zapatospantalón: los orígenes de la brillante creación de demna gvasalia

Lo que parece ser una invención extravagante en la pasarela de Balenciaga tiene raíces profundas en la historia de la moda.

|
mar. 14 2017, 4:50pm

Balenciaga spring/summer 17

El otoño pasado Demna Gvasalia presentó su segunda colección para Balenciaga, donde junto con una gama de minifaldas y capas de látex, el diseñador presentó el pantashoe. Este brillante híbrido entre zapato y leggings es un pantalón de espandex, muy ajustado, inspirado en los ochenta, unido en la parte baja y de forma continua a unos zapatos de tacón. Gvasalia regresó a la Semana de la Moda de París el domingo con más pantashoes para el desfile otoño/invierno 2017 de Balenciaga, pero esta vez cambió el rosa intenso y los increíbles estampados florales por una selección de marrones, azules y verdes neón.

Desde el lanzamiento de Vetements en 2014, Gvasalia se ha ganado una reputación por darle un nuevo giro a las piezas clásicas, desde las gabardinas hasta el broche de cristales de la abuela, y con el pantashoe no es diferente.

Balenciaga otoño/invierno 2017

El precursor del pantashoe, la bota hasta la altura del muslo, se remonta al siglo XV cuando los hombres usaban cuissardes, largas botas de cuero hechas para montar a caballo. No fue hasta hace unos cincuenta años que las mujeres adoptaron el calzado hasta la altura del muslo en sus propios guardarropas, gracias a diseñadores como Roger Vivier, que introdujo un par de cuissaders Yves Saint Laurent en 1963. Las botas de cocodrilo hasta el muslo se extendía tan alto y se ajustaban tanto a la pierna que al usarlas debajo de faldas y vestidos parecían unas medias muy estilizadas, de ahí el apodo de 'botas tipo media'.

La eventual transición de la bota hasta el muslo a la combinación de zapato y pantalón fue impulsada por la "primera dama del diseño de zapatos" Beth Levine, y su esposo Herbert. A lo largo de los años sesenta, el dúo hizo diferentes combinaciones de finas medias sintéticas y zapatos de plástico y cuero para crear prendas todo en uno. También contribuyeron a popularizar el spandex y las botas a gogo de vinil que usaron mujeres destacadas como Bridget Bardot y Jane Fonda.

A finales de 1960, los diferentes diseñadores experimentaron con botas que llegaban más allá del muslo. En 1967, Vogue tuvo en sus páginas un par de botas Oscar de la Renta de cuero negro diseñadas por David Evins. La revista llamó al calzado "The Ultimate Boot", escribiendo: "Hemos tenido botas largas antes, ¿pero así de largas?". La nueva bota, que tenía una hebilla a la altura del empeine y un tacón corto y cuadrado, podía enrollarse y sostenerse con un liguero como una pantimedia. El estilo era similar al de las botas con pedrería y un cinturón a la altura del muslo que Rihanna lanzó la primavera pasada en colaboración con Manolo Blahnik.

En 1971, Suzanne Garfield, la hija de un millonario dueño de muchas farmacias, y su hermano Gil inventaron el Pan-T-Boot. A Garfield le disgustaba la manera en que sus botas de tela se arrugaban en el tobillo cuando bailaba, así que diseñó una prenda todo en uno hecha de tejido ligero que era similar al de los trajes de baño. Según lo describió Time, el Pan-T-Boot era "un ceñido pantalón elástico como media y un calzado, todo en un sola prenda". El Pan-T-Boot estuvo disponible en una serie de audaces colores monocromáticos y estampados florales, similares a los que diseñó Gvasalia. Se dice que se agotaron tan pronto como llegaron a las tiendas de la ciudad de Nueva York.

Más de i-D: Sobre cómo los Stan Smith se convirtieron en los tenis favoritos de la moda.

