar de los miembros de la comunidad trans, mientras que Mykki Blanco desafía el estereotipo sobre quién puede hacer rap al vestirse como mujer mientras lo hace. Luego están Jacob y sus amigos, quienes encontraron sus voces al actuar como drags en el escenario en Sink the Pink. 


Bouba de TIAD vía Tomorrow Is Another Day.

La moda no es inmune a estas influencias sociales. Para los diseñadores de menswear, estas cuestiones se han manifestado como una exploración de lo que significa ser un hombre, y cómo ese hombre debe vestirse. J.W. Anderson es un ejemplo muy citado de la manera de cambiar el marco de género, al presentar hace un par de años shorts con bordes de olanes para hombres, planos en la entrepierna para aparentar ser asexuales. "Aplanar esa zona es algo inquietante para la gente", dijo en una entrevista para T Magazine.

La colección de Anderson fue parte de un ambiente que crece dentro de la moda masculina, formulado en Prada por medio del chico sensual y comprometido de Miuccia, o en Londres, donde los diseños de Craig Green cobran vida en proporciones etéreas teatrales. Luego están los jóvenes diseñadores, como Ed Marler, quien es visto frecuentemente con su propia, fantástica y extraordinaria womenswear. Incluso las marcas más tradicionales están cambiando sus percepciones -el recién nombrado, Alessandro Michele para Gucci, presentó blusas con moño al cuello, camisetas con encaje, y blusas encogidas, como una nueva forma de vestir para los hombres.

Es un enfoque que también se ha filtrado hasta el acto físico de comprar ropa, personificada por la muy publicitada tienda popup Agender de Selfridges, donde la tienda departamental dedica un espacio a la moda de género neutro, liderada por el modelo transexual, Hari Nef. Se demostró que esto ya no era una fantasía de unos cuantos, era viable e incluso vendible. Pero ¿significa esto que el género es solo otra tendencia de la moda?

Alejandro de TIAD vía Tomorrow Is Another Day.

"Me preocupa", dice Jacob. "No quiero salarlo, porque el hecho de que Selfridges hable sobre ello es increíble, solo que no creo que se haya hecho de la mejor manera". En cambio, prevé algo más allá. "Creo que el futuro queer del modelaje y de la moda es ver al género como una construcción, hacer que la ropa empuje los límites del género, que muestre la maleabilidad de esos límites, y, lo más importante, no verlo como algo gay, sino como algo incluyente de lo queer". Por ahora, Jacob ve su futuro lejos del modelaje, eligiendo en su lugar el mundo de la academia ("la modelo y musicóloga drag queen -¡estoy obsesionado!", dice). "Pero, ya sabes, si alguna vez me mandan una invitación para abrir Dior ¡sabes que ella no va a decir que no!"

Entonces, puede que pase un tiempo antes de que veamos a París arder, pero, por ahora, un nuevo frente de modelos masculinos está proporcionando una fantasía muy moderna -la fantasía de ser quien quieras ser, sin importar lo que eso sea.

Más de i-D:

Sobre el porqué debemos de luchar contra la homofobia en el modelaje.

Celebramos la influencia del legendario documental Paris Is Burning.

Brillos y shade en la primera convención drag en 'herstory'.

Alessandro Michele presenta una versión andrógina de Gucci.

Credits


Texto Jack Moss
Fotografía Piczo, J.W. Anderson primavera/verano 2015
Imágenes vía tomorrowisanotherday.de