derek ridgers: el punk antes y el punk ahora

El fotógrafo abre su archivo punk de 1977 mostrando la escena incendiaria de esos primeros años.

por Felix Petty
|
09 Junio 2016, 1:22am

¿Cómo escribir sobre el punk sin evitar clichés? ¿Qué testamento puede hacer justicia a la energía de la música, la rabia escupida, el impulso nihilista de destruir todo? ¿Es posible para todos los que no estuvimos ahí entender el impacto apocalíptico que tuvo en la cultura juvenil? El punk destruyó todo y luego lo reconstruyó.

La posición del punk, una reacción a la situación del mundo como lo fue en los años 70, mientras la sociedad se sentía al borde del colapso, una sociedad con Thatcher al acecho. ¿La posición del punk ahora? ¿Un espíritu que aún vive? ¿Tan necesario como siempre? La sociedad todavía al borde del colapso. O el punk es ahora una pieza de museo, atrapado en algo gelatinoso, irrelevante. Ese es el dilema en el cual el punk se encuentra, 40 años después, tan polémico como siempre. Este es el paisaje que el nuevo libro de Derek Ridgers, Punk London 1977, describe.

Las fotografías de Derek Ridgers destacan como un monumento indiscutible a la vitalidad, originalidad y espíritu de las subculturas iconoclastas de Londres, imperdibles, esvásticas e indumentaria de bondage. Capturó la explosión de la moda que siguió a la gran explosión del punk en 1977; fotografío a skinheads y los new romantics, mods y rockeros, niños de la calle y estrellas del club, inmortalizando y definiendo la cultura juvenil, confiriéndole una gravedad atemporal.

El punk cambió todo, incluso al mismo Derek. En 1977 era un director de arte con cardigan en una agencia de publicidad en el West End, así como fotógrafo la mitad del tiempo, una generación más grande que los niños iconoclastas del punk, viajó hasta la apertura del Roxy y cayó en la documentación de la explosión cultural que estaba sucediendo.

Entre la apertura oficial el día de Año Nuevo de 1977, y su cierre en abril de 1978, el escenario de Covent Garden fue sede de casi todo el mundo, The Clash, Sex Pistols, The Buzzcocks, The Damned, Wire, Siouxsie Sioux ... Derek Ridgers estaba ahí, girando su cámara a la audiencia, documentando su nueva visión de la cultura contemporánea, antes de que se convirtieran en estereotipos.

Para celebrar el 40 aniversario del punk, Derek abre, por primera vez desde 1978, su archivo de imágenes tomadas en el Roxy y el Vortex, para coincidir con el aniversario del Punk London. Nos sentamos con el icónico fotógrafo para hablar sobre el punk de entonces, el punk ahora, y la hoguera de vanidades del punk de Joe Corre.

¿Ya te aburriste de hablar de punk?
No, en lo absoluto. No he hablado mucho sobre el punk y la verdad es que, a pesar de que yo estaba ahí, era un completo extraño. Getty tiene una fotografía de mí en el Roxy, estaba vestido como si estuviera en la oficina; en ese caluroso, escandaloso y sudoroso club yo estaba con mi cardigan con cuello en V. Toda mi vida ha sido desde la perspectiva de alguien que lleva un cardigan con cuello en V en lugares inapropiados. A menudo intencionalmente.

¿Crees que ponemos demasiado apego emocional al momento en que el punk fue creado?
Bueno … una cierta generación lo hace. Era un momento clave en la definición cultural de una generación, un verdadero cambio sísmico artísticamente. No tenía el mismo efecto con los niños cool de mi generación porque teníamos el Summer Love y podíamos recordar cuando bandas como Pink Floyd y Jefferson Airplane eran vanguardia. Todas las cosas que el punk se suponía estaba en contra.

¿Es posible que los que no lo vivieron, puedan comprender el impacto del punk en la cultura pop?
Lo más probable es que no, pero si lo piensas ¿por qué habrían de hacerlo? Cada generación tiene sus propias obsesiones y pánicos morales.

¿Las imágenes instantáneamente te transportan a esa época?
No, en realidad, para ser honesto. Creo que estaba demasiado viejo en ese entonces para que las fotografías tuvieran ese efecto. Además, he estado viviendo con estas imágenes durante 40 años, estas imágenes se han convertido en mi realidad cotidiana.

