Publicidad

¿qué programas de tv deberíamos revivir?

Ahora que regresa The X-Files, que hay un renacimiento de Twin Peaks en preparación, y con una “casi reunión” de Friends a punto de suceder, se siente como que todos nuestros programas de televisión favoritos están a punto de volver. Pero, ¿es esto...

por Nick Levine
|
29 Enero 2016, 12:10am

The Simple Life
Este reality show estadounidense funcionó como un clásico de la comedia del tipo pez-afuera-del-agua: ¿Qué sucede cuando tomas a un par de socialites privilegiadas de Los Ángeles y las haces trabajar para ganarse la vida? Probablemente no debió haber sido tan visto como lo fue, pero las amigas de la infancia Paris Hilton y Nicole Richie tenían química genuina (al menos al comienzo) e interpretaron su papel a la perfección. "¿Qué significa eso, 'comedor comunitario'?" preguntó una Richie inexpresiva en un episodio inicial. The Simple Life terminó después de su quinta temporada en 2007, pero desde entonces Richie regresó a la reality TV con su programa en VH1, Candidly Nicole, y el atractivo kitsch de Hilton parece volverse más fuerte cada año. Una nueva serie tendría que tener en cuenta a la familia de Richie (es ahora madre de dos hijos), pero esto podría funcionar a favor de la serie. Después de todo, ¿no te gustaría ver a Paris y Nicole dominando una Asociación de Padres y Maestros en algún lugar en el medio oeste? Pongamos #BringBackTheSimpleLife en las tendencias de Twitter.

Sex and the City
El programa de comedia-drama provocativo de Darren Star fue uno de los pocos programas de televisión que en realidad mejoró con el tiempo. Los primeros episodios se sentían torpes y demasiado centrados en la Carrie de Sarah Jessica Parker, pero Sex and the City evolucionó gradualmente en una obra coral obligatoria que abordó cuestiones serias como el cáncer de mama y la senilidad, sin perder su característica. Es una pena que la reputación de la serie desde entonces haya sido abollada por un par de películas spin-off nada convincentes, pero no hay razón por la que Sex and the City no pueda brillar de nuevo en pequeñas entregas con un fuerte guión en la pantalla chica. ¿Carrie y Ben siguen juntos? ¿Cómo lidiará Samantha con alcanzar los 60? ¿Miranda ya abrió su propio bufete de abogados? ¿Charlotte sigue viviendo en el departamento más caro y de buen gusto de Manhattan? Mientras los productores ejecutivos prometan mantener a los personajes principales en la ciudad de Nueva York en todo momento, una renacimiento de la serie de seis episodios podría ser una explosión.

Daria
Aunque terminó hace 14 años, este brillante spin-off de Beavis and Butt-Head sigue siendo muy fresco. "Por lo que he podido averiguar", el personaje del título dijo una vez, "lo vanguardista se produce cuando los especuladores de cultura media y de mediana edad están buscando chupar la energía (por no mencionar gastar dinero) de la cultura de la juventud". ¡Justo en el clavo, D! Inteligente, mordaz y por lo general distante, Daria Morgendorff fue un modelo a seguir para las adolescentes difíciles de todo el mundo cuya capacidad de revelar la mierda de la preparatoria la hizo un ícono feminista de los años noventa. Una de las mejores cosas de las comedias animadas es que nadie necesita envejecer, por lo que Daria podría regresar en 2016 como una eterna chica de 17 años de edad, aún merodeando por la ciudad suburbana ficcional de Lawndale. Imagina las cosas concisas que tendría que decir acerca de temas contemporáneos como la apropiación cultural, la visibilidad transgénero y la brecha salarial de género.

Dawson's Creek
Cualquier regreso a Dawson's Creek presumiblemente tendría lugar sin Michelle Williams, cuyo personaje Jen (spoiler) muere al final de la serie. Sería lindo ver a Dawson de James Van Der Beek, Joey de Katie Holmes y Pacey de Joshua Jackson volverse a reunir en Capeside para un fin de semana de borrachera y de descubrimiento de alma, pero esta reunión tendría que ser breve. Parte del encanto de Dawson's Creek fue la forma en que mostraba a personajes adolescentes hablando con el vocabulario especializado y la autoconciencia altamente desarrollada de los adultos. "Nuestras vidas han estado tan entrelazadas que a veces siento que me inventaste parcialmente, Dawson, y eso me asusta mucho", una vez dice Joey en confianza. Escuchar a los mismos personajes hablar así ahora sería menos novedoso; simplemente sonarían como cualquier otro treintañero que tuvo una gran cantidad de terapia.

My So-Called Life
Este drama adolescente de mediados de los años noventa protagonizado por unos jóvenes Claire Danes y Jared Leto se ha convertido en una leyenda en parte porque fue muy corto. Los críticos y conocedores amaban My So Called Life porque ofrecía una representación más realista de la angustia adolescente que cualquier otro programa de televisión, pero no logró atraer a un enorme público y fue cancelado después de una temporada. Tratar de revivirlo 20 años después sería difícil; Danes está triunfando con Homeland, mientras que Leto tiene un Oscar y su propia banda de rock. En ese momento, muchos de nosotros estábamos dispuestos a que Angela Chase de Dane tuviera sexo con el soñador Jordan Catalano de Leto, pero verlos juntos en el 2016 sería una especie de anti-clímax. Algunos personajes de televisión simplemente no deberían crecer.

