Publicidad

'the get down' es la nueva serie sensación

Hacer algo a partir de nada y de todo: esto es lo que hemos aprendido de la serie más cara de Netflix hasta el momento.

por Tom Ivin
|
12 Agosto 2016, 2:30am

Still from The Get Down

Stranger Things ha acabado, Game of Thrones acabará con la próxima temporada. Pero por suerte, hay un nuevo título en la televisión que no pasará inadvertido. 

Con su divertida cabecera como presentación, The Get Down nos introduce en un romance dinámico de proporciones épicas, obra de Baz Luhrmann, un director que cree firmemente que el amor es capaz de conquistarlo todo. Después de haber aparecido en diversos artículos, Luhrmann se ha asociado con el productor ejecutivo Nas para reavivar la década de los setenta en Nueva York para Netflix, donde el amor imposible se enfrenta a los sueños, la pobreza y unos valores familiares un tanto anticuados.

El curso ha empezado y el calor pegajoso del verano del Bronx de 1977 rebosa de una energía juvenil incontenible. Con sus cálidos tonos sepia, más grano que un proyector podría soportar, e imágenes de archivo de trenes del mentro cubiertos de graffiti, The Get Down es un drama de la era disco lleno de ritmo y energía (con mucho estilo y pelos afro impecables, como el que luce Jaden Smith).

Más de i-D: El crew de BMX del Bronx

Había personas sin hogar pero también había un refugio en las discotecas. Había conflictos pero también un amor generalizado por la música. Había guerras entre bandas pero también lazos familiares.

Tanto si hay que ir a la discoteca para ligarte a esa chica o ir a buscar un lugar para pintar un graffiti, lo que cuenta es actuar y actuar rápido. Hay que dar un paso hacia adelante y hacer lo que sea para salir del Bronx y cruzar el East River, aunque para ello te tengas que meter en una pelea o enfrentarte a tus padres.

The Get Down nos enseña que nada es más pertinente que las palabras, la música, el movimiento, el amor, la sinceridad, el estilo, la hermandad y la familia. Nos enseña que la fuerza cuenta y los sentimientos importan, con un coste de producción más alto de lo que te podría llevar un gramo de coca de los 70, una banda sonora de lujo y un reparto alucinante. Nos ofrece la efervescente escena del Nueva York de los 70 que empieza justo donde Vinyl de Scorsese tuvo que acabar.

Cuando hay un vacío no hay nada que hacer más que volver a empezar. Dar el primer paso y buscar una relación. Ahora que tenemos un futuro incierto sobre la política de nuestro país, Donald Trump adelanta más que nunca en la carrera hacia la presidencia de los EE.UU. y el crimen y los actos de terrorismo crecen por todo el planeta, podemos imaginar que pueden salir varios movimientos de entre los escombros.

Los jóvenes harán lo que siempre han hecho, que es simplemente escuchar música y bailar. Juntos, consumiéndose como velas, bailando como si nadie les observara y siempre teniendo un objetivo en mente. Siempre esforzándose por conseguir algo. Cuando el Bronx se consume, construyen su propio nuevo mundo.

'¿No sabes qué diablos es el get down?' Es tu nueva serie de Netflix favorita que te enseñará cómo puede surgir algo imparable a partir de las cenizas. Ve el trailer aquí.

Más de i-D: Viaja al NY sin ley de los años setenta 

Credits


Texto Tom Ivin