¿El punk te cambió?
Inmediatamente antes y durante el punk estaba trabajando como director de arte en una agencia de publicidad en el West End. Seguí trabajando ahí un poco después pero el éxito inicial de mis fotografías, fueron mostradas en el ICA en 1978, me dio el primer atisbo de una idea que podía dejar de ser director de arte y convertirme en un fotógrafo profesional. El punk me dio oportunidades tanto social como profesionalmente de hacer grandes cambios en mi vida. Todavía me tomó un par de años para lograrlo, pero las semillas se sembraron gracias al punk.

En 1977 tenía una familia joven y vivíamos en un mal estado. Mi familia estaba siendo sometida a una gran cantidad de acoso por parte de algunos de los niños locales. Pensé en una forma, also desviada, para detenerlo. Conocí y me hice amigo de un par de los chicos a los que los más jóvenes admiraban. Básicamente niños agradables, pero ambos un poco salvajes. Y sólo un poco mayor que los que estaban causando mis problemas familiares.

No les pedí su ayuda, a pesar de eso, nos volvimos amigos. Les di algunas camisetas punk gratis y puse sus nombres en la lista de invitados del Uxbridge para un concierto de la banda Penetration. Una banda de skinheads apareció, atacó a la banda y hubo un mini disturbio. Estaba justo en el centro de eso y casi me rompen las piernas. Los muchachos que lleve al concierto estaban bastante aterrorizados.

Después de eso, mis nuevos amigos no querían ir a ningún concierto punk. Pero por alguna razón, el acoso se detuvo de la noche a la mañana.

¿Quién fue la banda más importante para ti que salió de la escena punk?
Esa es una pregunta fácil. Los Sex Pistols. Sin ellos, ¿algo de eso habría sucedido? Lo dudo. Y musicalmente, The Clash en 1977, fue una de las mejores bandas en vivo que he visto. Como un acto en vivo, decayeron después de 1977, pero cuando estaban bien, creo que nunca ha habido una banda que tuviera un compromiso tan feroz en el escenario.

¿Por qué crees que el punk fue tan impactante en 1977?
Fue impactante porque debía serlo. Los diseños de Malcolm McLaren y Vivienne Westwood para su tienda Seditionaries intencionalmente utilizaron imágenes impactantes ante la indignación de Inglaterra. Y lo consiguieron.

¿Se sintió como algo de carácter político?
En realidad no, porque, después de que todo lo que se dijo e hizo, se trataba de ropa y música pop, ¿no? Pero desde luego molesto a algunos políticos. El más notable fue el Consejero de Londres Bernard Brook Partridge, quien fue citado diciendo: "Los Sex Pistols mejorarían enormemente con una muerte súbita. Me gustaría ver a alguien cavar un enorme agujero y enterrar a la gran cantidad de ellos en él". ¿Qué pasó con él eh?

¿Cuál es su opinión sobre que Joe Corre, hijo de Malcolm McLaren y Vivienne Westwood, haya quemado su colección de memorabilia del punk?
Estoy desconcertado, pero aparte de eso, no estoy seguro que mi posición realmente me de derecho a tener una opinión acerca de esto, ¿no crees?.

En ese momento yo estaba al margen, simplemente observando y mi perspectiva sigue siendo esencialmente la misma. El punk significaba algo antes, en el contexto de la época, pero aparte de históricamente, en realidad no significa lo mismo ahora. Así que le diría esto a Joe Corre. El punk está vivo y bien, pero no es tu punk. Pertenece al mundo ahora.

¿Tiene el punk todavía tienen un lugar en la cultura contemporánea?
En el Reino Unido, aparte de las bandas revivalists que aparece de vez en cuando para tocar tres acordes de un punk rápido en voz alta, no deja de ser una cosa de moda ahora. Y, con toda honestidad, ¿por qué no debería serlo?

En el resto del mundo, se ha visto totalmente diferente. Es un estilo de vida. Encuentras punk japoneses y los punks en el este de Los Ángeles. Es algo global ahora. Algunos de ellos, tal vez incluso la mayoría, no tienen ni idea de Malcolm McLaren y Vivienne Westwood. Muchos de ellos tienen mohicanos (que nadie tenía en el 76-77) y que también está bien. ¿No era uno de los principios originales del punk que no había reglas? Un montón de gente se atreve a decir "esto es punk" y "esto no es punk", pero todo evoluciona.

Si el punk significa algo para los jóvenes hoy en día y les da suficiente fuerza para levantarse de su aburrimiento y hacer algo, ¿a quién le importa si se adhiere a un conjunto de principios nebulosos, ya algo olvidados, desde antes de que nacieran?

Pre-ordena Punk London 1977 aquí.

Credits


Texto Felix Petty
Fotografía Derek Ridgers