The O.C.
Ambientado entre el acomodado Cali-glamour de Newport Beach este elegante drama adolescente comenzó brillantemente, pero decayó tan mal en la tercera temporada que incluso el regreso impresionante de la cuarta no pudo salvarlo. Es definitivamente un programa con asuntos pendientes, pero si a The OC se le da una segunda oportunidad, no habría lugar para el personaje de Mischa Barton, Marissa, que murió al final de la tercera temporada. Por esta razón, un reinicio parcial en torno a la hermana menor de Marissa, Kaitlin, podría funcionar mejor que un renacimiento directo. Seth de Adam Brody, Ryan de Benjamin McKenzie y Summer de Rachel Bilson podrían tener apariciones especiales ocasionales, y la fabulosa y maquinadora madre de Marissa y Kaitlin, Julie Cooper, podría tener un papel central como una alborotadora vestida en couture. Vamos a darle un título que funcione: The O.C. 2.0.

Buffy The Vampire Slayer
Innovadora es una palabra usada en exceso, pero la serie de fantasía de Joss Whedon la merece. Buffy mostró a una protagonista femenina fuerte, pero imperfecta, de una manera que solo a los hombres se le permitía hacerlo; contó con la primera relación lesbiana en una cadena estadounidense de televisión; y fue consistentemente ambiciosa en forma: un episodio prácticamente no tuvo ningún diálogo; otro se realizó como un musical. Desde que la serie terminó en 2003, Buffy, the Vampire Slayer ha continuado en forma de cómic, pero Sarah Michelle Gellar siempre ha descartado un retorno a la televisión. "Creo que en este momento estoy un poco vieja", dijo el año pasado. En realidad, sería refrescante y empoderador ver a una mujer que se acerca a los 40 como protagonista de una serie de acción en televisión, pero un reboot con una nueva cazadora de vampiros adolescente parece mucho más probable.

Popworld
No le faltemos el respeto a Alex Zane y Alexa Chung, quienes tuvieron la ingrata tarea de hacerse cargo de un programa que se había definido por sus anfitriones, pero si Popworld volviera, tendría que ser con los presentadores originales Simon Amstell y Miquita Oliver. Durante sus cinco años al aire, se las arreglaron para convertir este programa pop de domingo por la mañana aparentemente inocuo en algo único y subversivo. ¿Quién puede olvidar cuando Amstell le ofreció queso a Gwen Stefani en la alfombra roja, o cuando Oliver entrevistó a Lemar desde el otro lado de un estacionamiento solo para poder titular el segmento "Lemar from Afar"? Popworld se extraña mucho en 2016; si todavía no estás convencido, solo imagínate cuánto se divertirían con las estrellas del pop más cuestionables de hoy como Meghan Trainor y Jessie J. Amstell probablemente sería reacio a volver a las glorias del pasado, así que esperemos que Oliver tengo algunos chismes suyos para utilizarlos a su favor.

The Fresh Prince of Bel-Air
Este sitcom de los años noventa es recordado con tanto cariño que ni siquiera la crítica punzante de la semana pasada dirigida a Will Smith por Janet Hubert alias Aunt Vivian puede mancillar su memoria. El año pasado se informó que la productora de Smith estaba trabajando en una nueva versión del programa que trasladaría la acción a Los Ángeles actual manteniendo la sensación de la serie original. Smith al parecer no tiene previsto aparecer en el nuevo Fresh Prince, el cual es un movimiento astuto porque ahora es una estrella demasiado importante como para no eclipsarlo. Dicho esto, no hay ninguna razón por la cual Alfonso Ribeiro no deba volver como el formal primo de Will, Carlton Banks. Incluso podría hacer que los suéteres usados sobre los hombros otra vez estén de moda.

Friends
Obviamente es tentador. Tal vez The One Where They Bring Back Friends for a Reunion Movie, o One Where Netflix Pays a Fortune for a Friends Revival Series. Pero hay demasiadas buenas razones por las que no debería suceder. Si bien el bromista Chandler y la neurótica Monica podrían funcionar bastante bien como personajes de mediana edad, la excéntrica Phoebe y el torpe Joey podrían salir muy mal parados. Si una nueva película o serie de Friends no intenta actualizar el estilo de la serie, se sentiría como un throwback, pero, ¿en verdad sería Friends sin los sets de apariencia falsa y el track cursi de risas de los años noventa? La co-creadora del programa, Marta Kauffman, resumió el problema con cualquier tipo de renacimiento el año pasado cuando dijo: "Friends se trataba de esa época en tu vida cuando tus amigos son tu familia, y cuando tienes a tu familia, ya no los necesitas". Lo mejor es dejarlo ir, reconfortados por saber que tenemos 236 episodios clásicos que volver a ver.

Más de i-D:

#TBT: Lo que extrañamos de los 90

Credits


Texto Nick Levine

Tagged:
Television
paris hilton
Will Smith
Nicole Richie
The O.C.
The Simple Life
Buffy