Publicidad

¿qué se interpone entre un diseñador y calvin klein?

Esta semana Calvin Klein anunció una nueva estrategia global que significa que la compañía se separará de los diseñadores que han estado al frente de su marca por trece años, Francisco Costa e Italo Zucchelli. Anders Christian Madsen analiza el más...

por Anders Christian Madsen
|
21 Abril 2016, 4:05pm

En la más reciente reforma de la industria de la moda, esta semana el corporativo Calvin Klein anunció: "una nueva estrategia creativa global para la compañía, la cual unificará todas las marcas de Calvin Klein bajo una sola visión creativa". ¿El mayor resultado hasta ahora? Sus dos diseñadores, Francisco Costa (womenswear) e Italo Zucchelli (menswear) dejarán la compañía después de trece años al frente de las líneas de Calvin Klein Collection, abriendo paso para que un nuevo diseñador se quede a cargo. Y mientras que titubeo en alimentar un rumor que está corriendo por toda la industria llena de explotados diseñadores, todos están volteando hacia Raf Simons. El diseñador belga es un fanático declarado de Calvin Klein y un agente libre actualmente, la coordinación de estas circunstancias difícilmente es coincidencia. Cuando Simons dejó Dior la temporada pasada diciendo que tenía demasiado trabajo y muy poco tiempo, inició un debate en la moda acerca de las presiones que tienen los diseñadores y un ciclo de la moda que necesita una seria reestructuración. Si se convierte en el nuevo diseñador para Calvin Klein, es poco probable que tenga la misma cantidad de trabajo que la que tenía en Dior. Si él es el nuevo diseñador será gracias a que PVH —dueños de Calvin Klein y Tommy Hilfiger— le habrá permitido crear una estructura más humana ahí, la cual podría revolucionar la misma naturaleza de cómo el sistema de la moda y sus diseñadores trabajan.  

Poniendo los rumores de lado, si pensábamos que los niveles de suspenso en la moda no podían estar más altos de lo que han estado este año, el anuncio de Calvin Klein sobre la separación con Costa y Zucchelli después de sus residencias de trece años significa que hay una nueva agenda en la industria. Desde 2014 los diseñadores han ido y venido en las casas como Maison Margiela, Gucci, Balenciaga, Lanvin, Berluti, Brioni, y Saint Laurent. Suponiendo que la decision de irse no haya sido de Costa y Zucchelli, la movida de Calvin Klein causa controversia en una industria donde los diseñadores no son despachados a la ligera. Pero sí hace eco a lo que le sucedió a Alber Elbaz el año pasado cuando lo corrieron de Lanvin porque supuestamente no cumplió con las expectativas del dueño, Shaw-Lan Wang. Fue una movida inesperada, que muchos no comprendieron, simplemente porque no había hecho nada malo —esto significa nada controversial, por lo menos no del mismo estilo que lo que sucedió con John Galliano en Dior. La antigüedad de más de diez años de Costa y Zucchelli en Calvin Klein se ha caracterizado por reseñas sin sorpresas y poco ruido. ¿Quizá eso haya sido el problema? Mientras que Hedi Slimane estaba ocupado llevando al viejo Saint Laurent a nuevas alturas y John Galliano extasiaba a los críticos en Maison Margiela, las colecciones de Calvin Klein —aunque fuertes y más increíblemente dirigidas— no pudieron competir en este juego de la atención. 

Lo que más ha funcionado para Calvin Klein es la nostalgia que rodea a la marca —y en específico la línea secundaria, cK— por lo que ha parecido los siguientes cinco años. Todo alrededor del paisaje del estilo urbano, gente que ni siquiera había nacido para la mayor parte de los noventa ha estado usando camisetas cK y bañándose en ck One, recurriendo al apogeo de Calvin Klein cuando Christy Turlington y Kate Moss se veían frágiles y pecosas en la campaña en blanco y negro. Mientras que las colecciones y las campañas de cK de los últimos años no tardaron en acoger esa nostalgia, parecía que todo era ignorado en la colección principal hasta que Zucchelli presentó sus suéteres para otoño/invierno 2014, con el nombre de varias de sus fragancias bordadas al frente. Si existe una emoción en las calles para un mayor renacimiento de Calvin Klein, no se veía reflejado mucho en las pasarelas donde Costa y Zucchelli estaban, en cambio, explorando referencias mucho más complejas en colecciones que fueron indudablemente hermosas, pero quizá menos accesibles para la audiencia de la generación de las redes sociales. En una entrevista en 2013 yo le pregunté a Costa acerca de su cita favorita de Calvin Klein (Klein vendió la compañía a PVH en 2002 y la dejó en 2003): "Representamos lo moderno, lo contemporáneo, lo sofisticado, lo puro, lo natural y muchas veces minimalista. Consistente", Costa cita a Klein. "Y representamos el sexo en gran medida. Somos una marca que puede afectar a la juventud y a la gente de cualquier edad". Para el próximo diseñador de Calvin Klein esa filosofía tiene más peso que nunca.   

Más de i-D:

Francisco Costa e Italo Zucchelli se van de Calvin Klein

La nueva campaña de Calvin Klein, sí que va a vender

Calvin Klein otoño/invierno 2016

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Harry Carr, Calvin Klein Collection, primavera/verano 2015

Tagged:
Calvin Klein
anders christian madsen
francisco costa
italo zucchelli