Balenciaga otoño/invierno 2017

Recientemente, hemos visto un resurgimiento de la tendencia de las botas tipo media, con muchos diseñadores como Raf Simons llevando el calzado de vuelta a sus raíces. Simons rindió homenaje a la bota tipo media original de los sesenta con su colección Christian Dior otoño 2015. El diseñador belga combinó sus vestidos rectos y túnicas con una serie de botas de vinil en tonos llamativos como el frambuesa y patrones psicodélicos coloridos que llegaban más allá de la rodilla y desaparecían bajo el dobladillo. Pero, una vez fuera de la pista, quedó claro que sólo eran unas botas largas hasta el muslo.

Gvasalia también experimentó con las botas extremadamente largas durante el desfile primavera 2017 de Vetements el verano pasado durante la Semana de la Alta Costura en París. El diseñador hizo equipo con Manolo Blahnik para crear unas botas stiletto de satén brillante que llegaban hasta la cintura.

"Pensé: 'Esto es divertido, mezclar algo elegante con algo ordinario'", dijo Blahnik sobre la colaboración, que fue inspirada originalmente por un par de sus icónicos tacones en tonos de joyas preciosas. Rihanna lució la versión naranja brillante de las botas sobre un par de shorts de mezclilla cuando se presentó junto a Drake durante el OVO Fest en agosto pasado. Las botas ganaron el premio a mejor colaboración del año en los premios Footwear News' 2016 Achievement Awards.

Pocos diseñadores han sido lo suficientemente audaces para seguir los pasos del Pan-T-Boot y crear un calzado todo en uno. En 2010 Willow Smith fue vista en la alfombra roja de los premios Kid's Choice Awards con un par de tenis Converse en color rosa que se alargaban hasta convertirse en pantalones, pero el calzado que atrajo todas las miradas fue una creación única del diseñador holandes Daryl Van Wouw.

No fue hasta 2013, cuando la ex diseñadora de Jimmy Choo Tamara Mellon lanzó un combo legging-bota bajo su línea homónima, que el look "bant", como algunos lo llaman, se convirtió en el look indicado para lo días libres de modelos como Karlie Kloss. El diseño en cuero es una versión moderna de las botas de los sesenta, sólo que un poco puntiagudo y con tacón cuadrado. Al igual que el pantashoe, los híbridos de cuero elástico y bota de gamuza fueron diseñados para ser usados como pantalones y no como una prenda interior similar a las medias.

"De hecho, estoy muy contenta de que los hicieran, porque todo el mundo pensaba que era una locura -dijo Mellon del pantashoe de Balenciaga. Valida la idea y creo que más personas estarán dispuestas a usarlos ahora que los han visto".

Mientras que Gvasalia pudo haber sido influido por el resurgimiento del "bant", el director creativo de Balenciaga atribuye el diseño detrás del pantashoe a la exploración del fetiche y la Alta Costura de sus colecciones de primavera. La ropa fetichista hecha de cuero y licra ha estado influyendo a la Alta Costura desde que el movimiento punk hizo reapropiación de ella en la década de 1970.

Bandas como los Sex Pistols y Siouxsie and the Banshees sacaron piezas tabú como los arneses y las botas hasta el muslo de la recámara y las llevaron a las calles. A lo largo de los años ochenta, la moda siguió haciendo referencia al estilo bondage y al final de la década modelos usando corsés de satín y micro faldas de cuero aparecieron en los editoriales de moda. Todavía hoy en día, estilos como las siempre populares botas a la altura del muslo y el "bant" emiten una vibra de chica mala y sexy.

Es difícil decir si el ajustado pantashoe se convertirá en un elemento básico del guardarropa como lo fuera alguna vez el Pan-T-Boot, pero a juzgar por los pre pedidos en el sitio web de Balenciaga (algunas tallas ya se agotaron), las mujeres están ansiosas por ponerse los ajustados todo en uno.

Más de i-D: El efecto Manolo Blahnik: cómo el clásico calzado se volvió una sensación avant-garde.

Credits


Texto Erica Euse
Fotografía de pasarela Mitchell Sams
Fotografía de campaña cortesía de Balenciaga